Italia sigue en busca de un presidente

ROMA. El Parlamento italiano empezó hoy la segunda jornada de votaciones para elegir un nuevo presidente de la República en medio de arduas negociaciones entre los partidos políticos, sin que de momento se vislumbre un acuerdo.

El Parlamento italiana continúa hoy las votaciones para elegir a un nuevo presidente de la República.
El Parlamento italiana continúa hoy las votaciones para elegir a un nuevo presidente de la República.195403+0000 YARA NARDI

La sesión maratoniana de votaciones comenzó a las 15.00 locales (14.00 GMT) y, al igual que ayer, se prolongará durante unas siete horas pues deben votar 1.009 “grandes electores”, en concreto 630 diputados, 321 senadores y 58 delegados regionales, y después se cuentan una a una las papeletas, en papel.

El procedimiento empezó con el voto de los electores con problemas de salud, como Umberto Bossi, el fundador de la Liga Norte y en silla de ruedas, que volvió a ser el primero.

La primera jornada acabó con 672 papeletas en blanco pues los grandes partidos rechazaron apostar por un nombre a jefe del Estado a la espera de negociarlo. Ningún bloque, ni el de izquierda ni el de derecha, suman el quórum necesario (dos tercios del hemiciclo o una mayoría absoluta desde el cuarto escrutinio, el jueves).

Hoy el número de electores volverá a ser el establecido, 1.009, pues se ha sustituido al diputado Vincenzo Fasano de la "berlusconiana" Forza Italia, fallecido hace dos días, por la suplente Rosella Sessa.

Todo sugiere que el resultado de la votación de este martes será como la de ayer, pues la indicación de los grandes partidos es seguir con la papeleta en blanco, como los progresistas Partido Demócrata, Movimiento 5 Estrellas y Libres e Iguales o FI.

Ayer los nombres más votados fueron los de la ministra de Justicia, Marta Cartabia, con nueve papeletas, el exjuez del Tribunal constitucional Paolo Maddalena, con 36 votos, y el presidente saliente, Sergio Mattarella, que obtuvo 16 votos.

Entretanto los partidos políticos mantienen frenéticas reuniones para tratar de acordar un jefe del Estado y se debate la posibilidad de elegir al actual primer ministro, Mario Draghi.

El problema es que el "ascenso" del expresidente del Banco Central Europeo supondría su dimisión en el Gobierno que preside, apoyado por una coalición nacional, y tener que buscarle un sustituto, pues lo contrario derivaría en un adelanto electoral que pocos quieren.

Solo lo reclaman la única oposición a Draghi, los ultraderechistas Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, animados por los buenos datos que vaticinan los sondeos.

Los medios sostienen que el propio Draghi se ha metido de lleno en las negociaciones, aunque políticos como Salvini lo ha desmentido y dijo que han hablado sobre temas de política nacional e internacional, como el tema de Ucrania, pues el Gobierno sigue funcionando.

Ayer el jefe de la Liga se reunió con el secretario del Partido Demócrata, Enrico Letta, y al término aseguraron "se ha abierto un diálogo".

Por el momento ni Salvini ni la coalición de centroizquierdas ha dado nombres de posibles candidatos y solo lo ha hecho Meloni, que apuesta abiertamente por el exfiscal Carlo Nordio como presidente de la República.

La alianza de centroderecha, integrada por Salvini, Meloni y la Forza Italia de Silvio Berlusconi, ofrecerá una rueda de prensa esta tarde a las 16.00 locales (15.00 GMT).

Los medios avanzan que desvelará una lista con tres posibles candidatos, como la presidenta del Senado, Maria Elisabetta Caselatti, la exalcaldesa de Milán (norte), Letizia Moratti, o el pensador Marcello Pera.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.