• HOY

    23°
    MIN
    31°
    MAX
     

    nubes rotas

  • Miercoles 21

    20°
    MIN
    31°
    MAX
     

    cielo claro

  • Jueves 22

    21°
    MIN
    30°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Viernes 23

    17°
    MIN
    25°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 24

    17°
    MIN
    22°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 25

    17°
    MIN
    24°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.800

    venta
    G. 6.000

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.600

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

04 de Octubre de 2013 19:00

 

Mike Cardozo: curando heridas

Por Jorge Coronel

El ex La Secreta abre su alma en un nuevo proyecto musical en el que plasma experiencias de su vida personal y sienta postura contra la violencia hacia la mujer.

No son pocos los artistas que hallaron en el sufrimiento y el dolor el puntapié de la creación. Esos momentos más oscuros suelen ser, para el creador, grandes disparadores de emociones que permanecerán guardados en su obra por siempre.

Este pareciera ser el caso de Mike Cardozo, el guitarrista y compositor que fusionó el folclore con el rock nacional en su recordada banda La Secreta, con la que grabó los discos “Gratis es más rico” (2004), “Alma de cuero” (2006) y “Demasiado” (2011).

Alejado de aquel recordado proyecto –del que no reniega, pero del que hoy prefiere mantener distancia–, descubrimos a un Mike Cardozo totalmente distinto… pero que, sin embargo, nunca dejó de ser él mismo.

Luego de separarse de la popular actriz y comediante Clara Franco –con quien mantuvo una relación de seis años y, fruto de esa relación, dos hijos–, el músico halló en el dolor de ese adiós un momento para expresar sus angustias, impotencias, tristezas… y pedir disculpas.

Prueba de eso es “Sentir tu amor me hace bien”, donde pide perdón al ritmo de funk con frases como “Lo que me diste no tiene precio, pido disculpas por los malos momentos”, o se anima a rapear declaraciones de un amor desalmado: “Te garantizo que no quiero meter presión, pero sin ti, tu amor es una explosión”.

“Fue pura catarsis: lo escribí y grabé en el mismo momento”, confiesa el músico, antes de la presentación del disco que titula “Tarde pero ahora”, bajo el nombre artístico de “Mike Cardozo And da Fakinshi”. “Me senté y lo grabé… lo escribí en el estudio llorando, desesperado, pasándola bastante mal, pero siendo consciente de mi catarsis. Tenía que quedar registrado como grabación, como propuesta musical, como arte, como momento biográfico, como momento…”.

En ese sentido, Cardozo define al disco como “casi un documental, en el sentido que cada tema explora un momento de mi proceso, y cada tema describe el momento”. Entre los quince temas, las líricas siguen temáticas duras como la pérdida de la familia, la reivindicación de la mujer, pero también de cargar con el dolor de un corazón roto. “El hecho de andar por ahí con el corazón roto… también el disco tiene una carga, una fuerte impronta de lo que son mis amigos, de lo que significan mis amigos para mí y cómo mis amigos me apoyaron en este momento”.

-¿Por qué decidiste cerrar, en su momento, la etapa de La Secreta?

-Sentí poco entusiasmo del público, poco entusiasmo dentro de la banda, que los integrantes de la banda tenían entusiasmo para otras cosas, y en ese proceso me aburrí un poco de ser el “folclorista” y quería experimentar con estilos diferente con los cuales yo ya venía curtiendo, experimentando. Probar hip hop, funk, R&B, el rock, entonces las cosas se dieron y también aproveché para juntarme con otros grupos con los cuales también quería tocar.

-¿Cómo empezaste a replantearte este nuevo proyecto?

-El hip hop tiene mucha letra, y esas letras se convierten en algo más personal, por la densidad de la letra, por la cantidad de notas y la complejidad rítmica que conlleva cantar con ese estilo. Después tenía canciones más personales… por cuestiones de mi vida personal empecé a componer canciones que ya eran muy personales. Sentí que era el momento perfecto para llevar a cabo yo eso, después de cantar tantos años jingles, hacer 'coaching' vocal en programas de televisión…


-¿Sentís que atravesás una nueva etapa en tu carrera?

-Sí, una etapa nueva, un riesgo que me tomo. Es un camino nuevo que tomo conscientemente. Y tiene que ver con una cuestión de gustos. Estaba cansado del folclore, de estar encasillado en eso. Si bien ya he tenido grupos de rock en los '90, sentí que era un buen momento.

Es bastante contemporáneo lo que hago, por lo menos en el sentido rítmico y melódico: exploro el R&B, el hip hop, el funk, mismo por los músicos también… Mi guitarrista es Iván Figueredo, que es muy rítmico, muy de funk y muy de blues. Y con él surgieron varias canciones, ideas…

Estuve haciendo catarsis, tuve muchos problemas personales, y entonces salió un disco súper sincero, bastante crudo, bastante gráfico y muy real.

-¿Qué otras canciones destacarías de este disco?

-Hay un tema que se llama “Querido hijo”, es muy fuerte. Hay otro tema que se llama “Nadie te quiere cuando estás abajo”, tiene algunos cuantos temas que compuse con mi hermano “Chirola” Ruiz Díaz, que aparte de ser mi amigo es mi asociado. Hay un tema “Judakái”, que es muy rockero. “Soy el Judakái, mi amor, y en la plaza arderé. Hoy qué más da mi amor, no tengo nada más que perder”.

-¿Qué balance hacés del disco, una vez terminado?

-A mí lo que me gusta, en cuanto a la estética de lo que hicimos, es que se sale de los clichés del hip hop, líricamente o como se canta, lo que se dice… por ser tan personal. Le da una estética… (piensa).

Yo quise abrir mi corazón y hacer un disco de canciones de amor porque era lo que a mí me estaba pasando y nunca lo había hecho, como persona, como individuo… nunca abrí el corazón, siempre fui como muy roquero, muy duro, muy intelectual, y nunca le di espacio a esa cosa de tener un corazón roto o de expresar un deseo sensual…. y otras cosas que nunca yo había manifestado. Fue una decisión consciente de abrir mi corazón y manifestarme de una manera sensual, romántica, exaltando a la mujer, porque el proceso que pasé fue bastante fuerte.

-¿Qué cosas te ayudaron a atravesar ese proceso?

-Una de las cosas que influyó fue la terapia psicológica, con dos psicólogos; estoy haciendo terapia con ellos y muchos de los conceptos vienen de lo que yo hablé en la terapia que hice, de lo que fui aprendiendo como hombre, como pareja y darle forma a eso. Darle una forma poética a cuestiones que tiene que ver con cómo corresponde tratarle a una mujer, que a veces en nuestra sociedad los hombres somos avasalladores, agresivos, violentos. No nos damos cuenta que le hacemos un tremendo daño psicológico (a la mujer) con ese machismo, y era el momento ideal para tocar esos temas.

-¿Te molestó que se mediatice, en su momento, tu separación?

-Era inevitable que pase, entonces decidí sacar un mensaje positivo de esta situación, decirle a las chicas: si tu hombre te grita, te menoscaba, te separa de tus amigos, de tu familia, es hora de repensar la relación o la naturaleza de la relación.

Yo mismo llamé a Kuña Aty, pedí ayuda y yo mismo me sometí voluntariamente a hacer terapia, a entenderme, a expresar mis errores, a no expresar excusas, a reencarar cómo yo me relaciono con las mujeres. E invitarle a los muchachos a que hagan lo mismo, porque a veces somos muy machistas, muy violentos los hombres.

-¿Sentís que tanto corazón puesto en este disco podría reconquistar a tu exmujer?

-Yo no creo que este disco haga diferente a la naturaleza del conflicto… quisiera que lo haga, pero no veo el disco así. Con este disco yo no estoy pidiendo perdón, en ese sentido de la palabra, sino estoy expresando mis sentimientos y haciendo una especie de documental.

Honestidad brutal

Así se llamó el álbum que Andrés Calamaro grabó encerrado en un estudio –allá por 1999–, junto a su hermano Javier Calamaro, el compositor Coti Sorokin, entre otros.

Hasta entonces, nunca un disco solista del autor de “Paloma” había disparado tanta pasión en el público del rock en español. Aquel álbum fue grabado inmediatamente luego de una ruptura sentimental, con letras bañadas en tristeza, desasosiego y soledad.

En esas mismas condiciones poco saludables –pero productivas, al fin– Mike Cardozo graba y produce “Tarde pero ahora”, con músicos como Gonzalo Resquín en batería, Iván Figueredo en guitarra y “Chino” Corvalán en bajo. “Armé una banda y empezamos a tocar el material”, relata Cardozo.

Entre los artistas invitados participan Germán Lema, Luis Chaparro, Lucas Santarelli, Roberto “Chirola” Ruiz Díaz, Sergio “Banana” Pereira, Alejandro Morel y Marcelo Crechi, entre otros. El álbum fue grabado y mezclado en los estudios de Limbo Py y contó con la masterización del argentino Mario Breuer, quien trabajara para artistas como Charly García y Luis Alberto Spinetta.

Mike Cardozo y su banda presentan “Tarde pero ahora” este sábado 5, en La Viuda Bar, ubicado en Mariscal Estigarribia 925 casi Tacuary.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo