10 de Abril de 2018 15:03

 

Más casos de autismo

Por María Teresa Blanco

En Paraguay, 1 de cada 70 niños nacen con el Trastorno de Espectro Autista (TEA), cuya causa sigue siendo un misterio y hay muy pocos profesionales que lo tratan. En la última década surgieron más casos.

Si bien hay algunos avances en cuanto a capacitación a especialistas y la adaptación de escuelas para recibir a los niños con el TEA, aún estamos muy lejos de brindar una óptima atención, dijo el Dr. Marco Casartelli, jefe del departamento de Neurología del Hospital Niños de Acosta Ñu.

Pese a que no existen estadísticas en Paraguay sobre casos de autismo, sólo en el Hospital Pediátrico se atiende a 100 pacientes regulares con TEA. Las cifras varían en diferentes países, pero se estima que 1 de cada 70 a 100 niños nace con este trastorno. Los casos aumentaron en la última década, según manifestó el galeno.

El Trastorno de Espectro Autista afecta principalmente las funciones de la relación social y la interacción con el entono del paciente. “El niño tiene conductas repetitivas, movimientos repetitivos y generalmente se manifiesta a los nueve meses o dentro de los tres primeros años de vida”, explicó el Dr. Marco Casartelli. 

“Está ampliamente demostrado que la intervención precoz o temprana de los niños con TEA hace que se pueda lograr una mejor adaptación del niño con su entorno. Se trabaja en estimular el lenguaje, la parte motriz y la social”, dijo el Dr. Casartelli.

El profesional manifestó que en nuestro país y a nivel mundial se registraron más casos de niños con Trastorno de Espectro Autista en la ultima década. Esta situación hace que se necesite más profesionales para brindar una mejor atención.

"Si bien aún no se tiene bien definido qué es lo que produce la aparición de más casos, se cree que el ambiente hace que aparezcan más casos. No hay una causa específica que explique la sintomatología que se ve en el TAE, pero está claro que es una complicación del neurodesarrollo, un problema neurobiológico influenciado por el ambiente", manifestó el galeno. 

Aclaró que el trabajo se basa primeramente en el diagnóstico, para luego dar inicio al tratamiento, enfocado según cada niño. “Si hay un desvío en el desarrollo típico del lenguaje, tiene que involucrarse una fonoaudióloga; si el trastorno es sensorial, una terapista ocupacional lo ayuda; en cuanto a trastornos de conducta y alteraciones cognitivas, interviene un psicólogo”, explicó el profesional.

También la familia y el entorno

Además del trabajo asistido a los niños, se debe orientar también a las familias, al igual que adaptar las escuelas y capacitar a los docentes para recibir a los pequeños y de esa manera brindarles un ambiente en donde se puedan desarrollar y demostrar su potencial.

“Los familiares que acompañan a sus pequeños en las terapias también aprenden las técnicas de terapia para que puedan replicar estos pasos en sus hogares. Las terapias dentro de los hogares deben ser 24 horas al día, los siete días a la semana”, dijo el galeno.

Casartelli manifestó también que las escuelas, en teoría, deben estar preparadas para recibir a todos los niños y los docentes deben estar capacitados para ayudarlos a desarrollarse de la mejor manera.

Desde el Hospital Pediátrico, los profesionales del departamento de Neurología constantemente están en contacto con sus pares de diferentes localidades, al igual que con docentes, con el afán de que los niños no necesiten desplazarse varios kilómetros para encontrar respuestas a sus necesidades. En el nosocomio trabajan seis médicos, seis psicólogos, cinco fisioterapeutas y tres fonoaudiólogos para tratar a los niños con TEA.

La inclusión

El profesional manifestó que se avanzó mucho en el tema en nuestro país; sin embargo, falta mucho para que se logre una óptima atención. Uno de los inconvenientes más graves es lo poco que la gente sabe sobre este trastorno, principalmente en las escuelas. 

"Los docentes deben estar capacitados para recibir a todos los niños, sin excluirlos. Se ha capacitado a varios docentes, pero aún queda mucho por hacer", observó el profesional. Cuando vemos a un niño con TEA, tenemos que ver a una persona con muchísimo potencial, capacidad y con ganas de participar de una sociedad que estuvo excluyéndolo por mucho tiempo. Hay algo que la sociedad aún no entendió y es que en algún momento todos contaremos con algún tipo de discapacidad. Tarde o temprano necesitaremos tener estructuras fuertes y consolidadas para que seamos contenidos”, concluyó el profesional.

El día del autismo de conmemoró el pasado 2 de abril, pero todo el mes se hace énfasis en la concientización sobre el Trastorno de Espectro Autista (TEA).

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo