La visita de Orbán a Moscú fue "más que desafortunada", asegura el comisario Hoekstra

Budapest, 11 jul (EFE).- La reciente entrevista del primer ministro húngaro, el ultranacionalista Viktor Orbán, con el presidente ruso, Vladímir Putin, en Moscú ha sido "más que desafortunada" para Wopke Hoekstra, comisario europeo de Acción Climática.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2003

El comentario del neerlandés Hoekstra a su llegada este jueves al consejo informal de Medio Ambiente que se celebra en Budapest se ha sumado a las numerosas críticas que arrecian desde el seno de la Unión Europea (UE) contra Orbán debido a sus recientes viajes.

"En mi opinión, esa visita fue más que desafortunada", dijo Hoekstra a la prensa, en respuesta a una pregunta relacionada con la que hizo por sorpresa la semana pasada el mandatario magiar a la capital rusa, sin coordinarse previamente con Bruselas.

Según el comisario, los países comunitarios deben apoyar a Ucrania en su defensa contra la agresión rusa.

"Tenemos la obligación de permanecer unidos con nuestros amigos ucranianos", enfatizó el comisario, recordando que Orbán "no tenía mandato alguno para ese viaje".

Pocos días después de asumir la presidencia rotatoria de la UE el 1 de julio, Orbán, el miembro del club comunitario más cercano al Kremlin, ha visitado Kiev, Moscú, Pekín y Washington en lo que ha descrito como una "misión de paz" para la guerra en Ucrania.

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, recordó este jueves, en declaraciones a EFE en Washington, que esas acciones de Orbán no son acordes al Tratado de la Unión.

"Hay un profundo malestar en la Unión Europea sobre este comportamiento", afirmó Borrell.

Esas visitas sorpresivas y sin previa coordinación con el resto de los Veintisiete fueron interpretadas en Moscú y Pekín como las de un enviado de la UE, causando "una confusión lamentable", añadió.

Según Borrell, Orbán ha intentado dar a sus viajes un aire oficial utilizando, por ejemplo, el logotipo de su país como presidente de turno del Consejo de la UE en sus viajes a China y Rusia, pese a que el bloque comunitario ha insistido en que no tiene competencia ni autoridad para negociar en su nombre.

Ante esta situación, el jefe de la diplomacia europea expresó su deseo de que los ministros de Exteriores de los Veintisiete aborden esta cuestión en el próximo Consejo, programado para el 22 de julio.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...