15 de Junio de 2015 11:11

 

“Spy”: misión cumplida

Por Kike Sosa

La nueva comedia de acción de Paul Feig y Melissa McCarthy es al mismo tiempo una gran comedia y una muy buena película de espionaje.

El 2015 está probando ser un gran año para el cine de espías.

Primero, Kingsman: El Servicio Secreto trajo el tono juguetón y seductor del James Bond clásico mezclándolo con una mínima pizca de Harry Potter y una tonelada métrica de irreverencia y violencia, confeccionando un delicioso cóctel de entretenimiento, y ahora Spy viene a representar el punto más alto del “matrimonio” colaborativo entre el director Paul Feig y la comediante Melissa McCarthy en una película que no solo es excelente al parodiar el cine de espías, sino que puede situarse orgullosamente entre lo mejor de ese mismo género.

Luego de haber hecho probablemente la mejor “película Apatow” no hecha por el propio Judd Apatow con Damas en Guerra, Feig dejó de lado la mezcla de comedia y drama de aquél filme y se llevó consigo a la actriz Melissa McCarthy, a quien había llevado a una nominación a un premio Óscar por aquél filme, a probar algo más centrado en la comedia y la acción con la entretenida pero no muy excepcional Chicas Armadas y Peligrosas.

Con Spy, Feig y McCarthy ascienden a otro nivel. Es un filme que prueba que no es necesario reducir el intelecto y la capacidad de un protagonista de comedia para sacar risas y además pone punto final a la discusión sobre el talento de McCarthy, que interpreta un papel en que demuestra en un solo filme la versatilidad que ha venido presentando en sus trabajos por separado.

El filme abre al más puro estilo de cualquier película de James Bond. Una lujosa mansión, y un apuesto hombre de impecable traje que tiene la misión de conseguir información sobre el paradero de una peligrosa arma nuclear. Sin embargo, cuando fracasa ridículamente, el agente secreto Bradley Fine (Jude Law) es ayudado a escapar por su contacto en las oficinas de la CIA, Susan Cooper (McCarthy), quien lo guía a través de imágenes satelitales.

Sin embargo, una siguiente misión fracasa de forma aún más desastrosa, dejando a Fine fuera de combate y a todos los demás agentes encubiertos con sus identidades reveladas, por lo que la CIA debe recurrir a alguien que los criminales internacionales no conozcan. Adivinen quién acaba con la misión.

Aunque Feig ocasionalmente cosecha humor de algunas fuentes obvias como el hecho de que McCarthy no tiene el físico tradicionalmente asociado con protagonistas del cine de espías o del cine de acción en general, pero no se va por lo fácil. En vez de hacer del personaje un bufón al estilo Johnny English, Susan en realidad es enormemente capaz como agente. El ridículo viene principalmente del fantástico elenco con el que Feig rodea a Susan, incluyendo a la siempre confiable Rose Byrne como una descerebrada “femme fatale” y Jason Statham robándose todas y cada una de sus escenas en una impagable parodia del espía moderno del cine.

Entrar en más detalles sobre Statham en la película sería un crimen imperdonable para con aquellos que aún no la vieron, así que me limito a decir que es el nuevo estándar de oro de la autoparodia, y que si toda la película hubiera consistido en su personaje haciendo recuentos de sus cada vez más ridículamente imposibles hazañas, hubiera salido del cine satisfecho. Menos llamativo pero igualmente destacable es Peter Serafinowicz como el eternamente libidinoso contacto de Susan en Europa.

Es interesante ver a McCarthy finalmente librándose del rol de mujer loca, furiosa o de alguna forma excéntrica que ha compuesto la mayor parte de su carrera en el cine, desde aciertos como sus dos filmes anteriores con Feig a pasos en falso como Ladrona de Identidades y Tammy. Realmente echa por tierra el argumento de que McCarthy solo sabe interpretar un tipo de papel, y es aún más impresionante cuando, en la segunda mitad de la película, la actriz se ve obligada a saltar entre la tímida Susan y una fachada más propia de su mujer de acción de Chicas Armadas y Peligrosas.

Si hay algo qué reprochar a Feig es que su dirección sigue siendo quizá demasiado impersonal si se la compara con la de cineastas como Edgar Wright, quien, busca la comedia no solo en los diálogos y las actuaciones, sino en cada uso de la banda sonora y hasta en cada movimiento de cámara. Pero ese difícilmente es un problema que solo aqueja a Feig, ya que prácticamente cada director de comedia que no se llama Edgar Wright sufre de lo mismo, y al final la dirección de Feig no pierde nada en su falta de algo excepcional; simplemente deja de ganar más.

También está el obligatorio “cameo” de una celebridad interpretándose a sí misma que pasa sin pena ni gloria, una costumbre común de los protegidos de Judd Apatow. En este caso es un artista de hip-hop cuyo márketing siempre se centró en su imagen y pasado como “gangsta”, algo que quizá podía haber sido utilizado en el clímax de acción de la película, pero que al final no es utilizado para nada más que poner al rapero en cuestión en pantalla por algunos segundos.

Pero si las únicas quejas que puedo hallar son un “cameo” ordinario y una dirección sin demasiado estilo propio pero aún así perfectamente competente – de un director cuyos talentos en cuestiones como guión y manejo del tiempo cómico compensas de sobremanera su falta de arrojo con la cámara -, diría que son detalles demasiado pequeños para que molesten.

Spy es una gran comedia y absolutamente merece una recomendación. Ahora solo queda esperar que las dos otras grandes películas de espías que quedan este año logren mantener el alto nivel de las dos primeras representantes del género en 2015.

-----------------------------------------------------------------------------

SPY

Dirigida por Paul Feig

Escrita por Paul Feig

Producida por Paul Feig, Peter Chernin, Jessie Henderson y Jenno Topping

Edición por Mellissa Bretherton y Brent White

Dirección de fotografía por Robert D. Yeoman

Banda sonora compuesta por Theodore Shapiro

Elenco: Melissa McCarthy, Rose Byrne, Jason Statham, Jude Law, Bobby Cannavale, Peter Serafinowicz, Miranda Hart, Allison Janney y Morena Baccarin 

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo