• HOY

    20°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Martes 23

    19°
    MIN
    28°
    MAX
     

    cielo claro

  • Miercoles 24

    19°
    MIN
    29°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Jueves 25

    21°
    MIN
    26°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Viernes 26

    21°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Sábado 27

    20°
    MIN
    24°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.090

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.150

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.610

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

13 de Marzo de 2019 11:08

 

Tobatí, entre saltos y cerros

Por Ana Jazmín Lezcano

La ciudad de Tobatí, ubicada a solo un par de horas de Asunción, sorprende con hermosos paisajes. Sus miradores, cerros y saltos cautivan a todos los turistas que descubren su increíble riqueza natural.

Exótico verde, paisajes rocosos, aires de pueblo, caídas de agua y numerosos cerros. Todo a poco más de 80 kilómetros de Asunción por Ruta 2. Así es Tobatí, una ciudad que en los últimos años se convirtió en un destino ideal para un escape del ruido de la ciudad.

Muchos lugareños coinciden en que Tobatí aún es poco promocionada como sitio turístico, sobre todo para el asunceno; pero su creciente y variada industria turística la posiciona como un tentador viaje a agendar, con la familia o con los amigos.

El Mirador Tres Caras es un símbolo de la ciudad, quizás su más característico distintivo. Los tres rostros adheridos a la base de una colina de roca simbolizan los pueblos indígenas de las tres américas, cuenta Rubén Jara, un joven guía local.

Se encuentra ubicado sobre la ruta Caacupé -Tobatí, a aproximadamente 350 metros del Camino de Rosado. Al costado del monumento hay las escaleras que permiten subir hasta la cima del mirador.

Es el gigante atractivo turístico casi obligatorio para iniciar la travesía por la ciudad. Ya sea que se opte por una opción aventurera o turismo de artesanía, el imponente Mirador Tres Caras es un destino difícil de ignorar.

“Este mirador se hizo a través de un concurso de ciudades en la que Tobatí ganó hace unos 25 años”, nos cuenta Rubén.

La dificultad para llegar a la punta del mirador es mínima y la belleza del paisaje, majestuosa. Además de ver el centro de Tobatí, se puede apreciar toda la serranía y vegetación que rodea la ciudad.

 

Mirador de la Virgen

Un colosal muro de roca sólida da sombra al oratorio de la Virgen del Camino, un sitio ubicado estratégicamente sobre la ruta que conduce al casco urbano de la ciudad.

Las aberturas de las rocas hacen que sea un sitio ideal de tour de ecoaventura. Un sector del muro es utilizado para la escalada asistida, parte de uno de los paquetes de ecoturismo ofrecidos a los turistas.

Además, en sus faldas también se puede encontrar un local de exposición permanente y venta donde se concentran todas las formas de artesanías producidas por los tobateños: madera, cuero, barro, tacuara, entre otros.

La economía local se basa precisamente -además de las olerías- en la artesanía. Cada compañía tiene su especialidad y numerosos artistas ofrecen sus trabajos en este centro de exposición, que está abierto de 7:00 a 18:00, de lunes a lunes. 

La Compañía Rosado y sus riquezas

La compañía Rosado es una de las más acaudaladas en cuanto a riquezas naturales. A lo largo de todo su territorio, alberga varios picos de piedras desde cuyas alturas se puede apreciar toda la ciudad. El Salto Escondido o Salto Rosado, el Cerro Yvytu Silla, el Cerro Arco y las hermosas piscinas naturales ubicadas a lo alto de este último punto, forman parte de dicha riqueza.

Al iniciar el recorrido, seguimos un extenso sendero natural rodeado de una gran variedad de árboles de todo tipo, frondosos o pequeños, añejos y nuevos; todos lograban que el intenso calor de ese día se apacigüe. Cabe destacar que sin la ayuda de un guía es muy sencillo perderse antes de llegar a todos los puntos principales, pese a que muchas flechas señalizan el camino.

El primer punto fue el Salto Rosado o Salto Escondido, bautizado de ambas maneras por los visitantes y lugareños. Tiene aproximadamente 25 metros de altura y la cantidad del agua caída depende netamente de las lluvias, luego de varias semanas de sequía, con suerte nos encontramos con un pequeño charco y unas gotas caídas de la cima. Sin embargo, luego de un par de precipitaciones, su belleza es majestuosa.

Este salto de agua se encuentra a mitad del sendero ubicado camino al Cerro Arco, rodeado de rocas y vegetación. El sitio invita a dar un respiro y refrescarte antes de seguir con el recorrido, que por cierto es bastante largo y cansador para quienes no están acostumbrados a realizar caminatas de este tipo.

Luego de llegar a ese punto, inicia la travesía más complicada, con rocas que sortear y pequeñas escaleras naturales que subir. El sendero -pese a que está señalizado con flechas en las piedras- puede resultar un poco confuso.

Cerro Arco

Bautizada por su imponente estructura de roca, el Cerro Arco es una de las elevaciones naturales más llamativas de la ciudad. La inusual curvatura que se desprende del cerro es un imán para las fotografías y un sitio ideal para descansar en el recorrido de los cerros de Tobatí.

“Muchos se preguntan cómo surgió y hay varias hipótesis. Se estima que fue por erosiones de agua, porque, según la historia, toda esta zona estaba sumergida bajo un mar”, cuenta Rubén Jara, bajo la sombra del arco de piedra.

La fresca brisa se abre paso entre las piedras de la formación terrenal. El joven guía detalla que en su mayoría son de arenisca, compuesta por un conjunto de minerales, como silicio, plata, oro, entre otros.

“Las piedras son prácticamente arena compactada y gracias a esa característica de las piedras existe la vegetación sobre el cerro, que a su vez da lugar a la fauna”. Detalla que incluso pueden verse tatú (armadillo) y zorros pequeños.

La popularidad del cerro Arco ha crecido notablemente en los últimos años, lo que da un empujón extra al turismo interno que se consolida como actividad bastante rentable en la ciudad.

“El Cerro Arco es hoy en día un cerro bastante visitado. Lo recomendable es venir siempre con guía, pero también pueden venir de forma particular. Hay un grupo de guías locales de la compañía de Rosado. La recomendación de guías es para evitar accidentes y por sobre todo que los visitantes se pierdan, ya que hay muchos caminos”, sostiene Jara.

Piscinas y un salto

El camino a este cerro no es menos espectacular que su cima en forma de arco. Justo antes de que las piedras reemplacen a la tierra del camino, se encuentra el Salto Rosado. Una caída de cristalina agua de 25 metros, un rincón rodeado de una abundante vegetación, una parada obligada antes de iniciar la cuesta arriba.

Justo cuando el terreno comienza a ponerse hostil, las rocas acunan una serie de piscinas naturales, en una zona conocida como Paso Laguna. Las aguas que nacen de lo alto hacen una travesía cuesta abajo y se acumulan en pequeñas lagunas que a su vez alimentan el Salto Rosado que le antecede.

Este es quizás el último punto para disfrutar de una sombra, ya que la acumulación de agua consiguió que algunos árboles puedan crecer más de lo permitido en esa pedregosa superficie.

Además, ya saliendo de la Compañía Rosado, pero muy cerca de la misma, se encuentra el Salto Cabello de Ángel. Este hermoso atractivo turístico se sitúa a aproximadamente 4 kilómetros de Paso Laguna. Al igual que los demás, depende totalmente de la cantidad de lluvia acumulada en los días anteriores.

Si el objetivo es refrescarse y pasar el día en los saltos, no es recomendable ir luego una sequía larga, puesto que solo se encontrarán con pequeños chorros, aunque de igual manera la vista es hermosa y el agua muy agradable.

Yvytu Silla

Se encuentra ubicado a aproximadamente 800 metros del Camino de Rosado, también dentro de la compañía que lleva el mismo nombre. Esta imponente formación rocosa ha ocasionado un revuelo entre los turistas nacionales e incluso internacionales, debido a la belleza de sus empinadas piedras que la conforman.

Además, la hermosa vista y los componentes naturales que la rodean hacen que los atardeceres y amaneceres sean todo un espectáculo. Quienes han acampado en el sitio han captado hermosas noches estrelladas, por lo cual pasar la noche en un camping en Tobatí se vuelve muy atractivo.

Un “boom” que beneficia a la comunidad

Rafael Portillo (32) cuenta que -desde antes que empezara el “boom” del turismo en la compañía Rosado- ayuda a los visitantes a llegar a los principales puntos turísticos de la zona. Antes los guiaba y solo a veces acompañaba. No obstante, desde hace un año se dedica a ser guía para obtener algunos ingresos extra.

“Vivo muy cerca, entonces siempre vienen demasiadas personas a preguntar cómo llegar y les ayudo”, relata. Actualmente cobra “a voluntad” o desde solamente G. 5.000 por persona, dependiendo de la cantidad de gente que desea el tour en ese momento; mientras más grande es el grupo, el costo es inclusive menor.

Generalmente los acompaña a los principales puntos que son: Los cerros Yvytu Silla y Arco, además de las piscinas naturales que hay en los mismos: el Chorro Karumbey y los saltos Escondido y Cabello de Ángel.

Destaca que desde hace como un año tienen numerosos turistas en esa zona de la ciudad y llegan incluso a tener hasta 60 vehículos que ingresan en la zona, lo cual ayuda a mejorar también la actividad económica de los pobladores de Rosado.

Posadas

Pese a no ser una ciudad muy grande, cuenta con cuatro posadas turísticas y un hotel para albergar a todos los visitantes que deseen pasar la noche en confortables lugares antes de continuar con el recorrido de la ciudad. Los costos son variados, dependiendo del servicio y tipo de habitación.

Varias de esas posadas tienen piscinas incluidas y también están habilitadas para pasar el día pagando desde G. 25.000. Los costos varían dependiendo de los servicios y habitaciones que soliciten, pero en general son bastante accesibles.

La posada turística “Don Cabri” cuenta con piscina, quincho, cancha de fútbol y vóley. Para obtener más datos se puede contactar a través de los siguientes números: (0971) 420 356 y (0981) 920 257.

Asimismo, la Posada “Kiki” es una opción más hogareña, que tiene incluidas las opciones gastronómicas. Las reservas y consultas pueden hacerse al (0971) 212 970.

Por otra parte, también está “Águilas Doradas”, que además de las habitaciones posee piscina, quincho y un patio con sillas y mesas de elementos reciclados. Ofrece como un servicio adicional el turismo de aventura para poder escalar los cerros. El contacto es el (0972) 428 762.

Finalmente, la Posada “La Sofía” posee cuatro departamentos para cinco personas, habitaciones matrimoniales e individuales, además de un área de camping y una bella piscina. El número para más consultas es el (0983) 802627

 

Reportaje: Ana Jazmín Lezcano, con la colaboración de Oscar Lescano Barreto.

Imágenes 360° y dron: Oscar Lescano Barreto.

Fotografía: Roberto Zarza.

 

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo