• HOY

    19°
    MIN
    25°
    MAX
     

    RELAMPAGOS A LA VISTA

  • Lunes 19

    17°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo escasamente nublado, vientos del sureste.

  • Martes 20

    19°
    MIN
    32°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado, vientos variables.

  • Miercoles 21

    22°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del noreste, luego variables.

  • Jueves 22

    22°
    MIN
    34°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos variables.

  • Viernes 23

    24°
    MIN
    34°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones dispersas.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.800

    venta
    G. 6.000

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.600

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

15 de Octubre de 2018

 

Matrimonio y emparejamiento

Por J. Montero Tirado

El deseo de cambio de nuestra vigente Constitución Nacional de 1992 es promovido públicamente por los expresidentes de la República, aspirantes a repetir el cargo. Se quedaron con hambre de poder y seguir gobernándonos. Pero el deseo de cambio de la Constitución también mueve a otros ciudadanos, que buscan cambios constitucionales porque tienen otras aspiraciones que la Constitución Nacional no les permite. Un grupo de estos ciudadanos lo constituyen los que desean y se consideran con “derecho” al matrimonio homosexual. Con nuestra Constitución , eso es imposible legalmente, porque para nuestro derecho el matrimonio lo constituyen un hombre y una mujer, como está expresamente dicho en la Constitución.

Efectivamente, el matrimonio es eso. La palabra matrimonio viene del latín, etimológicamente está compuesta de dos componentes: “matri” (dativo en su declinación) de mater-tris, que se traduce “a la madre” y “monio” del verbo munire, que significa munir sustentar, “dotar a una persona , institución o cosa de lo necesario para su función”. Matrimonio, por tanto, es la unión con una mujer por parte de quien puede ofrecerle (el varón) lo que ella necesita para convertirse en madre y realizar en plenitud su función de madre.

Es evidente que en la unión de dos varones ninguno puede ser madre; y en la unión de dos mujeres ninguna puede convertir en madre a la otra, porque ninguna de las dos tiene espermas para hacerlo.

Un varón se puede emparejar con otro varón y una mujer con otra mujer, pero no pueden matrimoniarse, porque ninguno de los dos puede realizar la función fundamental del matrimonio ni la materno-paternidad conjunta del fruto de sus intrínsecas fecundidades biológicas.

Hay matrimonios sin hijos, en los cuales la mujer, si es estéril, no realiza su función de madre, aunque el varón le “dote de lo necesario para convertirla en madre”, o porque la dotación del varón es estéril o por decisión de ambos que mantienen las relaciones evitando la fecundación, lo cual institucionalmente es accidental y estadísticamente reducido.

Las sociedades protegen el matrimonio con leyes y lo constituyen institución porque el matrimonio es la base de la familia y la familia es la célula vital generadora de la sociedad.

Lo que sobre el matrimonio dice la lingüística, la tradición, la experiencia, la ética, la moral y la ciencia lo confirma el reconocimiento internacional de los ¨derechos humanos”.

En Estrasburgo (Francia) con sentencia del 9 de junio del 2016, por unanimidad, el Tribunal de Derechos Humanos más importante del mundo estableció textualmente que “no existe el derecho al matrimonio homosexual”.

El cronista del Tribunal de Estrasburgo comenta: “Los 47 jueces, de los 47 países del Consejo de Europa, que integran el pleno del Tribunal de Estrasburgo (el tribunal de Derechos Humanos más importante del mundo), han dictado una sentencia de enorme relevancia, la cual fue y es sorprendentemente silenciada por el progresismo informativo y su zona de influencia.

En efecto, por unanimidad, todos los 47 jueces, han aprobado la sentencia que establece textualmente que “no existe el derecho al matrimonio homosexual”.

El dictamen fue fundado en un sinfín de considerandos filosóficos y antropológicos basado en el orden natural, el sentido común, informes científicos y, por supuesto, en el derecho positivo. Dentro de esto último fundamentalmente la sentencia se basó en el artículo No. 12 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Dicho artículo equivale a los artículos de los tratados sobre derechos humanos, tal el caso del 17 del Pacto de San José y al N° 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

En la histórica y nada difundida resolución, también ha dicho el Tribunal que la noción de familia no sólo contempla “el concepto tradicional del matrimonio, a saber, la unión de un hombre y de una mujer” sino que no se debe imponer a los gobiernos la “obligación de abrir el matrimonio a las personas de mismo sexo”.

En cuanto al principio de no discriminación, el Tribunal también añadió que no hay tal discriminación dado que “los Estados son libres de reservar el matrimonio únicamente a parejas heterosexuales”.

Pregunto: ¿Por qué dar a los emparejamientos homosexuales el nombre, tratamiento y derechos de matrimonio si no lo son ni tienen sus funciones y responsabilidades?

jmonterotirado@gmail.com

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo