07 de Marzo de 2016

 

La bolsa, un reto para las inversiones

Por Alicia Bernal, ABC Color

Si bien operar en la Bolsa de Valores aún resulta complicado para la mayoría, sus actividades se han dinamizado en los últimos años y cada vez suma más participantes, tanto a empresas como particulares. Este instrumento es visto como una excelente opción para incrementar rendimientos u obtener financiamiento de largo plazo.

La Bolsa de Valores es un espacio en el que los inversores tienen la posibilidad de obtener intereses atractivos, que por lo general están por encima del promedio de otros instrumentos financieros, como depósitos a plazo y certificado de depósitos de ahorro (CDA). Los emisores de títulos, acciones u otros papeles pueden acudir a esta instancia a fin de lograr financiamiento de largo plazo.

A través del mercado bursátil, una empresa emisora de títulos puede captar los recursos financieros que necesita para desarrollar sus actividades productivas. También desata un efecto multiplicador en otros ámbitos de la economía, como el comercio y los servicios, que, a su vez, dinamizan el empleo.

En el Paraguay hay una sola Bolsa de Valores, que se denomina Bolsa de Valores y Productos de Asunción SA (BVPASA), con más de 20 años de trayectoria. En el 2015 logró un extraordinario crecimiento del 204% con respecto al año anterior. Las operaciones negociadas en el último año totalizaron USD 469 millones; aún así es incipiente, quedando un gran espacio para su desarrollo, principalmente desde el sector público, explica el presidente de la entidad, Rodrigo Callizo.

Considera que todavía hay desconocimiento sobre los beneficios y bondades de este espacio, y cree que persisten algunos tabúes o creencias de que solo las empresas o personas con alto poder económico pueden participar. Cualquier empresa o persona puede ser un inversor, operando con instrumentos que presentan cortes mínimos desde G. 1.000.000 o USD 1.000.

Otra creencia falsa es que si una empresa emite acciones, sus accionistas pueden perder el control de la misma. "Desde todo punto de vista, veo que lo que falta es una educación financiera más eficiente”, apunta Callizo.

Ventajas. Enumeró algunas ventajas y bondades de la inversión en bolsa, entre las que se destacan: menores costos operativos; papelería prácticamente nula, pues ya no se imprimen bonos físicos; ahorro en trámites y tiempo, posibilidad de obtención de fondos en las mejores condiciones, precios competitivos y tasas ventajosas, información de movimientos online, vencimientos de acuerdo al flujo de caja, mejor aprovechamiento de oportunidades de inversión, posibilidad de negociar en el mercado secundario ante necesidades de liquidez y minimización de los riesgos por tenencia de títulos físicos.

¿Quiénes pueden invertir? Por un lado están los emisores, que son todos aquellos que hacen una oferta pública de títulos valores, con el objetivo de captar recursos de financiamiento, como las sociedades anónimas emisoras de capital abierto (Saeca) y sociedades emisoras (SE) que solo pueden cotizar bonos, como las sociedades anónimas (SA), sociedad de responsabilidad limitada (SRL), pequeñas y medianas empresas (pymes), cooperativas de producción, fundaciones, Estado, gobernaciones y municipalidades.

En lo que respecta a los inversores, pueden ser personas físicas o jurídicas que destinen su dinero a títulos valores emitidos por las sociedades emisoras. Entre las entidades están bancos y financieras, casas de bolsa, asociaciones de jubilaciones y pensiones, cajas mutuales, compañías de seguros y cooperativas.

Cómo operar en la bolsa. La inversión a través de la BVPASA es sencilla: primero se contacta con una casa de bolsa, luego se analiza con el asesor las diferentes alternativas de inversiones, se firma un contrato de apertura de cuenta y se eligen los títulos en los cuales invertir conforme al perfil del inversionista (riesgo, plazo, tasa). El responsable de la inversión es el inversionista, la casa de bolsa pone la oferta de acuerdo a las instrucciones recibidas y la disponibilidad, y se cierra la operación.

Tabúes

Todavía hay desconocimiento sobre los beneficios y bondades del instrumento, y persisten algunos tabúes o creencias de que solo las empresas o personas con alto poder económico pueden ser participantes. Sin embargo, cualquier empresa o persona puede ser un inversor, operando con cortes mínimos de G. 1.000.000 o USD 1.000. Otra creencia falsa es que si una empresa emite acciones, sus accionistas pueden perder el control de la misma.

abernal@abc.com.py

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo