La innovación en IA, medioambiente o salud, reconocida con el Premio Inventor Europeo 2024

Bruselas, 9 jul (EFE).- La Oficina Europea de Patentes (OEP) reconoció este martes a las mejores innovaciones, de países europeos y extracomunitarios, que aportan soluciones tecnológicas a retos como la crisis climática o la resistencia a los antibióticos a través herramientas como la Inteligencia Artificial (IA).

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1996

En una ceremonia celebrada en Malta y retransmitida en directo, la OEP otorgó el Premio al Inventor Europeo 2024 en sus siete categorías a varios científicos e investigadores que fueron elegidos entre 16 finalistas.

Esta edición, se presentaron más de 550 candidatos que representaron a 16 países: Ucrania, Reino Unido, Túnez, Alemania, Suecia, Brasil, Estados Unidos, Islandia, Polonia, Finlandia, Francia, Italia, España, Países Bajos, Malta y Japón.

El Premio al Inventor Europeo 2024, lanzado en 2006 por la OEP, rinde homenaje a los inventores de todo el mundo que transforman sus ideas en progreso tecnológico, crecimiento económico o mejoras en la vida diaria.

Para poder optar a las categorías tradicionales, los finalistas deben contar con una patente europea concedida y la comercialización en Europa.

El premio en la categoría de Trayectoria Profesional fue otorgado a la química inglesa Carol Vivien Robinson (Reino Unido), por su "innovador enfoque" en la espectrometría de masas, el cual ha allanado el camino para los avances en el descubrimiento de fármacos y medicina personalizada.

Mientras, en la categoría de Investigación, el galardón fue para la investigación dirigida por la informática Cordelia Schmid (Alemania) que ha enseñado a las computadoras, a través de la IA, a "ver" e interpretar datos visuales complejos a tiempo real.

"La visión de las tecnologías y el aprendizaje de las máquinas está ya en todas nuestras herramientas, como cuando usamos nuestra huella para desbloquear el teléfono, es parte de nuestro día a día (…) Hemos visto como si desarrollamos con responsabilidad la IA esta puede cambiar el mundo", afirmó Schmid al recoger el galardón.

En la categoría de Industria, Fiorenzo Dioni (Italia) y Richard Oberle (Alemania) fueron premiados por sus avances en la tecnología de fundición de aluminio que reduce las emisiones de carbono en la fabricación de automóviles.

Respecto a los países no pertenecientes a la EPO, el ganador fue el científico Masato Sagawa (Japón) por el "imán permanente más potente del mundo", convertido en un componente indispensable en la tecnología moderna.

También competían en esta categoría el inventor David Fattal (Estados Unidos) por sus avances en crear imágenes 3D a tiempo real sin necesidad de gafas, y un equipo brasileño liderado por Fernando Catalano y Micael Carmo por el desarrollo de aviones más silenciosos y con menores emisiones de dióxido de carbono.

En la categoría de PYMES, empresas con menos de 250 empleados y una facturación anual inferior a 50 millones de euros, el ganador fue un equipo polaco de dirigido por Olga Malinkiewicz por su tecnología de células solares de perovskita, una alternativa a los paneles solares tradicionales, más económicas y respetuosas con el medio ambiente.

El equipo polaco también se llevó el Premio Popular que es votado por el público entre los finalistas.

Por último, la científica holandesa de 29 años Rochelle Niemeijer ganó el Premio a los Jóvenes Inventores, que reconoce las iniciativas desarrolladas por jóvenes de hasta 30 años.

Niemeijer desarrolló un kit portátil que, impulsado por IA, permite diagnosticar infecciones bacterianas de forma más rápida y abordar la resistencia a los antimicrobianos.

Según fue anunciado durante la ceremonia, la OEP transformará el premio a los más jóvenes que será otorgado ahora cada dos años en una ceremonia separada y cuya celebración en 2025 tendrá lugar en Islandia.

Abierto a inventores de todo el mundo, el Premio a los Jóvenes Inventores premia las soluciones que contribuyen a los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, para lo que no es necesario contar con una patente europea. El ganador recibirá 20.000 euros, mientras que los finalistas en segundo y tercer lugar ganarán 10.000 y 5.000 euros respectivamente.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...