07 de Diciembre de 2017

| LOS NEGOCIOS EN NOMBRE DE LA FE EN CIUDAD DEL ESTE

Diócesis vendió hasta terreno de una escuelita

La Diócesis de Ciudad del Este vendió durante la administración de Rogelio Livieres (+) hasta el terreno de una escuelita. El obispo y su hombre de confianza, Carlos Urrutigoity, recaudaron G. 2.000 millones.

El ecónomo actual de la Diócesis, Ernesto Zacarías, confirmó a EN360 que a fines del año 2014, poco antes de la destitución de Livieres por disposición del Vaticano, se vendió el lugar donde funcionaba la escuelita San Miguel Arcángel. En ella estudiaban niños pequeños, desde Maternal y hasta el Segundo Grado; y al momento de la transacción estaba en pleno funcionamiento.

El padre Zacarías contó que el inmueble está ubicado en el barrio Boquerón II y tenía cuatro terrenos de 30x12. La Diócesis entregó estas tierras para recibir unos G. 2.000 millones. El trato se cerró con la empresa Utopía SA, de Mónica Beatriz Sarubbi González y Mirna Elizabeth Rulli.

Según el ecónomo, al tener conocimiento de la venta del inmueble, la Diócesis, ya a cargo de Guillermo Steckling, intentó recuperarlo por vía judicial, pero no pudieron hacerlo porque Utopía tenía todos los documentos legales correspondientes a la transacción. “No nos quedamos con los brazos cruzados. Entramos fuertemente queriendo recuperar. Intenté mucho y por eso fui atacado, me tildaron de muchas cosas”, señaló Zacarías.

Debido a la venta del inmueble, la escuelita debió mudarse y ahora funciona en un sector del Obispado. El terreno actualmente está abandonado, aunque con custodia de dos guardias de seguridad, pero nuevamente puesto en venta.

Al igual que la escuelita, entre el 2013 y el 2015, bajo la administración del obispo Rogelio Livieres y del cuestionado vicario general Carlos Urrutigoity, varios otros inmuebles de la Diócesis fueron vendidos. Del Seminario Mayor, en el kilómetro 11 Acaray, dos terrenos pasaron a ser de Wadra SA.

En Presidente Franco, luego de anunciarse que se trataba de un negocio con el cual se financiaría el funcionamiento de los seminarios (que finalmente acabaron por cerrarse), la Diócesis habilitó el cementerio San Marcos, en un inmueble de casi 11 hectáreas, a orillas del Monday. Poco después, sin embargo, la Iglesia vendió las tierras a la empresa Domus SA, a la cual pertenece actualmente el cementerio.

La firma Domus es propiedad de Juan Bosch, hermano de Mónica Bosch, dueña del centro educativo San Esteban. Según una auditoría de gestión, en la misma época, la Parroquia Espíritu Santo recibió un préstamo de 250.000 dólares de Domus SA para la realización de mejoras. Domus transfirió la deuda al colegio privado, que funcionaba dentro de la parroquia y que, en consecuencia, dejó de pagar alquiler.

La auditoría señala que este dinero desapareció. Según el ecónomo Ernesto Zacarías, también en la Diócesis se realizó una auditoría que se demoró un año y durante la cual se corroboró que varios inmuebles habían sido vendidos sin que existan documentos que avalen esas transacciones. “Estas ventas de tierras no deberían ser así, a escondidas”, puntualizó el sacerdote.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo