09 de Mayo de 2016 14:30

 

Los datos de miles de compañías secretas

La base de datos muestra más de 300.000 entidades de las investigaciones de Papeles de Panamá y Offshore Leaks. Pero no incluye documentos en bruto como emails y registros bancarios.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación publica hoy una base de datos que deshace el secreto de casi 214.000 entidades creadas en 21 jurisdicciones, desde Nevada hasta Hong Kong y las Islas Vírgenes Británicas.

Los datos, parte de la investigación de los Papeles de Panamá, es la publicación más grande de información sobre compañías offshore y la gente detrás de ellas jamás hecha. Esta información incluye, si está disponible, los nombres de los verdaderos dueños de esas opacas estructuras.

La base de datos también muestra información sobre más de 100.000 entidades offshore adicionales que ICIJ ya había desvelado en su investigación de 2013 Offshore Leaks.

ICIJ publica la información en el interés público.

Los nuevos datos que ICIJ ahora hace públicos representan una fracción de los Papeles de Panamá, más de 11,5 millones de archivos filtrados de la firma legal panameña Mossack Fonseca , una de las mayores creadoreas de compañías, fondos y fundaciones difíciles de rastrear en el mundo.

ICIJ no publicará la totalidad de la filtración, y no revelará documentos en bruto o información personal en masa. La base de datos contiene una gran cantidad de información sobre dueños de compañías, prestanombres e intermediarios en jurisdicciones secretas, pero no revela cuentas bancarias, intercambios de emails o transacciones financieras incluidas en los documentos.

En total, la aplicación interactiva revela más de 360.000 nombres de personas y compañías detrás de estructuras offshore secretas. Como los datos son de fuentes filtradas y no de un registro estandarizado, puede haber duplicación de nombres.

Los datos fueron obtenidos originalmente de una fuente anónima por reporteros del diario alemán Süddeutsche Zeitung, que pidió a ICIJ que organice una colaboración periodística mundial para analizar los archivos.

Más de 370 reporteros en casi 80 países revisaron los archivos durante un año. Sus investigaciones descubrieron las propiedades offshore de 12 líderes mundiales, más de 128 políticos más y muchos estafadores, traficantes de drogas y otros criminales cuyas compañías están en las listas negras de EE.UU. y otros países.

Su estatus de criminales o funcionarios públicos no les impidió obtener compañías en lugares donde las leyes de secreto a menudo hacen imposible que fiscales y otros investigadores puedan rastrear sus bienes.

Los archivos revelaron, por ejemplo, que asociados del presidente ruso Vladimir Putin movieron en secreto hasta $2 mil millones a través de bancos y compañías secretas.

La reacción a los Papeles de Panamá fue inmediata y viral.

Ciudadanos indignados salieron a las calles en Reykjavik, Malta y Londres, mientras que el hashtag #panamapapers fue tendencia en Twitter durante días luego de que la historia saliera a la luz el 3 de abril. El primer ministro de Islandia renunció por la compañía de las Islas Vírgenes Británcias que poseía con su esposa, mientras que otros líderes mundiales se apresuraron a explicar sus propiedades secretas. Le tomó tres días al primer ministro del Reino Unido, David Cameron, reconocer públicamente que se benefició de un fondo de inversiones creado por su padre que fue incorporado en Panamá y se manejaba en las Bahamas.

En España, un ministro renunció tras descubrirse que mintió sobre sus conexiones offshore, y en Uruguay la policía arrestó a cinco personas sospechosas de lavar dinero para un poderoso cartel mexicano de drogas.

Los Papeles de Panamá subrayan las injusticias e inequidades fundamentales creadas por el sistema offshore, dicen comentaristas en los medios y líderes políticos.

“Cuando se evaden impuestos, cuando bienes estatales se ponen en estos refugios, todas estas cosas tienen un efecto negativo tremendo en nuestra misión de acabar con la pobreaza e impulsar la prosperdad”, dijo Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, al abrir las reuniones primaverales del Banco Mundial y el FMI en Washington, poco después de que ICIJ y más de 100 organizaciones noticiosas comenzaran a revelar los resultados de la investigación.

El presidente Barack Obama, mientras tanto, señaló que el principal problema era que muchas de las acciones reveladas por los Papeles de Panamá eran legales. “No es que están rompiendo las leyes, es que las leyes están muy pobremente diseñadas”, dijo.

Las revelaciones reavivaron el debate sobre la necesidad de registros públicos en los que la información sobre quién controla una compañía sea accesible a todos. El Reino Unido ha hecho obligatoria y pública la presentación de datos de dueños beneficiarios, pero los territorios británicos de ultramar como las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Caimán, algunos de los principales paraísos offshore, han accedido a compartir esa información solo cuando es requerida por las autoridades.

Citando los Papeles de Panamá, el gobierno de EE.UU. también anunció el jueves que envió al Congreso legislación para crear un registro federal centralizado de los dueños reales de toda compañía nueva. El registro ayudaría a las autoridades a exponer a la verdadera gente detrás de compañías anónimas utilizadas en lavado de dinero y otros delitos.

Los gobiernos de Australia y Alemania dijeron que también planean crear registros públicos de propietarios de compañías.

El viernes, la persona anónima que filtró los Papeles de Panamá, conocida solo como “John Doe”, habló públicamente por primera vez en una declaración escrita y pidió pasos concretos para combatir a los paraísos fiscales. “En la Unión Europea, el registro corporativo de cada estado miembro debería estar libremente accesible, con datos sobre los verdaderos dueños beneficiarios detallados y claramente disponibles”, escribió la fuente. Doe añadió que EE.UU. “claramente ya no puede confiar en sus 50 estados para la toma de buenas decisiones sobre sus propios datos corporativos”.

La base de datos que ICIJ publica hoy permite a los usuarios explorar las redes de compañías y personas que usaron – y a veces abusaron – el secreto de las locaciones offshore con la ayuda de Mossack Fonseca y otros intermediarios. Los datos filtrados cubren casi 40 años, desde 177 hasta el final de 2015.

Los datos, que incluyen direcciones postales, muestra vínculos con más de 200 países y territorios, desde China hasta Chile. Los usuarios pueden filtrar la información por país y por jurisdicción offshore. También pueden explorar el rol de bancos, firmas legales y otros intermediarios del sistema financiero en facilitar la creación de compañías offshore para individuos de alto valor. Por primera vez, pueden ver detalles sobre misteriosas fundaciones privadas panameñas, incluyendo, cuando esté disponible, información sobre quienes las controlan.

Si bien la aplicación interactiva abre un mundo que nunca había sido mostrado con tanto detalle, no cada propietario de una compañía que aparece en los Papeles de Panamá figura en la base de datos pública. Esto es porque la información de propiedad a menudo está enterrada en emails, cartas de poder legal y notas internas de empleados de Mossack Fonseca, y no puede ser extraída fácilmente de forma sistemática. Además, Mossack Fonseca a menudo no reunió la información necesaria sobre los dueños reales de las compañías, confiando en que bancos y otros intermediarios rastrearan esos datos esenciales.

Aún así, es de esperarse que las revelaciones de los Papeles de Panamá continúen surgiendo a medida que reguladores y ciudadanos particulares de todo el mundo investiguen los nuevos datos y hallen nuevas conexiones que puedan haber obviado los reporteros. A los ciudadanos se les alienta a compartir datos con ICIJ y los periodistas de los Papeles de Panamá que siguen investigando los documentos. Todos los datos también se pueden descargar.

“La transparencia no va a ir en retroceso”, dijo Kim en su discurso en las reuniones del Banco Mundial, advirtiendo a aquellos que tratan de evadir impuestos o robar dinero de las tesorerías públicas que sean “muy cuidadosos” porque eventualmente serán rastreados. “El mundo se va a volver más y más transparente a medida que avanzamos”.

Puede acceder a la base de datos liberada aquí. 

 

Por Marina Walker Guevara

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo