El regreso de The Corrs a España, un paseo por tres décadas de éxitos

Esther GómezMarbella (España), 10 jul (EFE).- El concierto con el que el popular grupo irlandés The Corrs ha regresado al escenario del festival Starlite Marbella (Sur) en el primero de los dos que ofrecerá en España esta temporada, se convirtió en un generoso repaso a sus más de tres décadas de éxitos musicales con temas como “Runaway” o “Radio”.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Pasaban ya treinta minutos de las 22:00 horas de la noche cuando sonaron los primeros acordes de “Only when I sleep”, anuncio inequívoco de que el espectáculo estaba a punto de comenzar y en el auditorio de la Cantera de Nagüeles -lleno hasta la bandera- se escucharon los primeros aplausos.

Las puertas habían abierto antes de las diez de la noche -hora prevista para el inicio del concierto- y el público que poco a poco había ido tomando posiciones en sus asientos, rugió enfervorecido cuando los irlandeses salieron al escenario y Andrea dijo “buenas noches” en español con un marcado acento irlandés.

Los de Dundalk interpretaron una veintena de sus canciones de siempre, entre ellas, "Forgiven, not Forgotten", tema que dio nombre a su primer álbum; "What can I do", sencillo del disco "Talk On Corners", que vio la luz en 1998; o "Summer Sunshine", de su cuarto trabajo de estudio.

Después de varias décadas de carrera musical, incluido un parón de casi diez años entre 2006 y 2014 donde los hermanos continuaron en solitario, la banda irlandesa suma más de 50 millones de discos vendidos y una treintena de éxitos como “Don’t say you love me” o "I never loved you anyway”, que tampoco faltaron en el concierto.

Con un directo cautivador, la actuación de la banda no defraudó a ninguno de los presentes, que cantaron y bailaron al son de alegres temas donde los irlandeses combinan con naturalidad y solvencia ritmos de la música celta, el pop y el rock.

No faltaron, como no podía ser de otra manera, los solos de violín de Sharon, que eligió un elegante traje de satén claro para la noche marbellí, y a quien se vio disfrutar muy cómoda en el escenario mientras el público la acompañaba con las palmas.

Tampoco faltó la colección de flautas de una Andrea que lo dio todo en el escenario y que junto al violín de Sharon y la percusión de Caroline, dieron vida a los temas más étnicos.

Llegando ya casi al final de esta cálida velada primaveral interpretaron "Breathless”, que fue número uno en España y el Reino Unido y con la que The Corrs consiguió su mayor éxito internacional. Al cantarla y sentir el calor y el entusiasmo del público, Andrea no pudo evitar emocionarse.

"Toss the feathers” fue el tema elegido para la despedida de un concierto que se alargó durante algo menos de una hora y media, pero que supo a poco y dejó al público con ganas de más.

El auditorio en pie despidió con una generosa ovación a los de The Corrs, que se marcharon sonrientes y dando una y otra vez las gracias en inglés y en su mejor español.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...