17 de Julio de 2015 19:00

 

Acuífero Patiño, en peligro

Por Ariel Espinoza

El Acuífero Patiño es una formación geológica permeable que permite el almacenamiento de agua de forma subterránea. Abarca los alrededores de Asunción. El mismo apeligra por el desplazamiento de agua salinizada como consecuencia de diversos factores.

El Acuífero Patiño abarca los puntos comprendidos entre las ciudades de Asunción, Limpio y Paraguarí. Dentro de esta área cuasi triangular tiene lugar un fenómeno debido a diversas causas donde “en algunas partes está empezando a haber indicios de aumento de salinización” de agua, señaló el Dr. Félix Carvallo, hidrogeólogo, miembro de la Asociación Paraguaya de Recursos Hídricos.

Según la hipótesis que se maneja, la fuente de agua subterránea está limitando con unidades geológicas del Chaco paraguayo, donde existe un alto contenido de sal. Debido al uso que se le da al agua dentro de la región Oriental hay una descompensación de la presión del agua en la zona, provocando que desciendan los niveles de agua y al mismo tiempo propiciando el ingreso de agua proveniente del Chaco.

“De este lado – región Oriental – se tiene un nivel de agua, con ciertos niveles de agua en los pozos que al utilizarse a través de estos el agua del Patiño, descienden los niveles de agua por la extracción que se hace y al disminuir la presión hay una descompresión”, explicó al respecto el especialista.

Los acuíferos son ecosistemas en equilibrio, donde el agua salada se ubica debajo del agua dulce debido a que es de mayor densidad. Lo que ocurre es que la poca presión existente hace que el agua salda se mueva, “y ¿hacia dónde se mueve?, hacia el lado del Acuífero Patiño, cruza el Chaco y entra a nuestro lado. Pasa de los sedimentos pequeños a los sedimentos del Patiño”, declaró.

La presión de agua

“En algunos puntos los niveles de presión están bajando porque se está extrayendo más cantidad de agua de la que se recarga naturalmente”, porque el acuífero es un sistema en equilibrio. “La cantidad de agua que entra y la cantidad de agua que sale es la misma, o sea está en equilibrio, si yo saco más de lo que entra entonces baja el nivel”, aclaró.

Pero también depende de la altura en la que se ubican los puntos, poniendo como ejemplo la ciudad de Itauguá, va a ser difícil que se vaya a salar el agua, “¿por qué? – primero porque está lejos del Chaco y segundo, porque está en un punto más alto”. Actualmente, en las zonas de Limpio y Mariano Roque Alonso ya se acentúa el problema debido a su cercanía con el Chaco.

El río Paraguay se constituiría en un límite en caso de citar uno, así lo que pasa por debajo de él es lo que importa, sin embargo cuanto más cerca uno esté del Chaco existen más probabilidades de tener agua salada, lo mismo ocurre cuando más cerca se está situado de la parte baja donde las condiciones de salinidad aumentan.

Equilibrio del sistema

El principal problema radica en que estamos extrayendo agua del Acuífero Patiño para consumir y a la vez estamos urbanizando el país y la región, “¿Cómo es eso? – Hacemos asfaltado, hacemos más casas, entonces, estamos sacándole superficie de infiltración a la lluvia” es por ello que tenemos los raudales grandes, “esa agua que antes se infiltraba para recargar el acuífero ahora se convierte en raudal”, puntualizó.

De esta forma se identifican los problemas que se tienen en cuanto a la disminución de la presión de agua dentro del acuífero, “por un lado el problema de la recarga del Patiño y por el otro, tenemos el aumento de la parte urbana”. En este margen cabe señalar que “la cantidad de agua siempre es la misma, lo que pasa es que no se está infiltrando en la misma proporción en la que hacía antes”, precisó.

La baja presión existente se debe a la extracción de agua que se viene realizando por un lado, por otro lado el suelo está siendo “tapizando e impermeabilizado con asfaltado, con calles, con casas, con techos, con pisos, entonces esa agua que antes se infiltraba naturalmente ahora sale a la calle y ya no se va abajo. No le damos la cantidad necesaria y le sacamos de más”, sentenció.

Estos factores citados posibilitan que el agua vaya salinizándose, pero el ser humano aún puede consumir el vital líquido, porque hay un límite sobre cantidad de sal que el cuerpo tolera y que dentro de las normas de potabilidad del agua, “lo que pasa es que cuando la gente se da cuenta que ya es muy salada prácticamente ya deja de ser consumible, ya no es buena para la salud y vos te das cuenta perfectamente”, advirtió.

Dentro del área que abarca el Acuífero Patiño, es una de donde extraemos agua que se utiliza para la población “pero como tenés alcantarillado sanitario parte de esta agua vuelve otra vez al sistema, contaminado pero vuelve, y eso hace que de alguna forma amortigüe todavía el volumen de agua”, declaró.

El Dr. Carvallo indicó que sería “importante que cuando hagamos los sistemas de alcantarillado sanitarios entendamos que es en ese momento donde se va a producir el problema de la recarga del Acuífero”, porque ahí el agua que antes volvía contaminada se va ir al río, es decir, se va a sacar por los sistemas de alcantarillado y ahí es donde probablemente se va agudizar el problema.

Medición de niveles y un proyecto

En el área de cobertura de la fuente de agua subterránea, fueron colocados por la Secretaría del Ambiente y Senacsa un total de 46 pisometros, que pueden definirse como “unos pozos perforados en los cuales se van midiendo el nivel de agua, a través de ellos se lleva a cabo el control periódicamente, comprobándose los niveles de altura del agua”, expuso.

Próximamente se debe ir pensando en aumentar la extracción de agua desde el río, “porque del alcantarillado no podés hacer nada porque contamina” pero se debe ir viendo la forma de compensar con agua extraída del río para compensar el agua que vamos a ir perdiendo en el Acuífero Patiño.

El Dr. Félix Carvallo manifestó que en la Universidad Católica de Asunción, desde este año, trabajan para presentar un proyecto sobre intrusión salina, para poder definir las áreas con más problemas para medir la evolución de dicho fenómeno donde ocurre el desplazamiento de agua salada, lo que ya se constituye en un problema.

Así el primer paso sería la comprobación de la zona, el segundo paso sería la identificación de las zonas afectadas donde se puedan hacer pruebas pilotos de invasión salina y posteriormente continuar haciendo las mediciones y el seguimiento de la intromisión. Lo ideal es hacerlo en los puntos problemáticos del Acuífero Patiño.

Dentro de este esquema se estaría trabajando con la Secretaría del Ambiente (SEAM) y el Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (SENASA).

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo