Un informe de ONG denuncia crisis de salud mental en centro de confinamiento inglés

Londres, 12 jun (EFE).- Médicos Sin Fronteras y Médicos del Mundo (MdM-MSF) han pedido al Gobierno británico que cierre el centro de Wethersfield (en el condado inglés de Essex), un antiguo cuartel militar donde se alojan masivamente solicitantes de asilo, ante la "grave crisis de salud mental" que sufren esas personas, según un informe difundido este miércoles.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1995

Ambas organizaciones suministran servicios médicos desde noviembre de 2023 a las 580 personas recluidas en el centro -de edades entre 18 y 65 años y procedentes de Afganistán, Irán, Siria, Eritrea, Irak y Sudán- mediante una clínica móvil estacionada fuera de las instalaciones.

En el documento -titulado 'Como una prisión. Sin control, sin dormir, la Crisis de Salud Mental en el sitio de Confinamiento de Wethersfield"- se sirven de datos y observaciones médicas para subrayar el impacto que tiene la política británica, basada en centros de confinamiento masivo, en la salud, el bienestar y la dignidad de las personas que buscan seguridad.

El informe denuncia la incapacidad de las autoridades para aplicar su política de protección a las personas con graves necesidades de salud física y mental.

Entre sus conclusiones, el documento halla que más del 74 % de las personas que accedieron a los servicios médicos de Wethersfield presentaban trastornos psicológicos graves, y un 41 % experimentaba ideas suicidas, autolesiones deliberadas e intentos de suicidio.

Identifica que los diagnósticos prevalentes incluyen el trastorno de estrés postraumático y síntomas depresivos y que el 68 % de las personas que acudieron al servicio de MdM-MSF habían sufrido violencia o abusos con anterioridad.

Los solicitantes de asilo hablan de condiciones similares a una prisión, que agravan los problemas de salud mental, según esto, describen el lugar como una reminiscencia de una prisión en la que tienen un control limitado sobre su entorno y una sensación constante de inseguridad.

Factores como el hacinamiento, falta de intimidad y ausencia de autonomía crean sentimientos de desesperanza entre las personas, muchas de las cuales han sufrido traumas y violencia en sus países de origen y durante sus viajes migratorios.

La doctora Emma Withycombe, coordinadora de actividades médicas del proyecto, observa que muchos de los hombres alojados les han dicho que la clínica móvil "es el único lugar donde se sienten seguros y escuchados. Es el único espacio que tienen para llorar".

El informe revela que el 75% de las personas que accedían a los servicios médicos de MdM-MSF no eran aptas para ingresar en ese centro.

El informe subraya la urgente necesidad de un cambio en la política de asilo, por motivos médicos, enfatizando la importancia de un alojamiento digno, basado en la comunidad, y de unos servicios sanitarios integrales.

Las citadas organizaciones reclaman al Gobierno que cierre el centro sin demora para evitar más daños a las personas y preservar sus derechos humanos básicos; que ponga fin al modelo de confinamiento masivo, garantice el acceso a la atención y retire las Leyes de Migración Ilegal y de Seguridad de Ruanda, permitiendo que las personas que llegan al Reino Unido accedan al sistema de asilo.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...