• HOY

    12°
    MIN
    20°
    MAX
     

    cielo claro

  • Viernes 28

    22°
    MIN
    26°
    MAX
     

    nubes

  • Sábado 29

    23°
    MIN
    30°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 30

    16°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Lunes 01

    12°
    MIN
    14°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Martes 02

    12°
    MIN
    19°
    MAX
     

    nubes

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 6.150

  • EURO 

    compra
    G. 6.730

    venta
    G. 7.230

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.320

    venta
    G. 1.620

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

23 de Marzo de 2017

 

Algo huele a podrido en Derecho UNA

Por Natalia Daporta

Algo huele a podrido en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). No es una tierna podredumbre, sino una que viene de antaño y hunde sus raíces en la noche de la dictadura stronista. Es además una podredumbre transversal, que afecta a todos sus estamentos: docentes, directivos y estudiantes.

El último episodio que puso de resalto esta situación fue la campaña proselitista para elegir autoridades del centro de estudiantes, cuya gestión durará un año. Las elecciones se realizarán mañana y es notorio el afán de algunos candidatos por valerse de lo que sea para obtener el cargo. Está claro que nadie, menos un estudiante que se supone que por su condición de tal y su edad tiene acceso a recursos limitados, derrocharía millones de guaraníes si no espera recuperar lo gastado de una u otra manera. En este caso, se ve que, siguiendo la tradición de esa Facultad pública, las expectativas de ganancia se relacionan con el acceso al poder y con tener la posibilidad de dar un mordiscón a la torta estatal desde los cargos públicos.

Por eso el derroche. Los candidatos a presidir el centro estudiantil de Derecho tiran la casa por la ventana. Lo que importa es ganar, y no con propuestas que buscan beneficios razonables para el estamento estudiantil, sino con semisobornos o una variante más “fashion” del clásico vaca’i y gaseosa: whisky y Jägermeister (licor alemán), viaje a una playa extranjera y hasta un auto como premios de sorteos. Otro grupo ofrece una festichola con costosos conjuntos musicales. Todo gratis para “la perrada” que apoye el movimiento.

Se trata de los tempranos pichones de políticos cuyas caras, sin duda, seguiremos viendo con el correr de los años, sentados en sillones de magistrados, en escaños de cargos electivos o en oficinas de ministerios. En este caso vale recordar el viejo adagio “árbol que crece torcido, jamás su tronco endereza”.

Al decidir que pueden sobornar a sus colegas estudiantes y a la vez votantes con fiestas regadas con canilla libre de alcohol y tentarlos con la posibilidad de ganar un automóvil y un viaje al litoral de Brasil, están marcando la pauta de la manera en que se comportarán en sus gestiones futuras en cualquier ámbito.

El caso de Alejandra Vera González, hija del ministro de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Hugo Vera, es particular. Ella es una de las candidatas a presidir el centro estudiantil y con un estilo avasallador y derrochador está decidida a lograrlo. En el 2014 se declaró insolvente para acceder a una beca de la Universidad Nacional, aunque ya entonces tenía un cargo en el Ministerio Público. De la insolvencia pasó a la dilapidación y a disponer de una pequeña fortuna para ganarse la simpatía de sus compañeros.

Como es histórico, la Facultad de Derecho funciona como una seccional colorada y cada movimiento en pugna suele responder a una facción de dicho partido y, en algunos casos, a otros signos partidarios. En esta ocasión Vera simpatiza con el cartismo.

En la fiesta de cierre de campaña que organizó la citada joven ocurrieron desmanes y agresiones a periodistas que registraban su discurrir. La agresión provino de estudiantes allegados a la candidata. Es otro elocuente símbolo de un modo de gestión que se pretende superar, pero que está muy arraigado. Son futuros abogados y probables futuros funcionarios que buscan coartar la libertad de información y expresión y que están dispuestos a recurrir a la violencia para lograrlo.

¿Cuál es la responsabilidad de las autoridades de la facultad, cuyo decano es Raúl Torres Kirmser, también ministro de la Corte Suprema Justicia? ¿Y del rector de la universidad, Abel Bernal? Muchísima e ineludible. Los casos que comento más arriba son apenas ejemplos de lo mal que funciona todo en una casa de estudios que sigue siendo una de las más importantes del país.

La universidad no puede avenirse a un estado de cosas corrupto e injusto. Debe ser ejemplar y debe revolucionar. Pero poca esperanza le cabe a la ciudadanía si quienes hoy se preparan en su seno para ser los próximos conductores del país comienzan con el derroche, la mentira y la violencia. A la juventud, sobre todo, le cabe buscar a los mejores dirigentes.

ndaporta@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo