Violencia digital contra las mujeres: basta de complicidad con los agresores

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), “la violencia digital suele nacer de la misoginia, el racismo y la homofobia y, como tal, puede constituir un delito de odio”. La recomendación de la Asociación de Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación (TEDIC) para los testigos de violencia digital contra las mujeres es terminar con la complicidad: “No protejas a los agresores: bloquea, reporta y denuncia. Si sigues a perfiles así, dale tu unlike”.

Si eres testigo de violencia en línea contra la mujer, no te vuelvas cómplice. “No protejas a los agresores: bloquea, reporta y denuncia. Si sigues a perfiles así, dale tu unlike. Señala las actitudes machistas en los chats de amigos. Pon límites.”
Si eres testigo de violencia en línea contra la mujer, no te vuelvas cómplice. “No protejas a los agresores: bloquea, reporta y denuncia. Si sigues a perfiles así, dale tu unlike. Señala las actitudes machistas en los chats de amigos. Pon límites” (Recomendaciones TEDIC)

Cargando...

La violencia en línea contra las mujeres se manifiesta mediante amenazas, difamaciones, injurias, difusión de datos personales sin consentimiento, acoso o cualquier forma de humillación y ataques a su dignidad, intimidad e integridad.

Según la Asociación de Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación (TEDIC), la violencia digital de género es aquella violencia “que se comete y se expande a través de medios digitales contra una mujer” o “cuando afecta a las mujeres de manera desproporcionada (UN Women, 2020)”.

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la violencia digital es un problema de género. “Las mujeres y niñas tienen más probabilidades de sufrir violencia digital que los hombres y los niños”. Además, es más probable que dicha violencia contra mujeres y niñas constituya una amenaza.

¿Por qué es difícil reconocer la violencia digital?

Según la Asociación de Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación (TEDIC), la violencia digital contra las mujeres es difícil reconocer, entre otros motivos, porque:

-La víctima suele caer en la autocensura y la culpa;

-La víctima se siente amenazada y teme por su seguridad;

-Las personas alrededor suelen minimizar la violencia digital.

-Las mujeres periodistas minimizan los ataques en línea que reciben por lo que publican;

-Las mujeres políticas creen que es un “derecho a piso” por la exposición pública debida al cargo.

Tipos de agresor

Según la Asociación de Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación (TEDIC), “Uno de los elementos comunes entre violencia digital y la violencia física son los tipos de agresores”. Las violencias son perpetradas mayoritariamente por personas cercanas, el agresor pertenece al círculo inmediato tales como: Miembros de la familia; compañeros de trabajo; amigos; pareja o ex pareja. En un segundo plano, por desconocidos (anónimos).

Según TEDIC, los agresores pueden usar perfiles conocidos, anónimos o grupales:

-Perfiles conocidos: Personas conocidas por la víctima en el entorno familiar, laboral, social, de pareja o expareja, etc., que utilizan la tecnología para vigilar, amenazar, controlar y desprestigiar a la persona agredida.

-Perfiles anónimos: La persona agredida quizás tiene algún tipo de nexo con quien le agrede, pero no le es posible identificarle;

-Perfiles de grupos organizados: Operan de manera conjunta por motivos políticos, sociales o religiosos, entre otros;

Las redes sociales son los espacios más comunes donde ocurren estas formas de violencia contra las mujeres, pero también plataformas de internet, aplicaciones de teléfonos móviles, a través de correos electrónicos, mensajes de texto y/o de voz.

Efectos en la salud

La violencia en línea contra las mujeres genera grave daño psicológico e incluso físico y pone en riesgo la intimidad, la privacidad y la dignidad de las mujeres en cualquier ámbito de su vida privada y pública, así como en su imagen.

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), “Las mujeres y las niñas víctimas de la violencia digital suelen sufrir distintas consecuencias: estigmatización, daños a la reputación, una menor productividad, efectos negativos sobre la salud mental y el bienestar psicológico, aislamiento tanto en el mundo virtual como en el mundo real, etc”.

Según la Asociación de Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación (TEDIC), “Esta violencia causa daño psicológico y emocional, refuerza prejuicios, daña la reputación, causa pérdidas económicas y plantea barreras a la participación en la vida pública”. Además puede conducir a la violencia física.

Efectos en la cultura, la sociedad y la democracia

La violencia digital de género reduce la participación de las mujeres en la vida pública.

El daño a la imagen y la reputación puede conducir a la autocensura a mujeres activas y relevantes por su profesión, tales como periodistas, escritoras, científicas, activistas, intelectuales, políticas, mujeres en puestos de liderazgo, etc.

Cuando mujeres que se atreven a opinar y participar en la vida pública sufren descalificación y difamación sistemática y campañas de desprestigio, sea por motivos políticos, ideológicos, personales, familiares, misóginos, etc., se habla de violencia de género debido a que son intentos de silenciamiento y de control sobre las mujeres.

Dejemos de ser cómplices de agresores

La violencia digital contra las mujeres acarrea un grave daño a la salud y la calidad de vida de las víctimas. Además, conlleva un empobrecimiento del diálogo y del desarrollo cultural en las sociedades, y deteriora la calidad de la democracia.

Las recomendaciones de la Asociación de Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación (TEDIC) para todas aquellas personas que sean testigos de estas violencias, y en especial para los varones, es dejar de participar de la violencia digital contra las mujeres prestándole el aval de nuestra complicidad:

-”No protejas a los agresores: bloquea, reporta y denuncia. Si sigues a perfiles así, dale tu unlike”.

-”Señala las actitudes machistas en los chats de amigos. Pon límites en los grupos para actividades violentas en las redes: envío de contenido sexual sin consentimiento, discurso de odio, mensajes misóginos y violentos, etc.”

Dónde denunciar hechos de violencia contra la mujer

Si sos víctima o tenés conocimiento de un caso de violencia contra la mujer llamá al 137 “SOS mujer”. Tiene cobertura nacional las 24 horas, todos los días, y es gratuita.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...