06 de Agosto de 2016

| Araceli Duarte, bailarina

Una barra + muchas ganas = pole dance

El gimnasio ya te aburrió; sin embargo, querés seguir teniendo una actividad física, ¿te animás a hacer pole dance? Solo necesitás una barra y muchas ganas de aprender. Araceli Duarte (20) es profesora de esta modalidad en la Academia ZenaFit y expresa que constituye una actividad muy completa, pues incluye estiramiento, fuerza, acrobacia, baile y, además, divierte mucho.

El pole dance es un baile sensual en el que se utiliza como elemento un caño vertical en torno al cual los bailarines realizan su actuación. Sin embargo, ahora también es considerado una disciplina deportiva.

Araceli cuenta que empezó a practicar esta modalidad a los 16 años gracias a una beca que la Academia ZenaFit regaló por Facebook. “Cuando participé del sorteo era para una tía, pero ella no podía ir, entonces, ahí tuve la oportunidad. Puedo decir que me encanta, es algo que me apasiona y quiero llegar bien lejos con esto”, agrega.

Así también, dice que solía mirar las clases y le parecían muy interesantes; sin embargo, nunca se imaginó realizar eso. “Ahora, el pole dance es todo en mi vida: mi pasatiempo, método antiestrés, trabajo y gran amor. Cada clase es un nuevo desafío”, manifiesta.

Araceli es profesora de esta disciplina desde hace tres años y comenta que le gusta mucho. “Lo mejor que puedo hacer es enseñar y transmitir todo lo que sé sobre el pole dance; me siento muy bien al dar las clases y disfruto de cada avance que tienen mis alumnos, por más de que sean pequeñas cosas”, añade.

Por otro lado, cuenta que el pole dance constituye una actividad completa que incluye estiramiento, fuerza, acrobacia y baile. “Para mí, el mayor beneficio es que levanta muchísimo la autoestima. Tenés un lugar de escape de tantos problemas cotidianos, ya que en las clases te olvidás del mundo y, de paso, quemás como 600 cal”, puntualiza.

En cuanto a los prejuicios que tienen las personas, expresa que “nunca falta el que te dice: ‘Haceme un baile’ o ‘feliz de tu novio; seguro le bailás siempre’. De repente molesta mucho, pero hoy en día, la gente ya toma conciencia y se da cuenta de que esto va más allá de un baile erótico o sensual”, agrega.

Por último, dice que, para practicar esta actividad, solo necesitás ganas de querer aprender, pues no existen límites de edad ni condiciones físicas. “No se desanimen y disfruten del proceso. En el mundo del pole todo es posible”, añade.

Por Valeria Candia (19 años)

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo