• HOY

    20°
    MIN
    28°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 23

    17°
    MIN
    28°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 24

    19°
    MIN
    29°
    MAX
     

    cielo claro

  • Lunes 25

    19°
    MIN
    28°
    MAX
     

    cielo claro

  • Martes 26

    21°
    MIN
    28°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Miercoles 27

    20°
    MIN
    28°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.980

    venta
    G. 6.200

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.080

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.630

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

13 de Febrero de 2019

| DESDE EL YBYTYRUZÚ

La intención que no sirve

Por Caio Scavone

La producción agrícola en el Paraguay es una de las actividades más remotas, y hasta nuestro tiempo ocupa un sitio privilegiado en materia de ingreso de divisas al país y como motor generador del dinero que de manera interna le deja al Paraguay.

La parcialidad indígena “los Carios” ya cultivaban y eran buenos agricultores, que posibilitaron la producción del maíz, de la papa y otros rubros de consumo. Los españoles de la conquista quedaban felices de la vida al tener en Asunción y sus alrededores buena comida de origen agrícola, peces y animales silvestres.

La vida siguió, y llegó la época de la explotación y comercialización externa de la yerba mate, y luego las naranjas. El país siguió produciendo alimento, y el rubro agrícola continuó siendo la actividad principal que servía para apuntalar el progreso y la calidad de una vida mejor de los paraguayos.

Después se insertaron al país otros rubros, y durante años el algodón y su cadena productiva les dieron a sus productores un auxilio económico de gran valor. Fue durante años el buque insignia de la producción paraguaya, y el algodón paraguayo llegó a muchos confines de este mundo. La caña de azúcar llegó al país apenas entró el 1900, y hasta hoy sigue siendo una actividad que permite al Paraguay conocérselo mediante su almíbar, su alcohol, su azúcar orgánico y sus derivados. Lastimosamente, decayó bastante su producción, pero azucareras como AZPA y otras indican el camino a seguir con su cultivo, manejo, producción y comercialización.

El Paraguay hoy es fuerte productor empresarial de la soja, de maíz, de arroz, de maní y de trigo mediante la agricultura mecanizada iniciada en décadas de 1970. De ahí en más, la producción de este tipo fue creciendo, y hoy equivale al único país subtropical que exporta trigo y su harina junto a los otros rubros mencionados como fuente de buenos ingresos. La producción agrícola mecanizada se encuentra en otra frecuencia merced a los productores organizados en empresas, corporaciones, cooperativas y en unidades de diversa índole. Lo mismo vale para la producción ganadera.

El drama agrícola del Paraguay radica en unos casi 300.000 agricultores encuadrados dentro de la agricultura familiar. El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de su Dirección de Extensión Agrícola (DEAg), debe cuidar y transferir tecnología a los agricultores. Sus 705 técnicos de campo apenas dan una ínfima cobertura a 60.000 familias campesinas. Tiene un déficit de 250 técnicos y apenas dispone de 200 vehículos en el campo, de los cuales 85 están en buen estado, y el resto, calamitosamente. De los 705 empleados, 200 son administrativos y auxiliares, y el 80% de sus 182 oficinas diseminadas en el Paraguay no disponen de equipos informáticos. Para colmo, los aumentos de sueldos de los funcionarios del MAG se hacen desde el Parlamento. Una verdadera vergüenza.

La DEAg tiene dos modalidades de contrato: por unidad de tiempo (UT) y por producto (PP), y ambos tipos de contratados deben dar asistencia con sus móviles propios. Una estrategia que puede mejorar en algo la asistencia integral a los necesitados campesinos. Se espera que el MAG regrese a su quehacer y obligación: la de entregar cobertura técnica, capacitación integral, conocimiento de las buenas prácticas agropecuarias, actividades educativas, y ya no dedicarse a entregar insumos que para la nada sirve.

Así, la extensión agrícola no pasa de ser una intención y, siempre se supo, no hay cosa más cara de la que gratuitamente entrega el MAG a los campesinos del Paraguay...

caio.scavone@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo