• HOY

    12°
    MIN
    12°
    MAX
     

    algo de nubes

  • Viernes 21

    11°
    MIN
    22°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 22

    15°
    MIN
    28°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 23

    18°
    MIN
    27°
    MAX
     

    cielo claro

  • Lunes 24

    18°
    MIN
    28°
    MAX
     

    cielo claro

  • Martes 25

    18°
    MIN
    28°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 6.150

  • EURO 

    compra
    G. 6.650

    venta
    G. 7.150

  • PESO 

    compra
    G. 110

    venta
    G. 160

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.320

    venta
    G. 1.620

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

14 de Julio de 2008

| EL BLINDAJE DEBE DESAPARECER DEL PAIS PARA CONSTRUIR UN “NUEVO PARAGUAY” (IX)

Un aluvión incontenible de “escombros” se instala en el Parlamento y lo infecta

Antiguos yuyos de la “flora colorete” siguen infestando a la sociedad paraguaya… Al succionar la savia del Estado paraguayo inoculan el germen de la contaminación, arruinando a la ciudadanía nacional. Mediante demagogias, contubernios y artilugios, estas alimañas copan los escenarios marchitando cualquier vestigio “de vida útil, de vida sana...”. Por eso, la maldita peste deberá ser erradicada para que el pueblo pueda germinar…

Julio Cesar Velázquez Tillería (28-II-1964), hijo de Julio César y Francisca del Rosario. Una familia privilegiada de la tiranía que acaparó todos los cargos de su comunidad, con jubilación incluida. Desde Quyquyho vivió idolatrando al sistema stronista del cual se nutrió con fervor. Las víctimas de la dictadura llamaban a esta especie “tierna podredumbre”, hoy proyectada a varias generaciones que arruinan al Paraguay. Por su conducta rastrera sus “amigos” se alejaron de él y los mismos no lo pueden ver ni oír su nombre. En su “valle” nos corearon: “nunca agradeció al pueblo que lo ayudó cuando necesitó” y remataron: “su familia vivió del ‘zoquete ministerial’... A él, lo vemos como un simple mercenario de la política”.
La medicina como pretexto para acceder a los cargos políticos
Nos refieren sus conocidos que desde joven se las agenció para ser un lúcido trepador. Como tal, pudo estudiar Medicina en la Argentina y expresan “algunas reservas” sobre su título de médico.
De hecho, el comentario generalizado en la “calle” sobre sus pergaminos es vox populi. Esta situación fue suficiente para que en varias ocasiones el fiscal Martín Cabrera amagara investigarlo. Al final no lo hizo, porque los “coloretes” expelen inmunidad y contraatacan para destruir a sus “peligrosos enemigos” o acusadores, es el método de las pandillas. Nos explicaron que al “concluir sus estudios” de médico pediatra, inició su pasantía en el IPS. Aseguraron que durante ese lapso hizo trizas del “juramento de Hipócrates”, porque prefirió –por encima de todo– ser “sindicalista”, dedicándole todo su tiempo a la “dirigencia política” (muy sustanciosas a la hora de obtener réditos), desatendiendo por completo su labor principal de médico. Según sus mismos colegas, se transformó en un “vulgar planillero”, ya que “operaba” como político y no como médico.
La paulatina inserción política iba prendida de algún saco
Dicen que políticamente es considerado como “ta’yra” (hijo) de Martín Chiola, pues se formó a la sombra de este cuando era ministro. Como la mayoría de los “coloretes”, en el año 1996 pasó a enrolarse en la “política partidaria”, cobijándose bajo las alas del TRADEM (Tradicionalismo Democrático, corriente creada por Blas Nicolás Riquelme). Esta lista patrocinó (como Lista 5) la candidatura del comisario (SR) José Jacquet a la presidencia de la Seccional 1 de Fernando de la Mora, mientras Julio César Velázquez figuraba como primer miembro titular. Apenas obtuvieron 75 votos, no logrando introducirse, siendo esta situación la primera y única vez que pisara una seccional colorada. Inducido por su compañera sentimental Antonieta de la Nieves “Narry” (hija del Gral. Inf. (SR) Ignacio Solano Gamarra y amiga de Raquel Marín de Oviedo), se mimetiza en el Unace buscando mejores posibilidades para catapultarse políticamente. Al año siguiente (1997) ya militó en el bando de Unión Nacional de Colorados Eticos, cuando todavía era una corriente interna del Partido Colorado. En este segmento anheló la candidatura a diputado por el departamento Central, pero una divergencia con Juan Alberto Ramírez Díaz de Espada y el finado Teodoro “Teíco” Rivarola, liquidó sus expectativas, retirándose del citado movimiento.
Las señales de un espíritu sinuoso y de un “viejo modelo”
Gracias a la residencia de su compañera “Narry” en Fernando de la Mora, Velázquez vino cayendo por este distrito. Aquí procuró iniciar reuniones políticas en su casa, sin éxito alguno. Su noviciado para “aglutinar seguidores” le restó del vital respaldo político, sobre todo porque la mayoría lo consideró un advenedizo o “paracaidista ventajero”. Mediante la amistad de su señora con “Ña Raquel”, codició obtener ventajas de toda índole. En ese orden, nos reseñaron que su señora (bioquímica) empezó a “fabricar remedios” (pastillas) en su residencia para que Lino distribuyera en la campaña proselitista… así “quedaban bien” ante el líder. Pero, en la “disputa regional” para obtener seguidores y preeminencia se producen las primeras fricciones. Ramírez Díaz de Espada, poderoso económicamente y amigo del grupo de Oviedo & Cia transitó por un lado y el otro segmento de “políticos segregados”, entre ellos Velázquez, decidieron caminar por otro sendero. Por cuenta propia estos pasan a reunirse en la casa del antiguo líder fernandino Odilón Musa (también amigo y financista de Oviedo), para que a través suyo puedan insertarse con autónomas corrientes de penetración. Después de armarse los “movimientos emancipados” con sus consejos internos, Musa le aseguró a Velázquez su “lanzamiento eleccionario”, previa serenata a “Lino’o” por su onomástico.
El “sueño prometido” que se convirtió en un “eco vago”
En esa noche musical, un Oviedo místico le “dio la palabra” a Musa que tanto Velázquez como Julio Centurión serían nominados para los cargos electivos. Así se formó el “Movimiento Fernandino Renacer” para acompañar a los candidatos, transformándose el domicilio de Odilón en PC del grupo, quien en persona entregó semanalmente a Velázquez G 1.000.000 para su proselitismo en concepto de colaboración. Pero la influencia del grupo de Ramírez Díaz de Espada pesó más en el ex general, en consecuencia, Oviedo no cumplió lo prometido en la nocturnal serenata, “traicionando la causa” de Odilón Musa para sus amigos… y Velázquez quedó colgado… Al no conseguir su objetivo, se enfurece y pasa al bando de Wasmosy. Luego de un tiempo retornó al oviedismo por insistencia de “Narry”. Aquí cabe mencionar una simpática anécdota narrada por un lugareño, paisaje natural de los vaivenes del viento en que se sumergen los indignos. Cuando Velázquez se alistó al wasmosysmo no perdió su tiempo, solicitó a Musa que interceda ante el presidente Wasmosy para que lo nombre “miembro del Consejo de IPS”, siendo denegada la solicitud ante la reacción sindical de la previsional que nada quería saber de Velázquez. Disgustado de nuevo, se retiró y volvió al grupo de Oviedo.
Un ágil recorrido por las carpas para ser catapultado a la Intendencia
Muchos fernandinos que participaron de aquel “proyecto municipal” bajo el movimiento “11 de Setiembre” nos contaron que Velázquez fue apuntalado por la “barra argañista del marzo paraguayo” con más de G 300.000.000. El gobierno de Luis ngel González Macchi tenía el deseo imperioso de ganar en el “bastión liberal” para levantar su alicaída imagen, por lo que financió la candidatura de “Julio Cesare” para ganar el Municipio de Fernando de la Mora y levantar el “perfil del gobierno”. En el 2001 salió electo Intendente Municipal por el MRC (Movimiento de Reconciliación Colorada), siendo su administración una de las más calamitosas del “continuismo global”. Su Balance General fue rechazado por la Junta Municipal en forma unánime por los “actos de corrupción” constatados y un faltante superior a los 3.000 mil millones de guaraníes. La “junta rebelde” solicitó y obtuvo la intervención de la Cámara de Diputados a la “funesta administración” de Velázquez.

