03 de Noviembre de 2017 11:05

 

El “instrumento rey” llega al Paraguay

Por Estefanhy Cantié

Un órgano de 1.600 tubos está llegando a nuestro país desde Italia. El impresionante instrumento, nunca antes visto en Paraguay, es un acontecimiento histórico, que brinda un invaluable aporte a la cultura y a la educación musical de la patria.

Uno de los complementos más bellos de la liturgia de la iglesia católica es la parte instrumental, que le aporta emoción, cultura y espiritualidad al espacio de conexión con el ser supremo en el que se deleitan los fieles.

En la imponente Catedral Metropolitana Nuestra Señora de la Asunción, principal templo capitalino, desde hace tiempo faltaba un ingrediente especial que le aportara el componente místico a la eucaristía. De esa ausencia se percató monseñor Edmundo Valenzuela, quien además de ser eclesiástico es músico de profesión (hecho del que nos enteramos gracias a esta nota).

Valenzuela entendió la importancia de tener un órgano en el principal templo capitalino ya durante el año 2015, cuando se dio la visita del papa Francisco al Paraguay, y el encargado de protocolo le consultó por qué motivo no teníamos un órgano en tan importante templo. La respuesta fue sincera y contundente: “Porque somos pobres”.

Pero a partir de ahí, a la autoridad eclesiástica se le instaló en la mente ese sueño, que con mucho sacrificio y tiempo, ahora está a punto de hacerse realidad.

El inicio del sueño

Contactó con el Ateneo Paraguayo, a través de su director, Manuel Martínez, que se adhirió al emprendimiento, y pusieron manos a la obra.

Se recurrió igualmente a la sabia ayuda del profesor de música, organista y director de orquesta Stefano Pavetti, quien es un destacado músico paraguayo que actualmente realiza especializaciones en Italia, y constantemente vuelve a nuestro país a hacer visitas breves.

Fue Pavetti quien hizo el contacto con un prestigioso constructor de instrumentos en Milán, Italia, quien echó a andar la obra.

Mientras la construcción estaba en marcha, se acordó que el Ateneo Paraguayo sería el encargado de abrir por primera vez la Cátedra de Órgano y Clavecín, bajo la titularidad del profesor Stefano Pavetti Serrati, a partir de próximo año.

Esta será la primera vez que nuestro país tenga una cátedra de Órgano y Clavecín.

Darán clases

Las clases se impartirán en el Ateneo, con anuencia del señor arzobispo, en el órgano de la catedral. Los alumnos practicarán en el órgano de la Catedral. 

Hasta antes de esta iniciativa, Paraguay no disponía de ninguna sala de conciertos, teatro o centro cultural que tuviera disponible un órgano para la interpretación de música compuesta para este instrumento. Hasta ahora, la Iglesia de la Encarnación con su modesto instrumento suplía esta carencia.

Con esta maravillosa iniciativa, se pretende que la Catedral de Asunción se constituya en un nuevo espacio para el cultivo, la enseñanza y la difusión de la música, en este caso con un instrumento de grandes posibilidades, como el órgano, que también es llamado el instrumento rey.

Hace años, un trofeo...

En tiempos de López, la Catedral de Asunción ya poseía un órgano. En El semanario del 3 de diciembre de 1863 se leía la siguiente publicación:“Desde el domingo anterior escucharemos con placer en la Catedral la voz armoniosa de un órgano. Hacía mucho tiempo que este excelente órgano se hallaba inutilizado o entregado al descuido”.

Según estos antecedentes históricos que nos fueron proporcionados por el director del Ateneo Paraguayo, se presume que el órgano que se encontraba en la Catedral asuncena en 1863 había sido llevado como trofeo por las fuerzas aliadas.

Inclusive, antes de los López, ya se tiene conocimiento de la construcción de instrumentos de tecla en las Misiones Jesutíticas del Paraguay.

En tiempos coloniales la actividad musical de la Catedral de Asunción era importante, prueba de ello es que en el siglo XVII existiese el cargo de “Chantre de la Catedral”. Este era una suerte de “maestro cantor”, encargado de hacer armonioso el canto de los coristas. Por ejemplo, en el año 1662, quien ocupaba este cargo, que era considerado de mucho prestigio, era el maestro Juan Navarro de la Cueva.

Este contexto histórico de la historia musical asuncena aún no se ha estudiado ni plasmado a profundidad, por lo que la instalación de este órgano será una gran estrategia para impulsar el conocimiento de la historia, convirtiendo a la Catedral en un nuevo faro de cultura y difusión del arte musical.

Está en camino

En un contacto telefónico desde Italia, el director de orquesta comentó que el órgano es un instrumento por excelencia para la liturgia, pero no solamente para eso.

“Es un instrumento fundamental que se estudia en la mayoría de los conservatorios del mundo, de hecho se lo llama el instrumento rey”, nos comentó el maestro.

Entusiasmado, nos contó que el órgano, que ya está en camino a Paraguay, tendrá dos teclados y una pedalera para los bajos.

El maestro cuenta que el único ejemplar de órgano a tubos, que se encuentra en la iglesia de La Encarnación y que mencionamos más arriba, es un órgano alemán de 1922, que tiene poco más de 400 tubos y ocho registros. Este instrumento es ejecutado por el organista Miguel Ángel Santacruz.

En comparación, el órgano que se está trayendo ahora tiene 1.600 tubos; es decir, es cuatro veces más grande que el de La Encarnación.

El hecho de llevar un instrumento de estas dimensiones al Paraguay es un acontecimiento histórico, porque va a contribuir no solamente a la jerarquización de la música litúrgica, sino también a la educación musical del Paraguay, pues esto permitirá que instituciones como el Ateneo Paraguayo y otros conservatorios puedan abrir sus cátedras de órganos.

También se permitirá que hayan más directores de coros, etcétera. En síntesis, que la carrera de la música se agrande en nuestro país.

Financiación

El instrumento se financia con donaciones y rifas. Stefano comentó también que el constructor italiano está cobrando un precio muy especial y en cuotas.

“Es un sacrificio grande pero en pro de la cultura, la liturgia y el crecimiento de la cultura musical en el Paraguay”, manifestó orgulloso.

En noviembre próximo, el Ateneo Paraguayo en adhesión a este magno emprendimiento, llevado a cabo por el arzobispado, posibilitará la venida de Lorenzo Pedrazzi, miembro de la célebre familia de constructores organeros de Pavía, Italia, para realizar clases magistrales relacionadas a la historia, construcción, reparación y mantenimiento de órganos y armonios. Estas clases estarán destinadas a músicos y lutieres de nuestro medio que quieran adquirir conocimientos relativos a las características de estos instrumentos.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo