• HOY

    23°
    MIN
    32°
    MAX
     

    cielo claro

  • Jueves 22

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Viernes 23

    21°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia muy fuerte

  • Sábado 24

    21°
    MIN
    26°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Domingo 25

    18°
    MIN
    24°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Lunes 26

    16°
    MIN
    25°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.800

    venta
    G. 6.000

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.600

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

09 de Setiembre de 2018

 

Corruptos no, tilingos sí

Por Gustavo Laterza Rivarola

Hay en el mundo políticos muy chiflados. Uno de aquellos, el japonés Matayoshi, se hace llamar “Jesús”, proclamándose reencarnación del Nazareno. Hace dos décadas pide votos para ser primer ministro y, desde allí, dirigir el Juicio Final. De ganar necesitará magistrados para llevar ese juicio. Veamos de enviarle algunos.

En un pueblo de España, durante 29 años gobernó un alcalde rockero, que daba conciertos gratuitos. En Reus, allá por los 70, un concejal se presentaba como el segundo Elvis, vestido como el ídolo de Tennessee. Proponía cultivar marihuana (hoy no es novedad) y exigía construir lo que denominaba un “follódromo”.

En Polonia, en 1990, un candidato fundó el Partido de los Amigos de la Cerveza, con el plan de que, promoviéndola, se erradicaría la terrible vodka de la dieta nacional. Inicialmente su partido consiguió 16 escaños; aunque, al parecer, la cerveza no reemplazó a la vodka sino que se sumó a esta, conformando ambas una especie de alianza electoral. En el mundo son numerosos los candidatos que basan su campaña en la reducción del precio de la cerveza, asunto que demuestra ser una de las mayores preocupaciones populares en Latinoamérica.

Una candidata feminista prometió dotar a las mujeres de detectores GPS para protegerse contra varones violentos. Después del lapidamiento crítico de sus mismas correligionarias, invirtió la oferta y anunció que se los pondría a los varones. Un político imaginativo, aunque pesimista, aseguró que, de ganar, proveería 60.000 servicios funerarios, con féretro incluido, durante los primeros tres años. Otro, también mexicano, amenazó a los conductores ebrios con hacerles plantar cinco arbolitos a las cinco de la mañana posterior a la borrachera.

El conocido clown brasileño Tiririca ganó una banca de diputado con el plausible lema “Peor de lo que está no podrá ser” (algo que bien podría repetirse en cada campaña comicial). En realidad, cada ámbito produce sus políticos especiales, desde los típicos populistas que prometen todo lo que las encuestas revelan que gustará, hasta los que confían en su inspiración. En 2012 el “empalador” Jonathan Sharkey lanzó su candidatura a la presidencia de EE.UU. promoviéndose como descendiente de Drácula, o sea, como vampiro aristócrata. De sangre no hablaba, pero prometía reducir el precio de la gasolina a un dólar el galón. Su adversario apuntaba directo al mentón de Drácula junior: iba a suprimir los mataderos y convertir a todo el mundo en vegetariano.

Un candidato colombiano, Fabio Correa, que adoptó el alias Moshe Esho Muhammad Al-faraj Thezion, no se dejaba fotografiar sonriendo porque se declara estar muy enojado con la política. Prometía repartir gratis paneles solares y conformar una fuerza militar de combate del espacio.

En cuanto a eslóganes, el “Let’s make America great again”, por ejemplo, inaugurado por Ronald Reagan y reciclado por Trump, es grandilocuente y pegadizo. Comparable con nuestro “We’ll sleep again outdoors, on the catre, under the mango tree” (que en inglés suena mejor que en macá). Fuera de esto, aquí, en verdad, en materia de frases de impacto no somos muy creativos.

En cuanto a propuestas electorales, una genial fue aquella de instalar una colonia paraguaya en la Antártida, que no se la tomó en cuenta siendo un proyecto muy interesante. Díaz Verón, por ejemplo, estaría allá mucho más seguro que en Tacumbú o en Viñas Cue. 

El humorista Omar Obaca anda proponiendo que los argentinos, en vez de seguir robándose entre ellos, cooperen patrióticamente para robar las reservas de los EE.UU. Tiene el plan completo, anuncia.

El legendario médico Hipócrates afirmaba que una locura grave hace desaparecer una moderada, así como un dolor intenso, uno moderado. Hasta ahora nadie observó que un solo político tilingo hace olvidar a cien políticos estándar. ¿Por qué aquí no se aplicó aun esta exitosa fórmula? Nos sobran corruptos y argeles, pero andamos escasos de chiflados simpáticos, a quienes, por cierto, nadie escrachará. Es hora de invertir la proporción.

glaterza@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo