El Ejército israelí asedia Ciudad de Gaza, donde los hospitales han dejado de funcionar

Jerusalén, 10 jul (EFE).- El Ejército de Israel mantiene una fuerte ofensiva en Ciudad de Gaza que provocó el cierre de los principales hospitales del norte del enclave desde hace tres días, asegurando que sus tropas realizan operaciones "antiterroristas" en sedes humanitarias y que desmantelan túneles milicianos.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

"Las tropas continúan sus actividades operativas en la zona de Ciudad de Gaza. Durante la noche, llevaron a cabo una operación antiterrorista contra (el grupo islamista) Hamás y la Yihad Islámica, que operaban dentro de la sede de la UNRWA", la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, indicó el Ejército en un comunicado.

Los soldados hicieron "una incursión selectiva en la estructura, eliminaron a los terroristas en combates cuerpo a cuerpo y localizaron grandes cantidades de armas en la zona", añadió.

Además, en el barrio Shejaiya, al este del centro de la capital gazatí, donde las tropas israelíes se han apostado hace dos semanas, los soldados mataron a "decenas" de supuestos milicianos y desmantelaron rutas de túneles subterráneos.

"Las tropas identificaron a diez terroristas que observaban a las tropas desde una estructura en el área, y en un ataque aéreo y terrestre combinado, la estructura en la que operaban los terroristas fue atacada", explicó el Ejército.

El servicio de emergencia de la Medialuna Roja Palestina aseguró este miércoles que "los equipos de la sala de operaciones reciben docenas de llamadas de socorro humanitario desde Ciudad de Gaza sin que los equipos de ambulancia puedan llegar a ellos debido al peligro de las zonas objetivo y a la intensidad de los bombardeos allí".

Desde hace tres días, cuando el Ejército reforzó sus operaciones en la capital gazatí y fueron evacuados los hospitales de la zona, todo el norte de la Franja se encuentra prácticamente sin posibilidad de brindar atención médica.

Por otro lado, las fuerzas israelíes continúan su ofensiva en otros puntos de la Franja, como en Rafah, en el extremo sur, así como en los campos de refugiados del centro del enclave, donde solo ayer los ataques dejaron una treintena de muertos.

"Durante el último día, las tropas eliminaron a varios terroristas, localizaron armas y desmantelaron la infraestructura terrorista" en esas zonas, dijo el Ejército.

En las últimas horas, cinco niños murieron y dos resultaron heridos tras un bombardeo el campo de refugiados de Nuseirat, en el centro del enclave, otros cuatro cadáveres fueron recuperados en una ruta cercana, y el cuerpo de un bebé de 26 días fue recuperado después de pasar seis horas bajo los escombros, según medios palestinos.

Ayer, en una escuela de Jan Yunis, al menos 25 personas murieron y más de 50 resultaron heridas, la mayoría niños y mujeres, tras un ataque del ejército israelí en la zona.

En Jan Yunis se encuentran muchos de los desplazados por la invasión terrestre de Rafah que comenzó el 6 de mayo pasado.

La guerra estalló el 7 de octubre de 2023 tras un ataque de Hamás contra Israel que dejó unos 1.200 muertos y 252 secuestrados.

Desde entonces, los ataques israelíes han dejado en la Franja de Gaza 38.243 muertos, 88.033 heridos y miles de desaparecidos bajo los escombros.

A ello se suman casi dos millones de desplazados internos que sobreviven en medio de la devastación, la hambruna, la escasez de agua, medicinas y combustible.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...