Los líderes de Japón y Corea del Sur acuerdan en Washington coordinarse frente a Pionyang

Washington, 11 jul (EFE).- Los líderes de Japón y Corea del Sur, Fumio Kishida y Yoon Suk-yeol, mantuvieron una reunión el miércoles en la que acordaron coordinarse ante la creciente amenaza militar de Corea del Norte y el fortalecimiento de sus relaciones con Rusia.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

"A la luz de la actual situación internacional, es muy significativo que los líderes de Japón y Corea del Sur compartan una sólida relación de confianza y reconocimiento de cuestiones estratégicas, y mantengan discusiones y cooperen estrechamente entre sí", dijo Kishida a Yoon al comenzar el encuentro en Washington, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

Yoon recalcó por su parte que el fortalecimiento de la cooperación militar y económica entre Pionyang y Moscú, tras su reunión el mes pasado, "está causando serias preocupaciones para la seguridad global, incluido el este de Asia".

La reunión entre ambos líderes se produce a un año de que se cumpla el 60 aniversario de la normalización de las relaciones entre Japón y Corea del Sur, una fecha que se espera sea utilizada como excusa para estrechar aún más su lazos.

Kishid y Yoon viajaron a Washington para participar en la cumbre de la OTAN y debatir una mayor cooperación entre la alianza del Atlántico y Tokio y Seúl ante el auge militar no solo de Corea del Norte, sino también de China.

Se trata de la tercera asistencia como invitados tanto de Kishida como de Yoon a una cumbre de la OTAN después de participar en las de Madrid (2022) y Vilna (2023), en el marco de una colaboración creciente entre la alianza y los países afines de la región Indopacífico como son Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

Corea del Sur ha buscado un mayor acercamiento con la Alianza desde la anexión rusa de Crimea en 2014 y especialmente tras su invasión de Ucrania en 2022, en línea con la política exterior implementada por el Ejecutivo de Yoon, que ha optado por alinearse más con países que tienen valores compartidos, como la defensa de la democracia o el Estado de derecho.

La nueva estrategia comandada por Kishida también incluye un mayor alineamiento con la OTAN, un blindaje de su alianza de seguridad con Estados Unidos y más lazos con la vecina Corea del Sur o con Australia y la India, integrantes del Quad, así como flexibilizar los intercambios de equipamiento y tecnología de defensa entre países aliados.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...