Imponen primera multa entre compañías involucradas en amaño de licitaciones de Tokio 2020

Tokio, 11 jul (EFE).- Un tribunal de Tokio impuso este jueves la primera multa entre las seis compañías involucradas en el amaño de las licitaciones vinculadas a los pasados Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, concretamente a la segunda mayor firma publicitaria del país asiático, Hakuhodo.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1996

El Tribunal de Distrito de Tokio condenó a la compañía a pagar una multa de 200 millones de yenes (unos 1,14 millones de euros) e impuso una condena de año y medio de prisión, suspendida a tres años en libertad vigilada, al expresidente de la subsidiaria Hakuhodo DY Sports Marketing, Kenichiro Yokomizo, de 57 años, según detalles recogidos por la agencia local de noticias Kyodo.

Esta condena está relacionada con el escándalo del amaño de la concesión de los contratos para planificar los eventos de prueba previos a la cita deportiva y operar las propias sedes durante el torneo que se celebró en el verano de 2021, y por el que ya fue condenado a dos años de prisión, suspendida a cuatro, el ex director ejecutivo y jefe de operaciones de los Juegos, Yasuo Mori.

El juez que presidió la sala a cargo del caso de Hakuhodo, uno de los numerosos procesos aún abiertos por este escándalo y los sobornos a un exdirectivo del comité organizador para lograr patrocinios, destacó en el fallo que la firma publicitaria intentó manipular la oferta de las licitaciones en connivencia con Mori.

Al cerrar los acuerdos con empresas escogidas a dedo previamente, se restringió en la práctica el concurso de las licitaciones, dijo el juez Kenji Yasunaga, para el que tal conducta es condenable, "aunque se hiciera en beneficio de la empresa", señaló.

Las defensas de la compañía y Yokomizo argumentaron que no hubo acuerdos previos, pero la sentencia considera probada la existencia de amaños, pues sólo hubo una empresa que ganara el contrato al margen de los objetivos planteados.

Un total de seis empresas, entre ellas la compañía publicitaria más grande e influyente de Japón, Dentsu, han sido acusadas de manipular las licitaciones, con contratos valorados en un total estimado de 43.700 millones de yenes (249,4 millones de euros).

El escándalo de las licitaciones se descubrió en el marco de una investigación más amplia tras detectarse la recepción de supuestos sobornos por parte de uno de los miembros del comité organizador, Haruyuki Takahashi, que han salpicado a importantes firmas como Dentsu, la editorial Kadokawa y la cadena de tiendas de trajes Aoki, y empañado el legado de los últimos JJ.OO. de Tokio.

El proceso judicial contra la figura central del caso, Takahashi, quien se cree que habría recibido unos 198 millones de yenes (1,13 millones de euros) en sobornos procedentes de al menos cinco fuentes para otorgar contratos de patrocinio del evento, sigue abierto.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...