El peor virus no es el covid-19, sino el aplazamiento de las elecciones municipales, ¡el gran robo!

Si hoy estamos sufriendo en la infinidad de nuestras necesidades todos los paraguayos, deberíamos de agradecer por un lado a los chinos porque hoy conocemos la verdadera careta de los políticos y de los gobernantes.

Hemos visto las mayores aberraciones humanas de parte de estos políticos de mierda, sin sentimientos; los oscuros sucesos que hemos pasado como el sobreseimiento de los Zacarías Irún, la salida del exsenador Óscar González Daher y de su hijo, que deberán afrontar juicio oral y público y abonar a la SET US$ 8 millones de dólares por la supuesta evasión de impuestos, pero lo más evidente es que el dinero manda dentro de una Corte Suprema de Justicia, donde estos señores ministros no dan ejemplos claros de transparencia y tampoco la fiscala general del Estado, Dra. Sandra Quiñónez.

Y luego vienen los escandalosos hechos de corrupción de llamados a licitaciones para la compra de medicamentos por valores millonarios que fueron a parar no sé donde. Este Paraguay solo se está contagiando por el verdadero virus llamado corrupción letal, no hace falta que se traiga otros coronavirus. Hasta hoy no hemos podido concatenar las ideas claras que tienen estos mal llamados políticos. Acá debería de sembrarse como única semilla “primero el Paraguay” y no sus intereses personales descabellados e irresponsables.

Ahora entra la segunda mala noticia, que los intendentes municipales y concejales quedaron por un (1) año más en sus cargos públicos, gracias a la pandemia del covid-19. Otra parte de las caretas políticas es que estos atorrantes desde el día cero han hecho mítines políticos y propagandas políticas con fotos del pobre damnificado “gua’u” entregando los famosos kits de alimentos. Pea hina la cara de la política, el click del flash de la cámara de fotografiar… “Quedate quieto es una foto nomás”. Es una verdadera delincuencia la que vemos y hoy la vivimos: corrupción, saqueo, malversaciones, millones de coimas, y al final vemos que nos toman de estúpidos buscando estos concejales e intendentes ser reelectos por sus “buenas acciones políticas”, haciéndose del “guapo gua’u” con dinero del Estado. Jamás vas a ver a un político que gasta dinero de su esfuerzo.

Hugo Palacios

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD