Suiza se mete en la pelea

GINEBRA. Suiza derrotó a Irlanda por 2-0 y se mete en la pelea por las dos plazas de clasificación del grupo G para la Eurocopa-2020, en partido disputado este martes en Ginebra.

Suiza
Seferovic abrió el camino hacia el triunfo.EFE

El delantero suizo Haris Seferovic (16) y el defensa irlandés Shane Duffy en contra (90+3) fueron los autores de los goles que dejan a los suizos a un solo punto de Irlanda y Dinamarca, líderes de la llave.

Irlanda, que tenía la oportunidad de clasificarse este martes, tendrá que buscar ahora el pase en el decisivo partido contra Dinamarca el próximo 18 de noviembre en Dublín. Los daneses tendrán que jugar tres días antes contra Gibraltar, mientras que Suiza se medirá a Georgia y Gibraltar.

Sabiendo que para ellos era decisivo ganar, los suizos comenzaron dominando el encuentro y abrieron el marcador en la primera ocasión del encuentro: desde la media luna del área, Haris Seferovic se sacó un disparo seco y raso que se coló junto a la base del poste del arco irlandés (16).

PUBLICIDAD

Tras el gol, Suiza siguió controlando el ritmo del juego frente a un rival que sólo al final del primer tiempo dio un paso adelante, imponiendo su juego, aunque sin contar con jugadas claras para marcar.

Tras la pausa, los locales se volvieron a hacer con el control y tuvieron un par de claras oportunidades para sentenciar. La primera fue un cabezazo de Seferovic que despejó Darren Randolplp con una buena estirada (52) y la segunda fue otro remate de cabeza de Fabian Schar que escupió el palo y en el rebote Breel Embrolo disparó de zurda alto (63).

La mejor oportunidad, no obstante, fue el penal que señaló el árbitro por una mano de Seamus Coleman, que además supuso la expulsión del defensa, pero Ricardo Rodriguez no engañó a Randolph y el arquero irlandés detuvo el lanzamiento raso del suizo (77). Pese a jugar en inferioridad, los irlandeses lo intentaron hasta el final, pero sin opciones de provocar al menos un empate.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD