Europa restituiría de facto sanciones a Irán

PARÍS (AFP). Tres países europeos optaron ayer por una estrategia diplomática compleja para obligar a Irán a respetar sus compromisos nucleares sin activar nuevas sanciones, que terminarían con el acuerdo de Viena de 2015.

El régimen islamista, por su parte, les advirtió de las “consecuencias” de esta iniciativa.

Estas tres potencias, firmantes del acuerdo sobre el programa antinuclear, activaron el mecanismo de resolución de disputas previsto en el pacto de 2015 en caso de violación de los compromisos. Además, los europeos llevan con esto la contraria al presidente de EE.UU., Donald Trump, quien los instó a abandonar el pacto y decretar nuevas sanciones, tras la escalada militar surgida a raíz del asesinato del general iraní Qasem Soleimaní por un disparo de dron estadounidense.

El 5 de enero, Irán anunció la “quinta y última fase” de reducción de sus compromisos nucleares como reacción a la salida unilateral en 2018 de EE.UU. del acuerdo , que dio paso a sanciones de Washington contra los iraníes.

PUBLICIDAD

La activación de este mecanismo podría restablecer de facto las sanciones de la ONU.

El régimen de Teherán enriquece en la actualidad a un 4% entre 100 y 180 kg de uranio al mes, lo que le permitirá de aquí a finales de año poseer 25 kg de uranio altamente enriquecido, necesario para el arma nuclear.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD