21 de Marzo de 2016

| PROCESADO ES EL CHOFER DE VILMAR ACOSTA MARQUES

Juez dicta sentencia en el caso de Pablo

Por Osvaldo Cáceres Encina

Hoy se conocerá la primera condena en el caso del crimen de Pablo Medina y de Antonia Almada. Arnaldo Cabrera López, chofer de Vilmar Acosta Marques, supuesto autor intelectual del atentado, admitió que tenía conocimiento del hecho pero que no dio aviso a las autoridades. Sin embargo, como Cabrera colaboró con la investigación, la fiscalía desistió de su pedido de acusarlo por homicidio doloso en grado de complicidad, con lo cual se exponía a una pena máxima de 22 años de cárcel. El juez Carlos Martínez firmará hoy la sentencia del juicio abreviado.

El Ministerio Público tomó en cuenta que Cabrera colaboró con la investigación y decidió solicitar el juicio abreviado para Cabrera, que consiste cerrar el caso con una sentencia a cargo del juez de garantía de la causa.

Para el efecto se requiere que la expectativa de pena no supere los cinco años.

Por ese motivo los fiscales Sandra Quiñónez y Lorenzo Lezcano acusaron por el delito de omisión de dar aviso de un hecho punible. En contrapartida requirieron que se le otorgue el sobreseimiento definitivo del delito de homicidio doloso en grado de complicidad, por el cual había sido procesado.

La fiscalía solicitó que se aplique a Cabrera la pena máxima por el delito de omisión de dar aviso de un hecho punible, que es de cinco años de cárcel.

“Cabrera es uno de los elementos más contundentes que tenemos en el marco del crimen de Pablo Medina, vino a contribuir y afirmar más los datos que ya teníamos con respecto a los responsables de homicidio, las declaraciones coincidieron”, dijo la fiscala Sandra Quiñónez para justificar el pedido de sobreseimiento de la investigación de homicidio el comunicador.

Sin embargo, la defensa, si bien admite el hecho pidió solo una pena de dos años de cárcel pero con la suspensión de la condena a prueba, lo que equivale a que Cabrera debería estar fuera de la cárcel bajo control judicial.

Son dos los requerimientos que debe resolver hoy el juez Martínez: el pedido de sobreseimiento definitivo de Cabrera por homicidio doloso (en el que las partes están de acuerdo); una condena de cinco años por el delito de omisión de dar aviso de un hecho punible solicitada por el Ministerio Público o una pena de dos años requerido por la defensa.

Tras la audiencia que se realizó el pasado martes en el juzgado de Curuguaty, el juez Carlos Martínez manifestó que se tomaría los cinco días restablecidos por la ley para resolver.

“La Fiscalía realizó su pedido y yo tengo cinco días para expedirme al respecto, voy estudiar bien el caso para resolver”, dijo Martínez.

Arnaldo Cabrera es considerado una pieza clave en el esquema de la investigación del crimen ocurrido el 16 de octubre de 2014, en Villa Ygatimí.

Era un hombre de confianza de Vilmar Acosta Marques, entonces intendente de la municipalidad de Ypejhú.

Neneco lo había nombrado como chofer de la municipalidad. Pero en esencia Cabrera cumplía el papel de secretario de Acosta Marques.

Lo acompañaba continuamente y hasta sacaba teléfonos celulares a su nombre para miembros de la familia Acosta Marques.

El celular de Cabrera fue utilizado por Neneco para monitorear el atentado.

Lo que ocurrió en los días previos, así como el día del atentado fue relatado por Cabrera a la fiscalía.

Es por ese motivo que se teme por seguridad y la Justicia dispuso que quede recluido en ese policial. Cabrera fue detenido en un campamento improvisado de la Sexta Línea de la colonia Americano Cue, Canindeyú, el 8 de diciembre del 2014.

El clan Acosta Marques, detrás del crimen

Vilmar Acosta Marques, supuesto autor intelectual del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada, es otro que será llamado a declarar en este caso, aunque inicialmente no hay fecha.

“Neneco”, exintendente de Ypejhú, fue extraditado de Brasil el pasado 17 de noviembre y guarda reclusión en la Penitenciaría Nacional.

Al llegar a nuestro país se abstuvo de prestar declaración indagatoria ante la fiscala Sandra Quiñónez.

A Acosta Marques se le atribuye que ordenó la muerte de Pablo Medina, corresponsal del diario ABC en Curuguaty.

Los supuestos autores materiales fueron Wilson Acosta Marques y Flavio Acosta Riveros, hermano y sobrino, respectivamente de Neneco.

