Copa Sudamericana: Nacional, triste papel de cenicienta

Nacional sufrió anoche en Montevideo su cuarta derrota en cinco partidos en la Copa Sudamericana. La Academia, que llegó a estar en ventaja, fue derrotada por Racing 2-1, en una demostración de su pobre presente, cumpliendo el triste papel de cenicienta en el torneo.

Las dos caras de la moneda. Bueno y Nandín festejan. Blasi y Rivas, sufren.
Las dos caras de la moneda. Bueno y Nandín festejan. Blasi y Rivas, sufren.233536+0000 EITAN ABRAMOVICH

Cargando...

De la ventaja a una nueva frustración

Nada más parecido a un amistoso, al menos al principio. Un partido desarrollado en un estadio Centenario enorme, casi en familia por el poco público y una baja temperatura que hasta conspiraba para que los protagonismos entren en calor, como amerita la competencia internacional.

Lea más: El honor y el premio, objetivos tricolores

Los equipos tuvieron prácticamente la misma propuesta, encerrarse y salir para intentar aprovechar los espacios, por lo que el mediocampo fue de mero tránsito. Por ese motivo, tuvieron que recurrir a los disparos de larga distancia, uno más desviado que otro.

La primera fracción fue horrible. Dos acciones rescatables en los que fueron protagonistas los hermanos Alfaro. En la primera (minuto 10), Juan Luis capturó la pelota al borde del área y su tiro pasó cerca del palo. En la segunda, Juan Fernando (43) recibió un golpe de Varela, quien fue amonestado. Los tricolores pidieron la expulsión al considerar una agresión no contemplada por el árbitro.

El segundo tiempo fue mucho más animado. Un disparo de Ignacio Bailone dio en el brazo de Bueno. Penal anotado por el mismo atacante tricolor.

La ventaja académica duró muy poco, ya que luego de la reanudación se dio un pase entre líneas de Varela a espaldas de Ojeda, que fue aprovechado por Nandín para la igualdad

El segundo gol del conjunto uruguayo tampoco tardó en llegar. Gastón Bueno le ganó en el forcejeo a Santacruz, marcando luego del saque de esquina. Silva quedó parado debajo del travesaño.

Para Nacional, era volver a empezar, pero ya con las energías agotadas. De todas maneras empujó y estuvo cerca de la paridad en un par de ocasiones, mediante las intervenciones de Bailone.

Al final se consumó la caída del representante paraguayo. Otra noche negra para la escuadra tricolor, que esta temporada se acostumbró a perder.

Es poco lo que se puede reclamar a Víctor Bernay, que cuenta con herramientas militadas para enderezar el rumbo de forma inmediata. Para el segundo semestre, el club de barrio Obrero deberá reforzarse para recobrar el protagonismo que su historia exige.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...