• HOY

    24°
    MIN
    32°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Jueves 25

    22°
    MIN
    29°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Viernes 26

    23°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Sábado 27

    18°
    MIN
    22°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Domingo 28

    16°
    MIN
    24°
    MAX
     

    cielo claro

  • Lunes 29

    14°
    MIN
    26°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.090

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.150

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.610

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

18 de Noviembre de 2018

| CORONEL OVIEDO

“No hay lugar”

Por Víctor Daniel Barrera, corresponsal

El servicio de salud pública se encuentra en uno de sus peores momentos. Uno de las áreas más afectadas es una Unidad de Terapia Intermedia (UTI) para adultos, niños y recién nacidos.

Diariamente son atendidos recién nacidos que necesitan de manera urgente incubadoras para poder seguir viviendo. Es una realidad a nivel nacional y existe una imperante necesidad de aumentar la cantidad de camas en cuidados intensivos.

Sin embargo, la respuesta que reciben los desesperados familiares de los pequeños pacientes que recién tuvieron su primer soplo de vida es que “no hay lugar”. Deben esperar a que se libere una cama en algún hospital del sistema público o en hospitales privados que tienen acuerdos con el Ministerio de Salud. Lamentablemente muchos mueren antes de que llegue la anhelada noticia.

Esta situación se suma a la falta de insumos y medicamentos, desde los más básicos hasta los utilizados en patologías crónicas y graves.

Los familiares, que en su mayoría son de escasos recursos, tratan de hacer milagros para conseguir lo necesario para que el neonato tenga atención, una oportunidad de vivir.

Muchas veces, médicos, enfermeras, limpiadoras y empleados de otras áreas de los centros asistenciales públicos hacen “vaquitas” para ayudar. Mientras, los responsables de administrar Salud Pública y los recursos de nuestro país no muestran interés y capacidad para mejorar las condiciones de los servicios. 

Las municipalidades, gobernaciones, el Ministerio de Salud y los tres poderes del Estado manejan millones de guaraníes que deben destinar a salud pública, pero no lo hacen y nadie les pide explicaciones de qué hicieron con el dinero. Mientras esta realidad no cambie, mientras la corrupción siga siendo el factor común en las instituciones del Estado, mientras continúe imperando la impunidad, con toda seguridad seguiremos siendo testigos de la desesperación de familiares de pacientes, adultos y niños, que claman por ayuda para salvar sus vidas.

victor.barrera@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo