Policía brasileña investiga a Lula por las acusaciones de corrupción

La Policía Federal brasileña confirmó ayer que abrió una nueva investigación sobre la presunta implicación del expresidente Lula da Silva en hechos de corrupción por los que fueron condenados a prisión 25 empresarios y políticos. La investigación fue iniciada a raíz de un pedido hecho por el Ministerio Público y se refiere a gestiones hechas por Lula ante la empresa Portugal Telecom a fin de obtener financiación para sus campañas.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2003

Cargando...

Según denunció Fernandes tras ser condenado por esos hechos, Lula se ocupó en forma personal de negociar con el entonces presidente de Portugal Telecom Miguel Horta, quien habría donado 7 millones de reales (hoy 3,5 millones de dólares) al oficialismo, Partido de los Trabajadores (PT).

El asunto fue investigado en el llamado “juicio del siglo”, que condenó a prisión a exministros del gobierno de Lula, a dirigentes del PT y a empresarios vinculados al partido, pero pese a que el proceso duró casi siete años, no se demostró el nexo entre Portugal Telecom y los escándalos.

Tampoco fueron halladas pruebas suficientes como para implicar en el caso a Lula, quien ni siquiera fue incluido entre los acusados, pese a que Fernandes sostiene que el exmandatario estaba al tanto de las corruptelas y obtuvo “beneficios personales”.

Las nuevas denuncias de Fernandes fueron formuladas en setiembre pasado y el Ministerio Público optó por pedir a la Policía Federal que inicie una nueva averiguación sobre la responsabilidad de Lula.

Plazo de un mes

La propia policía explicó que para esta investigación tendrá un plazo inicial de 30 días, que puede ser ampliado si la justicia lo autoriza.

La investigación comienza en vísperas de la publicación de las sentencias del “juicio del siglo”, un trámite que se prevé que el Tribunal Supremo cumplirá la semana próxima.

Tras la publicación oficial de las sentencias dictadas el año pasado, las defensas de los 25 reos tendrán un plazo de cinco días para presentar sus últimos alegatos.

Las apelaciones serán analizadas por la corte, que en ese último y definitivo análisis pudiera ajustar algunas condenas, que se prevé que serán ejecutadas antes de julio próximo.

Entre los 25 condenados figuran importantes dirigentes del PT, como el exministro José Dirceu, el actual diputado y presidente del partido en la época José Genoino y el entonces tesorero de esa formación Delubio Soares, quienes durante décadas fueron parte del entorno político más cercano a Lula.

No hablará

La oficina de prensa del expresidente informó de que este no se pronunciará sobre la nueva investigación, entre otras razones porque aún no ha sido notificado oficialmente.

Cabe recordar que la Procuraduría General de la República no acusó a Lula de ser parte del “mensalão” en la “megacausa” llevada adelante el año pasado por el Supremo Tribunal Federal, en un proceso que generó una gran repercusión política.

Debido a este juicio el opositor Partido de la Socialdemocracia Brasileña, del expresidente Fernando Henrique Cardoso, calificó al gobierno de Lula como el más corrupto de la “historia republicana reciente de Brasil”.

El escándalo del “mensalão” estalló a mediados de 2005 y causó estragos en el gobierno de Lula, cuya credibilidad se desmoronó, y en el PT, cuyos principales dirigentes presentaron sus renuncias.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...