03 de Enero de 2016

| MINISTRO ADVIERTE A LUGAREÑOS

“Si el muro se rompe, será una tragedia”

Por Entrevista de Hugo Ruiz Olazar

El ministro Joaquín Roa, de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), afirma que si el agua sigue subiendo en Alberdi, como ocurre día tras día, y la gente no abandona los lugares críticos, se verá obligado a convocar a la fiscalía para que ordene una evacuación con el uso de la fuerza. “Si el muro se rompe en la noche esto va a ser una tragedia”, advierte en esta entrevista.

–¿Cuál es el balance hasta hoy de las inundaciones?

–En principio tenemos 26.000 familias afectadas a la fecha. La cantidad más importante de desplazados está en Asunción, más de 16.000 familias.

–¿Cuál es el panorama de Alberdi, ahora?

–Es nuestra principal preocupación. Estoy visitando el muro periódicamente en compañía de las autoridades locales y nos encontramos con nuevos avisos de peligro, con filtraciones, viviendas aledañas con suelo ya saturado de agua.

–¿Cuál es la reacción de la gente?

–La gente no toma conciencia. No toma en cuenta el peligro al que están expuestos. Hemos pedido a través de un comunicado a estas 50 y algo de familias que están con más riesgo, al pie del muro, que tienen que salir de sus viviendas. El nivel de incertidumbre y de riesgo es muy grande.

–¿Incertidumbre en qué sentido?

–No sabemos en qué momento puede ceder o si definitivamente va a resistir...

–¿Qué dicen los técnicos?

–Los técnicos me dicen que no saben cómo va a entrar el agua: si va a entrar como una ola o como un tsunami, a una altura de un metro y medio o de dos metros. Si eso ocurre de madrugada seguramente será una tragedia, vamos a tener que lamentar víctimas, cosa que no queremos. El Presidente me llama a cada momento para saber cómo está la gente acá en Alberdi. Pero los ribereños no toman conciencia.

–Ellos están seguros de que no va a pasar nada...

–Es lo que nos condena muchas veces, el falso pensamiento de: “A mí no me va a suceder...”.

–¿No es exagerado? El gobernador de Ñeembucú dice que está controlado.

–He tenido críticas, tengo detractores porque estoy insistiendo y recomendando la evacuación. No es una exageración. Mi trabajo es justamente alertar a la población...

–¿En qué se basa para insistir en la evacuación?

–Son estudios con rigor científico, reuniones con técnicos del Ministerio de Obras Públicas, con la Dinac, técnicos de la Secretaría de Emergencia Nacional que me acompañan en estas visitas de campo. Ni siquiera hace falta ser científico. Fíjese el nivel del río. Está haciendo una presión importante sobre un muro muy debilitado. Por tanto, esto no se puede tomar a la ligera.

–¿Por qué está debilitado?

–Por la falta de mantenimiento, por la erosión, por los efectos de la gran cantidad de lluvias y la presión del agua que es terrible.

–¿No sirve esto que estaban haciendo ahora: echarle bolsas de arena?

–Los técnicos me dicen que las bolsas no están atajando más nada. Muy por el contrario, puede jugarnos en contra, por el propio peso que estamos poniendo sobre el muro. Por eso restringimos el tránsito de vehículos, personas, motocicletas sobre el muro. Hoy es una zona de alto riesgo. La gente tiene que entender: Alberdi está expuesta a este alto riesgo, por tanto, mi recomendación es tomar los cuidados extremos a aquellas personas que por su cargo, cuenta y riesgo han decidido permanecer en la ciudad...

–No debe ser fácil abandonar el hogar...

–Yo entiendo, pero si se van a quedar, por lo menos que tomen las debidas precauciones. No podemos tener 50 a 60 familias que viven a orillas del muro que a las resultas no quieren salir de su vivienda. Eso ya es una inconsciencia...

–¿Qué le dicen?

–La gente me dice: “Vamos a aguantar, podemos tirar bolsas”. Algunos ponen bolsas alrededor de sus patios creyendo que así van a proteger... Ya no se trata de eso. Los técnicos ya nos han advertido. Por tanto, el empirismo ya no nos sirve de nada. La creencia popular, lastimosamente en este momento ya no nos sirve.

–¿Cuánto más tiene que crecer para esperar lo peor?

–En el Pantanal, que es la región que carga el río Paraguay, la cuenca norte del país, está con falta de agua.

–¿No hay agua?

–No. Todo lo que estamos viviendo se debe exclusivamente al volumen de lluvias por la temporada cíclica de lluvias exacerbada por el fenómeno de El Niño. Concepción bajó bastante. Significa que existe una pared de agua que se está desplazando hacia el sur. Entonces, a medida en que baje en la cuenca alta va a ir bajando pero esa agua tiene que escurrir y eso va a ser en la confluencia con el Paraná.

–¿Qué quiere decir?

–Y que va a tener que pasar por Alberdi y va a tener que pasar por Pilar. La ciudad más comprometida actualmente es Alberdi...

–¿Ni siquiera Asunción?

–Noo. Asunción está controlada. Los pobladores afectados son rescatados en la medida en que el río sube y afecta sus casas. Sube uno o dos centímetros por día lo cual es tolerable, por llamarlo de alguna manera, y por sobre todo estamos en la capital. Hay accesos, hay caminos, hay vehículos... Pero lo que más nos preocupa y nos quita el sueño es Alberdi. Cada vez que vengo, los pobladores repiten lo mismo: “Vamos a aguantar”, “ndoikomo’ái ningo” (no va a suceder). Está bien, a lo mejor si yo estoy en la posición de ellos, creería y haría lo mismo. Pero si los técnicos autorizados me dicen que están en un real peligro, entonces no tengo nada que ocultar. Tengo que decirles lo que les puede pasar.

–¿Y dónde se pueden ir?

–Tenemos un lugar dentro del casco urbano de Alberdi que está siendo acondicionado para recibir a esas familias. Hay casas de dos plantas. Es cuestión de que nos organicemos. Y si no tienen lugar, están aquí (en Alberdi) buques de la Armada. Incluso estamos preparados para llevarlos a Asunción. Tenemos un predio en Alberdi, que pertenece a la familia Ibarrola. Pero en el supuesto de que esto también corra riesgo tenemos condiciones de evacuar la ciudad en embarcaciones. Hemos hablado con los representantes de la Asociación de Canoeros que están advertidos de la situación.

Las autoridades argentinas nos dieron libre acceso a la ayuda humanitaria. Entonces, tenemos allanado el camino y solo nos queda apelar a la conciencia ciudadana, al pueblo alberdeño de que tome las advertencias como realmente son, con la gravedad que esto implica. Los que donan alimentos, madera y techo tienen que llamarnos...

–Los víveres se quedan en Villa Oliva, se quejan los alberdeños...

–Es un tema de logística. Yo creo que la ayuda tiene que ser enviada por Clorinda, hasta Formosa. Ahí tenemos condiciones de traer por tierra. Tienen que llamar a la SEN y les vamos a orientar cómo hacer el paso desde Clorinda hasta Formosa.

–¿Qué más tiene que pasar para una catástrofe?

–A diferencia de Formosa, ubicada en un terreno más alto, la condición topográfica plana y baja de Alberdi la convierte en vulnerable a cualquier crecida del río. De hecho, las inundaciones la transformaron en una isla a la que solo se puede acceder por aire o por agua, como usted pudo comprobar. El volumen de agua del río se incrementa con las lluvias. A eso hay que sumarle otros factores que inciden en forma negativa: la velocidad del viento, las correntadas, el oleaje, el paso de buques de gran porte con sus contenedores, barcazas y que no pueden aminorar la marcha en razón de que la curva frente a Formosa le pega una corriente muy fuerte del río. Existe un nivel de incertidumbre total. No sabemos cuándo el muro puede ceder, desplomarse, ni cómo van a entrar las aguas si se produce lo peor. Vimos ahora que hay canoas, estas lanchas de transporte de pasajeros (ida y vuelta a Formosa), amarradas a los gaviones. Hemos pedido ahora encarecidamente que se saquen de ahí, porque eso ejerce una tensión con el oleaje. Todo esto es física pura...

–Después de esta crisis, ¿qué hay que hacer en Alberdi?

–El Presidente de la República anunció que vamos a hacer soluciones estructurales definitivas, en Asunción, en Pilar y en Alberdi si Dios permite para no permitir más que las poblaciones ribereñas sufran por una nueva inundación. Las soluciones definitivas están preparadas. Pero la gente hoy tiene que tomar en serio las recomendaciones emanadas desde el gobierno municipal refrendadas por el Gobierno nacional. No puede ser que todas estas familias que viven adyacentes al muro continúen permaneciendo allí. Estamos tomando las medidas correctivas. Si es necesario voy a recurrir incluso a la Fiscalía.

holazar@abc.com.py

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo