China construye el doble de capacidad de eólica y solar que resto del mundo, según informe

Pekín, 11 jul (EFE).- China está construyendo el doble de la capacidad de energía solar y eólica que el resto del mundo, con 180 gigavatios (GW) de energía solar y 159 GW de energía eólica, según el informe de julio del Global Energy Monitor, organismo que se dedica a monitorizar los datos de infraestructura, uso y recursos energéticos.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Este total de 339 GW supera a las infraestructuras de 40 GW en construcción en Estados Unidos, según el Global Energy Monitor.

El estudio, que se centró en proyectos de energía solar con una capacidad de 20 megavatios (MW) o más, sugiere que el volumen total de energía solar en China en construcción podría ser mucho mayor, ya que los centros de energía solar de pequeña escala representan aproximadamente el 40 % de su capacidad solar.

GEM calcula que la capacidad en renovables bajo construcción en China podría ser suficiente para abastecer a toda Corea del Sur, la 14ª economía del mundo.

A nivel provincial, los datos de GEM revelan que las provincias del noroeste y norte continúan dominando la instalación de energía solar y eólica a gran escala.

Mientras tanto, la solar distribuida está transformando rápidamente el paisaje de provincias como Jiangsu (este), Henan (centro), Zhejiang (este) y Anhui (este).

Estos datos resaltan la posición de liderazgo de China en la producción de energía renovable a nivel mundial, en un momento en el que Washington y Bruselas han acusado a Pekín de competencia desleal en el sector de las renovables y de "exceso de capacidad industrial" en la fabricación de paneles solares.

Entre marzo de 2023 y marzo de 2024, China instaló más energía solar que en los tres años anteriores combinados, y más que el resto del mundo en 2023.

Está previsto que China alcance 1.200 GW de capacidad instalada de viento y solar para finales de 2024, seis años antes de las previsiones gubernamentales.

China se ha fijado el objetivo de alcanzar el pico de emisiones de carbono antes de 2030 y la neutralidad de carbono antes de 2060, lo que implica una transformación de su modelo energético, actualmente dominado por el carbón.

Según GEM, la dependencia del carbón hace que China vaya a necesitar instalar todavía más capacidad renovable si quiere cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...