26 de Febrero de 2013

| llamativa benevolencia de militares con una empresa constructora

Pese a incumplimientos, empresa consiguió más contratos en FF.AA.

La firma Marraing, por cuya irresponsabilidad el Hospital Militar se llena de agua en los días de lluvia -según acusación de las autoridades del nosocomio-, no es la primera vez que incumple contratos en las FF.AA. En el 2011 fue adjudicada por G. 3.289 millones para obras en la Escuela de Infantería, que nunca terminó pese a sucesivas prórrogas.

Esta es la Escuela de Infantería, ubicada en Vista Alegre, en la finca 916, que los militares quieren ampliar y modernizar.

Esta es la Escuela de Infantería, ubicada en Vista Alegre, en la finca 916, que los militares quieren ampliar y modernizar. / ABC Color

Las obras de restauración y construcción de nuevos edificios de la Escuela de Infantería, el considerado mayor centro de entrenamiento de las Fuerzas Armadas, ubicado en Vista Alegre (Villa Hayes), están en un 60% aproximadamente de ejecución, pero con un retraso de un año y dos meses teniendo en cuenta el plazo inicial de entrega acordado, según explicaron ayer tanto en la escuela como en el Ejército.

El contrato con Marraing es del 9 de mayo del 2011 y los trabajos debían terminar el 31 de diciembre de ese año. Sin embargo, la firma, del Ing. Marcelo José Ramírez Gamarra, nunca pudo cumplir el compromiso firmado, pese a cuatro adendas (extensión de plazos) que consiguió de las autoridades del Ejército. Por la cuarta adenda, que le dieron con la participación inclusive del Ministerio de Defensa en diciembre pasado, ahora tiene que concluir las obras en junio próximo. Sin embargo, los trabajos no están avanzando en la Escuela de Infantería y allí lo están esperando “al contratista Marraing”, según dijo ayer una fuente en la dependencia castrense.

En el Ejército señalaron que la firma pudo conseguir las sucesivas prórrogas mediante informes sobre los motivos del atraso de los trabajos, como falta de cemento, mal tiempo, etc.

Nuestras fuentes del Ejército aseguraron que el problema con Marraing ya generó pedidos de suspensión del contrato, así como la instrucción de sumarios a militares por la llamativa benevolencia con la empresa en la citada fuerza militar. Una versión que se maneja en el Ejército es que ya se habría pagado a la empresa el monto total del contrato que es de G. 3.289.900.000. Sobre el tema, nadie quiso brindar datos oficiales en el Ejército.

Ayer llamamos nuevamente a Marraing para tener la versión de Ramírez Gamarra. Explicamos el motivo de nuestra llamada y como ocurrió días atrás nos dijeron que el mismo estaba en una reunión pero que se comunicaría con nosotros, cosa que no pasó.

En el Ejército indicaron que inclusive intimaron varias veces a Marraing, para el cumplimiento de los compromisos, pero que todo fue en vano. Sin embargo, le dieron varias prórrogas.

Goteras en el Hospital Militar

Mientras Marraing no cumplía su compromiso con el Ejército, el 1 de noviembre del 2011 conseguía -mediante licitación- otro jugoso contrato de G. 999 millones para proceder a la impermeabilización del techo del Hospital Militar. Ese trabajo tampoco terminó y por esa razón en los días de lluvia el nosocomio castrense debe suspender hasta cirugías programadas, por las goteras.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo