18 de Agosto de 2017 16:37

 

“Ni siquiera un animal vive como ellos”

Una pareja de abuelitos, de 86 y 89 años de edad, vive en una casita hecha de cartones, alfombras viejas y bolsas de hule. A veces comen día de por medio menudencias que les da un amigo churero. “Ni un animal vive como ellos”, expresó Leo Florentín.

Los abuelitos viven en Villa Elisa, sobre una calle que se encuentra al borde de un arroyo, que se desborda cada vez que llueve, según comentan los vecinos. La precariedad de su día a día es extrema, la abuelita duerme en lo que sería un cúmulo de ropas viejas y sucias; el abuelito, en una precaria tabla de madera. Comen día de por medio, a veces por solidaridad de los vecinos, otras por lo que les regala un amigo de ellos que vende chura en la zona.

Este caso fue alertado en el grupo de la red social Facebook denominado “Ya estamos cansados de sus leyes”, a la cual pertenece Leo Florentín, quien nos relató esta historia. La comunidad ya cuenta con más de 99.000 miembros.

“Están totalmente abandonados. Ni un animal vive como ellos”, comentó Florentín. Según su relato, los ancianos viven en una calle, “que es un arroyo prácticamente y cuando llueve eso lleva todo”. El señor sale todos los días a juntar latitas para sobrevivir.

El día en que miembros del grupo fueron a llevar algunos alimentos para asistir a los abuelitos, encontraron que habían almorzado un picadito de menudencias y de postre comieron unas galletitas secas.

“La verdad nos parte el alma. Entonces pusimos en la página a consideración de la gente, al principio quisimos construirles una casita, pero nos dijeron los vecinos que no tenía sentido, porque eso llueve y se desmorona todo otra vez; es una calle y es muy peligroso para los abuelitos. Entonces una de las vecinas nos informó que tenían una casita que nos podía dar por G. 14.000.000, que está a muy pocas cuadras de donde ellos viven”, explicó Leo Florentín.

La señora incluso no cuenta con identificación porque contó que unos políticos llevaron su cédula, supuestamente para actualizarla, y nunca más le trajeron su documento.

Acotó que a partir de ahora buscarán una ayuda masiva para lograr comprar un hogar para estas personas de la tercera edad que viven en la extrema pobreza.

Solidaridad ciudadana

El grupo está planeando hacer sorteos, ferias de comida, salir los fines de semana a juntar dinero con alcancías en los semáforos. A los ancianitos no solo les falta un sitio en donde residir, sino todo lo más básico: alimentos, ropa, comodidades, utensilios, olla, platos y vasos.

Para este conjunto de personas abocada a la tarea de ayudarlos “cualquier G. 1.500 o 5.000 será útil, porque les falta absolutamente todo”. En ese sentido, se aceptan también otros tipos de donaciones, no solo la monetaria para la adquisición de la casa; pueden ser también prendas de vestir o colchones.

Para más informes de cómo ayudar a esta pareja Carlos Galeano (0971) 346-752, Alberto Velázquez (0984) 441-285 y Gabriel Leiva (0994) 701-783.

“Ya estamos cansados de sus leyes”

El grupo de Facebook surgió hace tres años debido al desacuerdo que tenían la ley de tránsito N° 5016/14, que hasta hoy sigue vigente, y el presidente es Alberto Meza, quien empezó todo.

“Pero se trató por lo menos ante la movilización ciudadana que realmente muchos de sus artículos estaban mal y después nos dieron la razón los senadores y diputados. Tenía muchos artículos que chocaban con nuestra Constitución y por eso nuestro nombre correspondía a las leyes que se inventaban para perjudicar, salimos a las calles, protestamos, hicimos muchas movilizaciones y hoy estamos a la espera de que el señor Presidente apruebe o vete una ley más amigable que tiene más que ver con nuestra idiosincrasia”, explicó Leo Florentín.

Afirmó que la ley a la que se opusieron era más bien una copia de la ley de Tránsito en España “que no tienen nada que ver con la nuestra”.

Posteriormente se involucraron con las cuestiones referentes a la seguridad vial, por lo que empezaron a ir a los puestos de control de tránsito, para sacar fotos y hacer videos sobre las personas que infringen las leyes de tránsito.

En ese caso, piden a los que se encuentran en falta que se pongan sus cinturones de seguridad, que usen cascos, entre otros, para buscar crear conciencia de una manera no tan convencional como aconsejar directamente a los infractores, lo cual posibilita el escrache en las redes sociales, además controlar también los intentos de coimas.

Con el tiempo, la comunidad fue creciendo, por lo que también conversaron con familiares y heridos resultantes de la gran problemática que representa la inconsciencia en el tránsito y los accidentes.

“Nos dimos cuenta de las falencias que el Estado tiene en ese sentido, con la ayuda que recibe esta gente y nos fuimos volcando hacia la ayuda social”.

 

La ayuda social

El primer caso emblemático fue de una señora que perdió a su hijo en un accidente en Limpio. “Vimos que esta señora vivía también en un lugar terrible. Dentro de las secuelas, ella perdió una pierna, el brazo y su hija quedó en estado casi vegetativo. De a poquito está saliendo pero vivían en un lugar terrible. A uno de nuestros miembros se le ocurrió tirar la idea de hacer algo para que la niña, que quedó con una discapacidad terrible, pueda tener una habitación adecuada y empezamos así”, indicó.

Luego les comunicaron el caso de la señora Ángela, quien sufre una malformación congénita, pero igual realizaba costura para sobresalir. “Contactaron con nosotros, planteamos nuestro caso a los miembros del Facebook. Se empezaron a mover en cadena de solidaridad y estamos ahora con los detalles de terminación de esa casa”, comentó.

Oposición al grupo

En las redes sociales, si bien hay gente que aplaude esta iniciativa, existen personas que se sienten bastante ofendidas por sus acciones. “Evidentemente hay gente a la que le molesta lo que hacemos, porque nos guste o no tenemos que vivir bajo el imperio de la ley. No podemos vivir en una anarquía. Hay gente que quiere vivir al margen de la ley, no es tan difícil lo que se pide: ponerse casco o cinturón no es tan complicado, pero para algunos es complicado al parecer.

En relación a los rumores de que supuestamente ese equipo realiza este tipo de intervenciones para evitar la coima entre uniformados y conductores, en busca de crear un movimiento político, Florentín dijo que una candidatura no está sus planes.

Sin embargo, si algún día alguien decide ser parte del cambio, “debe ser de un partido totalmente independiente porque está podrida la política”, finalizó.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo