• HOY

    20°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Nublado

  • Miercoles 26

    21°
    MIN
    30°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Jueves 27

    22°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Viernes 28

    22°
    MIN
    34°
    MAX
     

    Caluroso, cielo mayormente nublado, vientos del norte. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Sábado 29

    24°
    MIN
    35°
    MAX
     

    Caluroso, cielo nublado a parcialmente nublado, vientos moderados del norte.

  • Domingo 30

    24°
    MIN
    36°
    MAX
     

    Caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos moderados del norte.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.700

    venta
    G. 5.890

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.310

    venta
    G. 1.410

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

20 de Abril de 2018 19:04

 

Para el tango no hay edad

Por Ana Jazmín Lezcano

Aprender una nueva danza a los 80 años parece una idea descabellada, ¿no? Para el tango, solo debés aprender a disfrutar de la música y conectarte en los abrazos de tu pareja. Jóvenes y adultos mayores, indistintamente, se lanzan a este sensual baile.

El tango es género musical y también una danza que nació entre Buenos Aires (Argentina) y Montevideo (Uruguay). En la segunda mitad del siglo XIX apareció en los barrios pobres de estas ciudades, compuesta por nativos, descendientes de esclavos e inmigrantes europeos. Hoy en día, está en todo el mundo y nuestro país no es la excepción.

Lo mágico del tango es que para danzar al son de las melodías no necesitás tener tanta elasticidad, sino aprender a sentir la canción y, sobre todo, conectarte con tu pareja. El tango es pasión, firmeza y “abrazos”.

Armando y Seudy Benítez son hermanos que enseñan a balar tango desde hace al menos 15 años. Descubrieron la pasión juntos y desde entonces la pareja ha participado en numerosos eventos nacionales e internacionales. Incluso llegaron como finalistas al Mundial de Tango, en el cual participan alrededor de 200 países.

Alumnos de Armando y Seudy durante la presentación de fin de curso.

Actualmente enseñan tango escenario y tango de salón o vals en el Conservatorio de Arte Esther Villasanti, el primero es nivel profesional y el segundo es social, según explicó Armando. Esta última modalidad tiene mayor diversidad de participantes. Desde niños hasta personas de la tercera edad. Este público se acerca atraído por las melodías y las ganas de aprender cosas nuevas en sus últimos años de vida.

Este apasionante baile atrapa a todo aquel que se anime a probarlo. “El tango es una danza improvisada en la que se bailan dos cuerpos abrazados, improvisando al compás de la música”, define Armando.

Para el profesor, lo principal es que haya conexión entre ambos bailarines, puesto que generalmente son danzas improvisadas.

“Algunos vienen en parejas, pero muchos acuden solos también”, agrega Armando. Los que acuden a las clases lo hacen por pasión a la música, curiosidad e incluso por salud. El instructor relata que uno de sus alumnos tiene 82 años y en el último año ha adquirido mayor firmeza en sus pasos y ello le ha traído muchos beneficios.

Beneficios para la salud

Está demostrado que mejora la capacidad aeróbica y la coordinación, por lo que puede ser muy útil como complemento terapéutico en algunas dolencias, como el parkinson, y hasta problemas psicológicos.

Según el cardiólogo argentino Roberto Peidro, quien investigó las aplicaciones terapéuticas del tango, el tango “no es mejor que cualquier otra actividad física, pero sí que otros ejercicios que no potencian la coordinación y otros bailes menos tradicionales”.

Señaló además que bailar esta modalidad también puede favorecer a enfermos de alzheimer, por ser una actividad de coordinación y que obliga a la persona a ejercitar su memoria para recordar los pasos.

Bailar una media hora diaria repercute directamente en el aumento de la capacidad aeróbica, según un estudio realizado en 1999 por Pietro y Ricardo Edgar Damasco.

Ambos concluyeron que, si se practica tango en forma regular, mejora en muchos aspectos la salud física. Afirman que es útil en la prevención de problemas cardiovasculares y el sobrepeso, para disminuir los niveles de colesterol y triglicerios. Además de ayudar a corregir trastornos de la postura.

Por otra parte, el psiquiatra Federico Trossero, autor del libro "Tangoterapia", habla de las clases de tango para complementar tratamientos de enfermedades que van desde la depresión hasta las fobias sociales e incluso la esquizofrenia.

Los alumnos tienen distintas edades. 

Constancia y pasión

“A veces nos dicen: Nunca luego me va a salir. Pero se ve el avance en las personas que son constantes”, cuenta el profesor Armando. Para el tango de salón, al principio, se deben aprenden los pasos y “códigos de comunicación”, ya que con el tiempo, todo se basa en la improvisación.

Por ello es importante que los bailarines aprendan los códigos universales que marcan la pauta, generalmente son movimientos de brazos realizados por el hombre, quien guía a su pareja. En la pista de baile, sin haber memorizado coreografías ni mediar palabras, el hombre y la mujer deben dejarse guiar por las melodías y los mensajes que se transmiten.

“Es importante que conozcan el código para comunicarse sin la palabra. Las marcas que realizan los hombres y cómo la mujer debe desarrollar esa interpretación”, explica. Lo mágico de esa técnica es que dos bailarines de tango, sin importar que no se conozcan y que sean de países lejanos, en la pista de baile pueden desenvolverse con total afinidad.

Finalmente, el profesor Armando insta a las personas a aprender esta danza, puesto que no es muy complicada, no requiere mucha destreza ni flexibilidad física. “Los hombres generalmente dicen que son troncos y para el tango justo eso es lo que se necesita, hombres firmes”, aclara.

Para practicar no es necesario acudir en pareja, puesto que muchas personas lo hacen solas y al llegar practican con los demás e intercambian parejas. Lo único que se necesita es tener ganas de aprender y danzar al son de las dulces y atrapantes melodías.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo