07 de Diciembre de 2017

 

En contra de la violencia

Por Blanca Lila Gayoso

Cada día aumenta la cantidad de casos de feminicidio en nuestro país. Se registran por lo menos tres casos a la semana, lo que resulta verdaderamente alarmante. Esta situación merece un profundo análisis y reflexión de parte de todos los miembros de la sociedad. Y somos nosotras, las primeras que tenemos que debatir y ver qué podemos hacer para detener este flagelo.

Tenemos la flamante Ley 5777 que protege a la mujer de todo tipo de violencia. Hace apenas un año que se promulgó y muchas congéneres todavía no están informadas sobre el contenido de esta normativa. Hay que publicar la ley y regalar la ley a cada compatriota para que conozca sus derechos. Y lógicamente, también debe llegar a los varones.

En las escuelas, colegios y universidades, se debe discutir sobre este tema, y los medios de comunicación tienen que dar más espacio al asunto. La Iglesia, sea católica o protestante, igualmente puede colaborar evangelizando a sus fieles. No desconocer el papel de las redes sociales, y sobre todo, exigir que las instituciones públicas cumplan con su trabajo y funciones. Pero como se trata de un asunto de lo más importante, es la educación, la familia tiene su enorme papel.

Sabemos que la violencia es una plaga mundial y que su auge obedece a varias causas. Algunos le atribuyen al machismo, los celos y la independencia económica de la mujer. Lo que resulta extraño es que a medida que se elaboran más leyes de protección, más asesinatos se producen. Pareciera que el varón se encuentra intimidado ante esta realidad que se le presenta: la mujer perdió completamente el miedo porque se siente protegida.

La mujer es un ser sublime, porque es la encargada de dar vida. Lleva nueve meses en su vientre a un nuevo ser, a una personita, que es toda ternura y esperanza. También ella es la gran educadora y formadora de la familia. El esposo ya no es simple proveedor de alimentos, sino que le corresponde igual responsabilidad de hablar, contener, atender y entender a los hijos. Tampoco el hecho de que seamos protegidas por las leyes no nos otorga licencia para faltar el respeto a los hombres, desvalorizarlos, humillarlos o amenazarlos constantemente. Al contrario, el aumento de actos de violencia debe obligarnos a mirar las cosas bajo otra óptica y comportarnos de manera diferente.

El consumismo, la moda, los bailes y músicas eróticos, así como el consumo de drogas y alcohol llevan hacia un mundo de descontrol, donde puede ocurrir cualquier desgracia. Las tentaciones que nos ofrece la publicidad pueden subyugarnos si no usamos la cabeza y la fortaleza psíquica y moral que dan los valores aprendidos en la casa.

Podemos cambiar esta situación enseñando con el ejemplo. Que nuestros hijos comiencen por respetar a los mayores, que pidan la bendición a sus padres, tíos, padrinos y abuelos. Que practiquen una vida espiritual, leyendo la Biblia y asistiendo a misas y cultos. Cocinemos los domingos sus platos favoritos y no permitamos que vivan por los shoppings y amanezcan borrachos y drogados por las calles. Acompañarlos en forma permanente es el único secreto de la buena crianza. Y las mujeres tenemos que recuperar la sencillez, la femineidad, la humildad, la dulzura, ternura, fidelidad, el decoro, la inteligencia y sensibilidad que nos dio el Creador para ser compañeras de los hombres. Somos las reinas del hogar, y debemos llevar las coronas con dignidad y altura moral. Tener en cuenta lo que dice en la Biblia en el capítulo de los Proverbios; “La mujer sabia edifica su casa y la necia la desbarata”.

blila.gayoso@hotmail.com

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo