Hasta ahora solo se imputó a un grupo

El 20 de diciembre del año pasado, la fiscala Juliana Giménez imputó a Felipe Ramón Duarte, supuesto creador de las empresas ficticias y a otras nueve personas, que presuntamente integran la asociación criminal para blanquear dinero sucio.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

Los otros imputados son Sady Carísimo, presidente de Strong y única detenida; Tai Wu Tung, de Forex de Ciudad del Este; Alcides González Bazán, Nilsa Romero, esposa de Felipe; Zulma Duarte, hermana de Felipe; Liz Barboza; Víctor Lara Barboza, Blásida Álvarez y Óscar Vicente Céspedes.

En aquella ocasión la fiscala solicitó seis meses de plazo para investigar.

El 27 de junio se cumple el plazo que pidió la agente del Ministerio Público y hasta ahora fueron imputadas las personas vinculadas a las empresas ficticias, que fueron utilizadas por terceros para remesar el dinero sucio al exterior.

Llama la atención que solo se haya procesado al grupo vinculado al contador Duarte (prófugo). Esta situación ya genera sospechas y comentarios sobre la actuación de la fiscala, sobre todo atendiendo que se habla de una asociación criminal, en la cual necesariamente tienen que estar implicadas más personas.

La imputación se hizo luego de un año de haberse denunciado el hecho ante el Ministerio Público.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...