Brazos caídos en Hospital de Cnel. Oviedo

Un paramédico del Hospital Regional de Coronel Oviedo denunció haber sido víctima de agresión física de parte de un funcionario del Ministerio Público, por lo que el personal de blanco estará de “brazos caídos” como símbolo de repudio.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

Según la denuncia realizada en la comisaría del barrio Azucena por Arnaldo Cañete, personal de blanco del nosocomio, el hecho se registró el día de ayer en horas de la tarde por parte de Carlos Cortázar (funcionario de la Fiscalía), padre de un paciente menor que aguardaba ser trasladado hasta la capital para una operación programada.

El menor estaba internado en el área de neonatología y necesitaba ser trasladado a la capital del país para una cirugía programada. Cómo no habían paramédicos disponibles, porque acompañaron otros traslados, el funcionario que cumplía sus horas de guardia como enfermero en el área de urgencias, fue designado por el director del Hospital Dr. Cristian Vera para acompañar al paciente, sin embargo alguien debía suplir su ausencia en piso de emergencia porque aguardaban otros pacientes, por lo que se encontraban en ese proceso de esperar a otro licenciado que puede suplir su lugar.

La situación no fue comprendida por el agresor funcionario de la Fiscalía, quien lanzó todo tipo de improperios al funcionario y acto seguido lo agredió físicamente, propinándole varios golpes y exigiéndole que deje de atender a otros pacientes y asista a su hijo hasta el Instituto de Previsión Social de Asunción.

Cortázar mencionaba a cada momento que era funcionario del Ministerio Público para amenazar al funcionario y a otros trabajadores del Hospital.

La víctima indicó que en ningún momento se negó a acompañar al paciente, sólo le explicó al padre del paciente que debía terminar de atender a otros pacientes de gravedad en tanto llegaba alguien que pueda suplir su ausencia.

Varios médicos se mostraron indignados por lo acontecido y lamentaron la situación, además aprovecharon para decir que constantemente se sienten impotentes ante la desesperación de los pacientes y sus familiares, pero que los médicos y personal de blanco no pueden hacer nada ante la falta de insumos y medicamentos, pero que para nada se justifica una actitud violenta.

El Hospital Regional de Coronel Oviedo es un centro médico de referencia y acuden pacientes de varios puntos del país, se encuentra sobrecargado y no da abasto, no está preparado indicaron los médicos, prefiriendo omitir sus nombres por temor a represalias. Mañana el personal del Hospital hará brazos caídos por 20 minutos repudiando la situación.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...