30 de Setiembre de 2017 12:31

 

El relato de un feminicida: “Nos conocimos en Badoo”

Néstor Cáceres admitió haber matado a Fátima Domínguez, pero afirmó que se declara “no tan autor”. Contó que conoció a la joven en la red social Badoo y que no quiso matarla. La víctima tenía una soga al cuello y al menos 9 heridas de arma blanca.

00:00 / 00:00

Crimen en el hangar

 

Con la voz tranquila, y apenas minutos después de haber sido detenido por la policía, Néstor Bernardino Cáceres narró a la corresponsal de ABC Color Gladys Villalba su versión del feminicidio de Fátima Domínguez (23), mamá de una niña de 4 años. Su cadáver fue encontrado esta madrugada en un yuyal, con una soga azul alrededor del cuello, una herida en la yugular y al menos nueve heridas de arma blanca. 

 

–Néstor, ¿qué fue lo que ocurrió esta madrugada?

–No fue esta madrugada. Fue antes de la medianoche, creo. El jueves, creo, nos conocimos por la aplicación Badoo, que es para conseguir chicas. Así nos comenzamos a escribir, a mensajear y ayer debía ser el encuentro, conocernos y pasó. Y vino a las 8:30 y estuvimos así y mientras ese lapso que nos estábamos conociendo ella recibía llamadas que creo que eran de su pareja o alguien más y le alteraban. Entonces en el transcurso, más que estar entre los dos, ella se pasaba hablando con clientes, ya que se dedicaba a eso, y así estábamos y luego comenzamos a intimar, en el sentido de una charla más profunda, pero como amigos, sin faltarnos el respeto. Y ahí comenzamos a decir palabras para llegarle a una mujer, como le gustaba el buen trato. Entonces comenzamos a bailar un ratito, esto, aquello... y mientras el trascurso del baile ella recibía las mismas llamadas del hombre que le alteraba y eso le hacía poner nerviosa a ella y yo le preguntaba ¿qué te pasa? Y ella me hacía callar, me decía: –callate, callate, no te importa a vos. Y yo no estaba celoso ni nada, no soy nada de ella.

¿A qué te dedicabas vos acá? –Yo soy el encargado del hangar

¿Discutieron en algún momento? –En ninguna parte nos discutimos, sino que ella nomás se puso nerviosa cada vez que yo le decía por qué estaba así. No vayas más a contestar si te molesta que te llame. En ese transcurso había un palo de madera cerca de ella, entonces con el palo de madera me pegó en la cara.

–¿Ella te agredió? –Sí, me agredió con el palo. Al darme vuelta, encontró una botella ahí de Santa Helena vacía y con eso me jugó otra vez. En ese momento, más nervioso me puso, porque yo... no sé por qué. Yo solamente le dije no le vayas nomás a atenderle si es que no te gusta hablar con esa persona y ahí empezó todo y entonces fue cuando... ya ves.

–Reaccionaste. ¿Vos le agrediste, Néstor? –Sí, o sea, no quería hacer, pero viste cómo es...

–¿Te declarás autor del hecho? –No tan autor.

–¿Actuaste solo? –Solo, pero no fue por querer hacer. Queriéndole asustar a una persona se pasó de la broma y esa broma yo quería amagar y justo ella fue de ese lado donde yo quería amagar. Y ahí fue cuando pasó eso. Ella también reaccionó y agarró y me comenzó a agredir y a insultar.

–¿La heriste con el arma blanca que fue encontrada? –Eso fue lo primero que tuve en la mano. No tenía otro remedio. Como toda persona nerviosa, en ese momento busca defenderse con lo que tiene. Sea quien sea. Y eso fue lo que pasó.

–¿Qué hiciste después de cometer el hecho? –¿Después de cometer el hecho? Y salí ya, miré hasta el portón, di una vuelta, fumé un cigarrillo. Creo que llegaron sus amigas, entraron y no me encontraron.

–¿Ya huiste? –No, no es que huí. Salí a fumar nomás.

–¿Y arrojaste el cuerpo en el basural? –Y nosotros estábamos luego en esa parte, ya que ella quería ver el paisaje (...).

–¿Dónde te agarró la policía? –Al costado del Rakiura.

–¿Te entregaste sin problema? –Sí, sin problema, ya que ya no podía hacer nada, ya que también me fueron propinados a la fuerza algunos golpes por abrir la boca, unos cuantos golpes. Ya sabemos cómo se maneja esto.

–¿Hace cuánto conocías a la víctima? –Nos conocimos anteayer recién, por la aplicación Badoo. Por esa aplicación de escort independiente y ahí comenzamos a mensajear como amigos nomás. Y ayer fue así el encuentro, pero no fue por tener servicio sexual de ella, sino para conocernos porque nos gustaba el trato que había. Y ahí empezó todo, con la agresión que ella empezó.

–¿Te pusiste nervioso y ahí empezaste a agredir? –No, ella empezó todo. Con los golpes en la cabeza que recibí fue lo que más nervioso me puso, porque los palets son parece que livianos, pero una vez que te agarran con los clavos largos que eran el soporte de los motores que vinieron recién... 

–¿Te vas a declarar culpable, autor del hecho? –No, creo. Vamos a ver a qué llegamos, porque hay que declarar bien. Acá todo presionado uno te dice una cosa, otro te dice otra cosa, no podés, me gustaría hacer una buena aclaración de por qué pasó.

–¿Alegás que fue en defensa propia entonces? –Y vamos a ver lo que puedo declarar.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo