Palmeiras parte a Montevideo para la final de la Libertadores

SÂO PAULO. Palmeiras viajó este miércoles a Montevideo, donde el sábado defenderá el título de la Copa Libertadores ante el Flamengo en la finalísima brasileña del torneo sudamericano.

Cientos de aficionados del Palmeiras despiden al equipo este miércoles en Sao Paulo (Brasil), antes de embarcar rumbo a Montevideo, Uruguay, donde el sábado se enfrentará al también brasileño Flamengo, en busca de la tercera Copa Libertadores de su historia y la segunda de manera consecutiva. Animados por el buen tiempo en la capital paulista, la hinchada verdiblanca se dio cita frente al centro de entrenamiento del club para animar a los suyos con vistas a la final que tendrá lugar este 27 de noviembre en el Estadio Centenario de Montevideo.
Cientos de aficionados del Palmeiras despiden al equipo este miércoles en Sao Paulo (Brasil), antes de embarcar rumbo a Montevideo, Uruguay, donde el sábado se enfrentará al también brasileño Flamengo, en busca de la tercera Copa Libertadores de su historia y la segunda de manera consecutiva. Animados por el buen tiempo en la capital paulista, la hinchada verdiblanca se dio cita frente al centro de entrenamiento del club para animar a los suyos con vistas a la final que tendrá lugar este 27 de noviembre en el Estadio Centenario de Montevideo.Sebastiao Moreira

El ‘Verdão’, que dirige el portugués Abel Ferreira, tomó un avión desde São Paulo la tarde de este miércoles rumbo a la capital uruguaya, adonde los rojinegros llegaron más temprano desde Porto Alegre.

“¡Partimos para Montevideo!”, escribieron los paulistas en sus redes sociales. Campeón de la Libertadores-2020, en la que venció al Santos de Brasil, Palmeiras viajó luego de entrenarse por la mañana en São Paulo y ser despedido por decenas de hinchas.

Los esmeraldas no revelaron la lista de viajeros, pero se prevé que todo el plantel se movilice a Uruguay, incluido el defensor Marcos Rocha, suspendido por acumulación de amarillas y única baja confirmada para la final.

Aquejado de dolores en la rodilla derecha los últimos días, el capitán Felipe Melo entrenó junto a sus compañeros y estaría habilitado para el partido, en caso de que Ferreira así lo disponga.

Palmeiras buscará en el mítico estadio Centenario el bicampeonato de la Libertadores, el primero en dos décadas, desde que el Boca Juniors del argentino Carlos Bianchi lo ganara en 2000 y 2001.

La consagración sería un excelente logro para el técnico luso después de que su equipo quedó sin chances de ganar el Brasileirão.

Los paulistas, además, empataron 2-2 con el líder de la liga local, Atlético Mineiro, la noche del martes en São Paulo, completando cuatro partidos seguidos sin ganar (tres derrotas, una igualdad).

Sus rivales del sábado, por su parte, viajaron más temprano desde Porto Alegre, donde la víspera dividieron puntos con el Gremio (2-2) en un cotejo del campeonato brasileño.

El ‘Fla’ tampoco reveló la lista de convocados, pero habría trasladado a su nómina estelar, incluido el volante uruguayo Giorgian de Arrascaeta y el atacante Pedro, recuperados de sendas lesiones que los mantuvieron varias semanas por fuera de los gramados.

“Va a ser un juego difícil contra el Palmeiras, todo el mundo sabe eso. Vamos a entrar a vencer. El Flamengo siempre pide títulos, entonces, con todo el respeto del adversario, vamos a buscar la victoria en la final”, afirmó Pedro, quien disputó los últimos veinte minutos del empate con Gremio.

Campeón de las últimas dos ediciones del Brasileirão, el ‘Mengão’ está a ocho puntos del líder Atlético Mineiro a falta de cuatro juegos para el final del torneo.

Con pocas chances del tricampeonato de liga, los dirigidos por Renato Portaluppi buscarán salvar el año ganando su tercera Libertadores, tras las alzadas en 1981 y 2019.

De ganar, Palmeiras sería tricampeón (1999, 2020).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05