• HOY

    16°
    MIN
    16°
    MAX
     

    cielo claro

  • Lunes 27

    14°
    MIN
    19°
    MAX
     

    nubes

  • Martes 28

    19°
    MIN
    24°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Miercoles 29

    18°
    MIN
    21°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Jueves 30

    17°
    MIN
    20°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Viernes 31

    17°
    MIN
    19°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.120

    venta
    G. 6.300

  • EURO 

    compra
    G. 6.750

    venta
    G. 7.250

  • PESO 

    compra
    G. 110

    venta
    G. 160

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.300

    venta
    G. 1.570

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

29 de Diciembre de 2014

 

El año en que la narcopolítica nos deja sin Pablo

Por Osvaldo Cáceres Encina

El año 2014 deja un triste saldo para el periodismo nacional con el crimen de Pablo Medina, corresponsal de ABC, en un hecho que también costó la vida de Antonia Almada.

Para quienes tuvimos la oportunidad de conocer a Pablo, sabemos que fue un hombre dedicado a su trabajo, sin la necesidad de mostrarse como “víctima” o “estrella” de este oficio.

Me tocó tratar mucho con él cuando las autoridades investigaban la muerte de su hermano Salvador.

Nunca utilizó su trabajo para presionar, pero tampoco dejó de ser persistente en que se haga justicia, que de alguna manera la encontró cuando condenaron a uno de los autores.

Era su característica la de mostrarse amable y respetuoso cuando nos visitaba en la redacción central del ABC, así como cuando también llamaba a pedir datos sobre las autoridades judiciales y policiales que iban a la zona.

En un trabajo silencioso, que tal vez ni sus mismos compañeros supimos comprender, Pablo desnudó una realidad que comenzaba a azotar a nuestro país: la incursión de la mafia del narcotráfico en la política.

Sus publicaciones describían una realidad que contamina nuestro país y que explicaba cómo la mafia se empotra en los organismo de poder y con ello va pudriendo al Paraguay.

Sus denuncias fueron contundentes, pero le costó muy caro. Demasiado para su familia, para el periodismo, para toda la sociedad y para él.

Se perdió una vida, un gran periodista, un defensor de su pueblo y sobre todo una gran persona.

Se conoce lo que ocurrió con Pablo, por qué lo mataron y a los supuestos autores. Mas solo uno –el eslabón más débil, aunque tiene mucha información– está detenido.

Hasta el momento tampoco hubo un costo político para los que apoyaron que gente ligada al narcotráfico llegue a la intendencia de una ciudad. Mientras esto no se repare, no habrá justicia para Pablo y para Antonia.

Hasta siempre, querido amigo. Gracias por todo.

ocaceres@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo