Boca, de la comisaría a estar aislado 7 días

Los jugadores, el cuerpo técnico y los directivos de Boca Juniors que regresaron anoche a Buenos Aires tras la polémica eliminación en los octavos de final de la Copa Libertadores en Brasil deberán permanecer aislados durante siete días, en línea con las disposiciones del gobierno para evitar la propagación de nuevas variantes del covid-19.

Integrantes y jugadores del equipo de Boca Juniors, de Argentina, son vistos a las afueras de la comisaría de la policía tras violentos altercados que se desataron cuando el equipo argentino resultó eliminado de la Libertadores al perder ante el Atlético Mineiro.
Integrantes y jugadores del equipo de Boca Juniors, de Argentina, son vistos a las afueras de la comisaría de la policía tras violentos altercados que se desataron cuando el equipo argentino resultó eliminado de la Libertadores al perder ante el Atlético Mineiro.Yuri Edmundo

El Mineiro eliminó a Boca en serie de penales (3-1) tras empate 0-0. Boca se enfureció por la anulación de un gol y tras el partido, hubo varios hechos de violencia entre la policía brasileña y los jugadores, integrantes del cuerpo técnico y directivos del Xeneize.

La delegación xeneize pasó la noche del martes en una comisaría en Belo Horizonte, donde debieron pagar una fianza de 1.700 dólares, por los incidentes, para poder abandonar el país.

“Perjudicados de forma alevosa”

El presidente de Boca Juniors, Jorge Ameal, dijo que el Xeneize fue perjudicado “de forma alevosa” porque los árbitros interpretaron “de manera maliciosa e intencionada” el VAR para anular un gol que podría haber evitado la eliminación. “Boca sufrió en esta serie dos fallos inexplicables anulando goles lícitos que destruyeron el espíritu deportivo del torneo más prestigioso del continente”, sostuvo Ameal.

* Marcelo Weigandt anotó a los 62 para Boca, pero el gol fue anulado por el uruguayo Esteban Ostojich por un milimétrico fuera de juego de Diego González en el inicio de la jugada.