Brasil es aún el país más peligroso para personas LGBTIQ+ pese a caída en cifra de muertes

(Actualiza con nuevos datos)Río de Janeiro, 15 may (EFE).- El número de personas LGBTIQ+ muertas de forma violenta en Brasil cayó desde 316 casos en 2021, hasta 273 en 2022 y 230 en 2023, lo que no impidió que el país se mantuviera como el más peligroso en el mundo para esta población, según un informe divulgado este miércoles por una red de ONG.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

De acuerdo con el Observatorio de Muertes y Violencia LGBTI+ en Brasil, pese a que el año pasado se registró cada 38 horas una muerte de un homosexual, una lesbiana, un bisexual, un travesti, una mujer o un hombre transexual, o una persona no binaria, la violencia contra esta población cayó significativamente.

El número de muertes en 2023 fue el menor en los últimos 14 años, desde las 199 registradas en 2009, y prácticamente la mitad del pico contabilizado en 2017 (445), según la red integrada por la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales (Antra), la Asociación Brasileña de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transexuales e Intersexos (ABGLT) y la organización Acontece Arte e Política LGBTI+.

"Aunque no existe ninguna ley contra la homosexualidad en el país y a que esta comunidad ha conseguido importantes avances, como la penalización de la homofobia (2019), Brasil sigue siendo el país con más muertes violentas de personas LBGTI+ en el mundo", asegura el Observatorio.

De acuerdo con datos actualizados hasta noviembre de 2023 por Trans Respect vs Transphobia, que proporciona una visión general de la situación de los derechos humanos de las personas trans en todo el mundo, entre el periodo de estudio comprendido entre 2008 y septiembre de 2023, Brasil fue el país más con más muertes de personas transgénero en el mundo en ese periodo de tiempo.

Según el informe de la red de ONG, de los 230 muertos de 2023, 184 fueron víctimas de asesinato por su opción sexual o su identidad de género, 18 se suicidaron y otros 28 fueron registrados como muertes por otras causas.

La organización explicó que incluye los suicidios entre las muertes violentas debido a que la "LGBTIfobia es un grave factor social de riesgo para la salud mental para las personas LGBTI+ ante el grado y la recurrencia de violaciones, incluso letales, contra esta comunidad".

De las víctimas, la mayoría eran personas transexuales, especialmente mujeres transexuales o travestis, con 142 casos. Enseguida, entre las principales víctimas, se ubicaron los hombres homosexuales (59), los hombres transexuales (13) y las lesbianas (7).

De la misma forma, la gran mayoría (12) tenía entre 20 y 39 años.

De las muertes, 70 fueron causadas por armas de fuego y 69 ocurrieron en el período nocturno.

Los autores del estudio admitieron que, pese al elevado número de muertes causadas por identidad de género u orientación sexual, hay "indicios para presumir que esos datos aún son subnotificados en Brasil", ya que no hay estadísticas de ningún órgano gubernamental.

"Como dependemos del reconocimiento de la identidad de género y de la orientación sexual de las víctimas por parte de los medios de comunicación que reportan las muertes, es posible que muchos casos de violencias contra personas LGBTI+ sean omitidos", explicaron.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...