De la mano del Tendota logró acceder al Ministerio de Salud
A pesar de estos oscuros antecedentes, fue rescatado por el presidente Nicanor Duarte Frutos, que hizo oídos sordos a las “quejas y reclamos”, nombrándolo ministro de Salud el 15-VIII-2003. Aún está pendiente el juicio por aquella malversación. Años después, aparece la devolución de gentileza del susodicho, cuando Julio César Velázquez elucubra la “idea inconstitucional” de gestar la “reelección de Nicanor” contra viento y marea, proyecto que se diluyó por su inconsistencia jurídica. Siendo parte del gabinete nicanorista, generó incidentes y denuncias como aquella famosa compra de elevadores en Emergencias Médicas y la derivación de los vehículos del Ministerio de Salud al taller de su delfín Carlos Saua, por lo que un buen día –a mediados de 2006– fue destituido por el Tendota.
Su inoperancia, sus desplantes y las fuertes reacciones ciudadanas sirvieron para justificar el despido y la eliminación de “un problema” para el propio Presidente. Ofuscado “el hombre” se transformó en un “despechado opositor” y empezó a despotricar contra Nicanor, pasando a protagonizar “oposición gua’u”. Se reagrupó en la corriente rebelde de “Vanguardia Colorada”, movimiento liderado por el Ing. Luis Castiglioni para la elección del candidato partidario que lidiaría en las elecciones generales 2008-2013. Logrado el objetivo de alojarse en la “lista sábana” como senador, se alejó de Castiglioni… y sus conocidos ratificaron: “se evidenció su rutina de vividor y traidor profesional”.

Creyéndose un adalid, pretendió generar corrientes propias
Velázquez, con ínfulas de “líder”, había postulado a Saua para candidato de la Municipalidad de Fernando de la Mora en el año 2006. La idea de poner a “su hombre” para obtener “gente o pueblo” fracasó, entonces “apostó al bingo” para detentar otros cargos, siendo electo miembro de la Junta de Gobierno del Partido Colorado. Después se lo designó integrante de la Comisión Ejecutiva y jefe de campaña adjunto del “proyecto presidencial Blanca Ovelar”. Pero el 20 de abril sufrió una rotunda derrota y gracias al sistema D’Hondt (cuoteo) pudo cazar un lugar en la “lista sábana” de senadores por el periodo 2008-2013, cuyos “fueros” resguardan su sinuosa trayectoria en las reparticiones públicas y en la arrebatada ANR. Por su oscuro pasado en las causas pendientes y por carecer de las mínimas condiciones para profesar una dirigencia altruista y confiable, idónea y patriótica, deberá ser desaforado, juzgado y condenado por la justicia y la sociedad paraguaya que jamás recogió un beneficio de su participación. (Continuará…)

alcandia@abc.com.py

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo