Ranchero de EE.UU. no enfrentará más juicios por matar a migrante mexicano en la frontera

Tucson (EE.UU,), 9 jul(EFE).- Un juez de EE.UU. desestimó este martes todos los cargos contra el ranchero George Allan Kelly, quien ya no enfrentará más juicios por matar en 2023 en su propiedad en la frontera de Arizona y México al migrante mexicano Gabriel Cuén Buitimea.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2004

El juez de la Corte Superior del condado Santa Cruz, Thomas Fink, argumentó que no existen pruebas suficientes para la continuidad del caso.

"El tribunal considera que el Estado no es capaz de articular una base razonable para mantener abierto este caso", señaló.

Indicó que las circunstancias presentadas por la Fiscalía hacen poco probable que puedan producir una sentencia en el futuro.

Esta decisión evita que se lleve a cabo un segundo juicio en contra de Kelly, después de que el pasado abril el mismo juez declarara nulo el primero, cuando un jurado no pudo llegar a un acuerdo.

Kelly enfrentó cargos de asesinato en segundo grado por la muerte a tiros del mexicano, de 48 años, en enero de 2023.

Durante el juicio, la Fiscalía aseguró que Kelly, de 75 años, disparó de forma "intencional" contra un grupo de migrantes que cruzaban por sus tierras cerca de la frontera de Arizona, sin ningún tipo de advertencia, matando a uno de un impacto de bala en la espalda.

La Fiscalía argumentó que los migrantes que iban con el mexicano no representaban ningún peligro para la vida de Kelly o de su esposa cuando éste disparó su rifle AK-47.

Los abogados del ranchero aseguraron que el hombre disparó para tratar de intimidar a por lo menos seis hombres que se encontraban en sus tierras.

La bala que mató al mexicano nunca fue encontrada, por lo que la defensa argumentó que existía la posibilidad de que traficantes pudieran haberlos atacado para robarles "su mercancía". Esto a pesar de que en el lugar no se encontraron armas, ni drogas.

Por su parte Brenna Larkin, abogada de Kelly, dijo en un comunicado que su cliente y su esposa estaban muy contentos con la decisión del juez que termina con cualquier posibilidad legal para volver a enjuiciar al ranchero por la muerte del mexicano.

Este caso acaparó la atención en ambos lados de la frontera. Grupos conservadores en los Estados Unidos calificaron a Kelly de "patriota" y que solo se defendió de la "invasión" de inmigrantes indocumentados en la frontera con México.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...