Wilson Acosta Marques está prófugo de la Justicia paraguaya, en tanto que Acosta Riveros fue detenido en Pato Branco, Brasil, el pasado 8 de enero.

Actualmente, Acosta Riveros está preso en la sede de la Policía Federal de Foz de Yguazú, mientras se somete al proceso de extradición requerido por la Justicia paraguaya.

Pablo Medina y Antonia Almada fueron asesinados en Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú, el 16 de octubre de 2014.

Tras el asesinato y al verse descubierto “Neneco”, que era el hombre fuerte de Ypejhú, se fugó al Brasil.

Sin embargo, el 4 de marzo fue detenido por la Policía Civil de ese país, con apoyo de agentes paraguayos en la localidad de Caarapó, estado de Mato Grosso del Sur.

A partir de allí se inició un proceso de extradición que terminó por ejecutarse el pasado 17 de noviembre por orden del Supremo Tribunal Federal. Durante ese tiempo Neneco estuvo preso en la sede de la Policía Federal, en Campo Grande.

Acosta Riveros pareciera que seguirá el mismo camino, ya que hasta en la estrategia es similar a la que utilizó su tío para intentar evitar someterse a la justicia paraguaya.

Acosta Riveros también pretende que se lo reconozca como ciudadano brasileño.

Ocurre que la justicia de Brasil no extradita a sus connacionales. Sin embargo, esa estrategia no funcionó para Vilmar.

“Se puede evidenciar la discrepancia existente entre la víctima Pablo Medina y el intendente de Ypejhú, Vilmar Acosta Marques, por las constantes publicaciones en las que el periodista sindicaba al intendente como supuesto nexo con el tráfico de drogas y la comisión de algunos hechos de homicidio en la zona de Villa Ygatimí e Ypejhú. A raíz de las publicaciones, Medina venía recibiendo amenazas de muerte de parte de Vilmar”, refirieron los fiscales Sandra Quiñónez, Lorenzo Lezcano y Néstor Cañete, al explicar el motivo por el cual Neneco ordenó la muerte del hombre de prensa.

Con relación a Flavio Acosta, el Ministerio Público refirió que las sospechas se acentúan luego de la entrevista que la Policía tuvo con los lugareños donde ocurrió el hecho, quienes manifestaron haber visto a Flavio en la casa de un vecino de la zona. Dijeron que en dicha ocasión, el autor material preguntó si el conductor de la camioneta Mitsubishi de color blanco era Medina.

“Después de tener la confirmación realizó una llamada telefónica a través de su celular. Presumiblemente se comunicó con los coimputados del hecho”, señalaron los fiscales, Flavio fue incluso el que persiguió en motocicleta a Pablo Medina y luego se adelantó para organizar la mortal emboscada, según la Policía..

Al igual que en el caso de Acosta Marques, el juez de Curuguaty Carlos Martínez es el que solicitó la extradición de Acosta Riveros.

Flavio Acosta declarará ante la justicia federal de Brasil

La siguiente audiencia que se realizará en relación al caso del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada es la que tendrá Flavio Acosta ante el Supremo Tribunal Federal (STF) del Brasil. Será el próximo 8 de abril en Foz de Yguazú.

“Esa audiencia es más bien para que un juez de Brasil escuche a Flavio Acosta, es un trámite que se debe hacer allá, vamos a demostrar que Flavio es paraguayo, así como hicimos con Vilmar Acosta”, explicó la fiscala Sandra Quiñónez.

La audiencia tiene el objetivo de escuchar al detenido que soporta un proceso de extradición.

Todo lo relatado será remitido a Brasilia, donde el Supremo Tribunal Federal tomará conocimiento de lo señalado por el procesado.

Una situación similar se dio el pasado 8 de mayo, en Campo Grande, Brasil, cuando Vilmar Acosta Marques, en ese entonces requerido por la Justicia paraguaya, declaró durante una hora ante el juez Rodrigo Capez, del Juzgado Federal de Campo Grande.

Capez tomó la audiencia por mandato del Supremo Tribunal.

Este tipo de audiencia es pública, pero no se permite filmar ni grabar. Tanto el audio como el video corre por cuenta del juzgado a los efectos procesales.

Se estima que representantes de la Cancillería y del Ministerio Público del Paraguay participarán de la audiencia.

Flavio Acosta Riveros sería el presunto autor material del alevoso crimen y está detenido en el vecino país.

Quiñónez manifestó, asimismo, que en dos meses más presentará el escrito de conclusión en el marco de la investigación a Vilmar Acosta para realizar su acusación.

De este modo el caso iría a un juicio oral para la condena del presunto autor moral del doble crimen.

ocaceres@abc.com.py

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo