29 de Diciembre de 2015 20:56

 

Los caídos de la ANDE

Por Aldo Benítez

Van tres funcionarios de la ANDE fallecidos este mes en operativos de reparación de tendidos eléctricos, luego de la serie de tormentas que golpearon gran parte del país. Familiares esperan justicia, mientras se habla de un fallido sistema de seguridad.

Los fuertes temporales de estos días dejaron, además de miles de familias damnificadas y la muerte de cuatro personas como consecuencia de caída de árboles, otras lágrimas en familias paraguayas. Familias de trabajadores anónimos que hoy esperan, como mínimo, que haya un reconocimiento a los suyos y en lo que se pueda, algo de justicia.

El primer caso se dio el 15 de diciembre pasado, cuando Rubén Gustavo Brítez, funcionario de la Regional de la ANDE de Paraguarí, falleció trabajando en la reparación del servicio de energía en Ybytimí, frente mismo al local de la Municipalidad local. Brítez, de 45 años, no tenía hijos y los únicos familiares que siguen vivos son sus hermanos Ramón y Odonia, ambos mayores que él.

Según Ramón, desde la ANDE ya les informaron que, como Rubén no tenía hijos, pareja y sus padres ya no están vivos, entonces no corresponde establecer indemnización en este caso. “Los de la ANDE ya nos confirmaron que en el caso de Rubén no se tendrá indemnización porque no somos parientes directos” indicó a ABC Color Ramón, el hermano del funcionario fallecido.

No obstante, Ramón dice que están estudiando la situación con abogados, ya que consideran que hay algunas cuestiones que la Ande debe responder en el caso del fallecimiento de Rubén. “Queremos ver la orden de trabajo que tenía Rubén, quiénes le acompañaron ese día que falleció”, señala Ramón. Cuenta además que la versión oficial, hasta ahora, es que la escalera que sostenía a su hermano cedió, lo que hizo que Rubén caiga directo sobre el cable de la ANDE y ahí murió electrocutado como consecuencia de la descarga eléctrica de baja tensión. Su cuerpo quedó tendido de la red eléctrica por un buen tiempo.

Según Ramón, hasta ahora se debe determinar si el mismo estaba trabajando sólo, cuál era la orden de trabajo que tenía, quiénes eran sus supervisores, entre otras cosas. “La ANDE se comprometió a pagar los gastos de la funeraria pero hasta ahora no cumplieron. Igual, creo que eso van a pagar porque se comprometieron a hacerlo” dice Ramón. Rubén Brítez tenía un sueldo cercano a los G. 3 millones y estaba en la regional de Paraguari como electricista comercial. Tenía una antigüedad de cinco años y pocos meses en la ANDE.

El otro caso se registró el pasado 27 de diciembre y el fallecido fue Claro Alcibiades Galeano, quien trabajaba en la base Regional Misiones como operario. En este caso, el trabajador recibió una descarga de 23 kv cuando trabajaba en la conexión de una línea de media tensión en la localidad de San Patricio, Misiones. El caso de Claro Galeano incluso derivó en una denuncia que hizo la propia ANDE en la fiscalía pidiendo que se investigue el caso, ya que existen indicios que apuntan a un posible homicidio doloso.

Claro Galeano estaba de guardia en el puesto de la ANDE de Misiones el 27 de diciembre. Cerca del mediodía, en el local recibieron una llamada pidiendo que se arregle un desperfecto que se tenía en un tendido eléctrico de media tensión en la localidad de Ñacuti, una zona netamente de arroceros y estancias ganaderas. Galeano tuvo que ingresar al lugar en un motocicleta, unos 25 kilómetros de la ruta, para poder realizar la tarea, ya que las lluvias habían dejado el camino intransitable para vehículos.

Galeano, como en muchas otras oportunidades, acudió solo a dicho operativo. En los documentos que figuran en la ANDE y que mostraron a la familia, al llegar al lugar, el funcionario se dispuso a colocar los cables, que debían de proveer de energía a varias estancias de la zona que quedaron a oscuras tras el temporal de los días anteriores. Ubicó la escalera y antes de subir, hizo una última llamada a su esposa Celia Acevedo, quien estaba en su casa.

La siguiente llamada que recibió Celia ya era desde la ANDE para darle la trágica noticia.

Tanto los familiares como la propia ANDE tienen sospechas de un homicidio culposo, ya que consideran que gente ajena al trabajo que estaba haciendo Galeano levantó la llave para energizar los cables de media tensión (que permite el paso de la energía eléctrica), lo que le ocasionó la descarga al trabajador cuando estaba operando las mismas. Tanto los técnicos de la entidad como los familiares afirman que es prácticamente imposible creer que el funcionario se haya olvidado de bajar la llave, teniendo en cuenta que es el primer paso que se da en este tipo de eventos, además de la experiencia que tenía Galeano en estos operativos.

Claro Galeano tenía 44 años, de los cuáles 16 años de ellos trabajando en la ANDE, siempre en carácter de contratado, en donde según planilla, recibía unos G. 1.977.000. Dejó tres hijos de 23, 18 y 2 años, además de una esposa que ahora empieza su larga lucha por encontrar justicia.

El último caso se tuvo ayer, con el deceso de Joel Medina, un joven electricista de 28 años. El funcionario sufrió varias quemaduras en el cuerpo y desde el 20 de diciembre estuvo internado en el Instituto de Previsión Social (IPS). Medina había sufrido una descarga de 66 kv en la estación Trinidad, de Itapúa. Según fuentes de la entidad, los propios compañeros de Medina hicieron una “vaquita” para ayudar a su familia, ya que la ANDE hasta ahora no se hizo responsable ni siquiera de los gastos de la funeraria o en la compra del cajón para el joven.

Registros de la ANDE indican que entre los meses de noviembre y diciembre de este año se tuvieron siete accidentes laborales en tareas eléctricas, principalmente como consecuencia de las tormentas que afectaron a varios departamentos del país. Estos accidentes tuvieron como protagonistas a siete operarios, de los cuales, tres fallecieron. Para el exsindicalista de la entidad, José Pineda, esta situación se da incumplimiento de normas de seguridad, pero sobre todo debido a las condiciones precarias en las que los funcionarios realizan sus tareas, particularmente en el interior del país.

Desde ABC Color intentamos casi todo el día –desde la mañana hasta entrada la tarde- tener la versión oficial desde la entidad eléctrica. Buscamos conocer la versión del director de Recursos Humanos, el ingeniero José Páez, para saber qué medidas o cómo están ayudando a los familiares de las víctimas o qué tipo de nuevas medidas van a implementar para, en lo posible, evitar este tipo de sucesos. Todos nuestros intentos por comunicarnos no tuvieron respuestas.

abenitez@abc.com.py - @aldo_be

Fotos: Archivo Abc Color

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo