Dimite el jefe del Shin Bet en el distrito sur por los fallos en los ataques de Hamás

Jerusalén, 10 jul (EFE).- El jefe para el distrito sur del servicio de inteligencia interior de Israel, el Shin Bet, ha dimitido, con lo que se convierte en el primer miembro de la agencia que presenta su renuncia por los fallos de inteligencia que llevaron a los ataques de Hamás el 7 de octubre.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1996

En su discurso de despedida, el responsable de seguridad destacó que sentía “la obligación personal y moral de pedir perdón a todos aquellos cuyos seres queridos fueron asesinados, cuyos hijos cayeron en la batalla, que fueron tomados como rehenes y devueltos, a aquellos que todavía están cautivos por el enemigo, y a todos que quedaron desplazados en su país", según medios hebreos.

"Su perdón no atenuará el fracaso, pero ayudará a repararlo", indicó el dimitido jefe del Shin Bet para el distrito sur, que se ocupaba principalmente de la Franja de Gaza y la seguridad de las comunidades colindantes.

Su identidad no ha sido desvelada, ni de la persona que lo sustituye como ocurre con todos los empleados de las dos agencia de inteligencia israelíes, el Shin Bet y el Mosad, de las que solo se conoce a sus directores.

Según el Canal 12, lo reemplazará en el cargo un alto funcionario de la división del Shin Bet en Cisjordania ocupada.

La brecha en la seguridad israelí que planteó el 7 de octubre apenas ha tenido consecuencias sobre las autoridades, con sólo dos dimisiones de relevancia en el estamento militar, mientras el primer ministro, Benjamín Netanyahu, aún no ha asumido responsabilidades políticas, a pesar de que un amplio movimiento ciudadano y la oposición le reclaman la convocatoria de elecciones anticipadas por esos fallos y su gestión de la guerra.

El pasado 22 de abril se produjo la primera dimisión al abandonar su cargo el jefe de la inteligencia militar israelí, el general Aharon Haliva, tras 38 años de servicio militar.

La segunda se produjo el pasado 9 de junio, cuando el general de brigada Avi Rosenfeld, comandante de la división de Gaza, abandonó su cargo al no haber podido proteger “a las comunidades (fronterizas de Gaza), a miles de residentes, a miles de participantes en el festival de música de Reim y a las fuerzas estacionadas en los puestos de avanzada”.

En octubre, el jefe del Shin Bet, Ron Bar, pidió disculpas por lo ocurrido el 7 de octubre y asumió su responsabilidad, pero de momento sigue en el cargo.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...