Toque de queda en Argentina

BUENOS AIRES (AFP). La circulación nocturna quedará prohibida en Argentina desde mañana y por tres semanas, una medida que se aplica por primera vez en el país ante el aumento exponencial de casos de covid-19, anunció ayer el presidente Alberto Fernández.

La medida se aplicará en las zonas del país donde hay mayor riesgo epidemiológico, es decir en los grandes centros urbanos, en particular Buenos Aires y su periferia, donde vive un tercio de los 45 millones de argentinos.

“Argentina entró en la segunda ola. Solo en los últimos siete días los casos aumentaron un 36% en todo el país y un 53% en el AMBA (área metropolitana de Buenos Aires)”, dijo Fernández, quien se declaró “preocupado por el relajamiento social, contradiciendo todos los protocolos”.

Con 22.039 nuevos casos, Argentina alcanzó ayer un nuevo récord de contagios en un solo día.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD