Luis Roberto Piazzini

Cargando...

El 8 de marzo de 1980, en su columna de Clarín de Buenos Aires, Miguel Najdorf comentó que conoció al maestro Luis Piazzini en la Olimpiada de Estocolmo 1937.   

Najdorf, que entonces representaba a su país natal, Polonia, escribió que los argentinos causaron extrañeza y un revuelo general, y que "los diarios publicaron una foto... (de los argentinos), con las más extravagantes conclusiones".   

La razón era que los integrantes del equipo argentino, con un ritual extraño, bebían un brebaje, ayudados de un artilugio desconocido, y se especulaba sobre su influencia en el excelente desempeño de los sudamericanos en la Olimpiada, los que, como se adivina, tomaban mate.   

EE.UU. ganó el torneo seguido de Hungría, mientras que el equipo argentino, formado por Luis Piazzini, Jacobo Bolbochán, Roberto Grau, Carlos Guimard e Isaías Pleci, terminó cuarto, empatado con el tercero Polonia, y además Carlos Guimard obtuvo la medalla de plata en el cuarto tablero e Isaías Pleci la de bronce en el de los suplentes.   

Luis Piazzini defendió con solidez el primer tablero y terminó con "+2", incluyendo victorias sobre primeras figuras como Tartakower y Reshevsky; posteriormente volvió a ocupar el primer tablero argentino en la Olimpiada de Buenos aires 1939.  

Luis Roberto Piazzini (Buenos Aires, 11 de mayo de 1905 - 24 de febrero de 1980) fue uno de los maestros argentinos más fuertes de la época anterior a la Olimpiada de 1939; fue campeón argentino en 1933, al derrotar a Jacobo Bolbochán, el campeón de 1931 y 1932, por 5½ a 2½.  

Piazzini había triunfado en el Torneo Mayor de 1933; en esos años ese era el requisito para desafiar al campeón vigente; Piazzini también fue campeón sudamericano en 1935.   

Era amigo de Max Euwe y José Raúl Capablanca, fue intermediario entre el cubano y Alekhine para que se realizara el match de revancha entre ellos, que lamentablemente no se pudo jugar.  

Piazzini tuvo dos hijos, Luis y Carmen. Fue cónsul de Argentina de 1956 a 1958 en Fráncfort, Alemania, y allí es donde vive su hija, la afamada pianista Carmen Piazzini.  

El escritor y pianista argentino Carlos Manso está escribiendo un libro sobre Carmen Piazzini y sus antepasados.  

Los Piazzini están muy vinculados a la música; el padre de Luis Piazzini fue el italiano Edmundo Piazzini, amigo de Puccini, que emigró a Argentina y fue un gran maestro de piano; en 1904 fue cofundador del Conservatorio de Música Thibaud-Piazzini, que inicialmente funcionó en los altos del Café Tortoni porteño; curiosamente mucho después, uno de los más precoces alumnos del conservatorio fue el rockero Charly García cuando contaba con 4 años.  

Su abuelo materno, Roberto Cano Díaz Vélez fue un empresario teatral y estanciero, dueño del Teatro Ópera de Buenos Aires.   

Como relata su hija Carmen: "… pianistas como Rubinstein, Backhaus, Kempff visitaban su casa, en la calle Arenales esquina Riobamba... Nuestro padre tenía una gran afición musical. Aprendió a tocar el piano, y yo creo que después del ajedrez, en su vida la música clásica fue lo más importante para él. Iba mucho al Colón y a conciertos. Las óperas y la música de cámara eran lo que más le gustaba. Para mi desarrollo en el piano, fue mi papá una de las personas más importantes".   

"El tango le gustaba mucho, pero Piazzolla no tanto", comentó su hija, que no obstante, además de su repertorio de música clásica, también interpreta a Piazzola.   

Yo lo conocí en mi adolescencia, cuando pasaba horas y horas en el Club Argentino de Ajedrez de Buenos Aires; fui consciente mucho después de que gracias a ese tiempo "perdido" fui muy afortunado por haber conocido a gente que ya son historia, como a entre otros, Miguel Najdorf y Luis Piazzini.  

Tengo clara imagen señorial de Piazzini, con su típico habano, y a veces su copa de vino tinto, en las habituales charlas y discusiones del Club Argentino (club del que fue campeón en 1952). Me producía admiración su visión lúcida y opinión convincente sobre los temas discutidos; tenía una conversación de la que brotaba inteligencia, afabilidad y cultura. Era un caballero; de ello fui testigo. Veamos dos ejemplos:   

En el Club Argentino hay un torneo llamado "Recordación", en homenaje a ex presidentes del club. Nunca se había cobrado inscripción por jugar, pero un año sí, y alguien escribió en un tablón del club: "¡Vergonzoso! ¡Es la primera vez que se cobra inscripción en el Torneo Recordación!", y firmó.   

Piazzini, con otra tinta, hizo una cruz sobre "vergonzoso" y también firmó.   

En una ocasión vi que intercedía en nombre de un socio del club que era crítico con la comisión directiva del Club Argentino.   

Esa directiva estaba tomando represalias sobre el crítico con una excusa al borde de lo legal, cuando la verdadera raíz del acoso eran sus opiniones adversas.   

El presidente le negó que esa fuera la causa de la persecución, pero un miembro de la junta directiva hizo un comentario que probaba que Piazzini tenía razón.  

Yo observaba la conversación, y me quedó grabado que a Piazzini no lo movía nada personal, no era amigo del represaliado; simplemente lo defendió porque vio que era una injusticia.   

Veamos una de las partidas del match en el que se consagró campeón argentino.   

Luis Piazzini – Jacobo Bolbochán   

Defensa Steinitz [C62], Buenos Aires (m/4), 1933  

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Cc3 Cf6 4.Ab5 d6 5.d4 Ad7 6.Axc6 [El gran compositor argentino Arnoldo Ellerman, conocido como "El rey del mate en Dos", en la revista "El Ajedrez Americano" de 1934 comentó: "Esto constituye el primer eslabón del plan ideado por Showalter y lo empleó Spielmann en su partida contra Maroczy en el torneo de Gotemburgo 1920. En general, el plan del blanco era seguir con el enroque corto y continuar la presión mediante un futuro avance del peón f."] 6...Axc6 7.Dd3 ["Esta simple jugada tiene sus proyecciones. En primer término, el adversario se verá obligado a ceder el centro o defenderlo en forma artificial y en segundo plano, se prepara el enroque largo, preludio de un avance de los peones en masa sobre el enroque", señaló Ellerman. Todavía es posible retrasar la cesión del centro con 7...Cd7, para a 8.d5 jugar la intermedia 8...Cc5, pero las blancas podrían jugar 8.Ae3, renovando la amenaza 9.d5.] 7...exd4 8.Cxd4 Ad7 [En el modelo clásico Nimzovich - Capablanca, San Petersburgo 1914, se jugó 8...g6 9.Cxc6?! (9.Ag5! es más fuerte, como se vio posteriormente) 9...bxc6 10.Da6, y las blancas ganan un peón, pero tras 10...Dd7 11.Db7 Tc8 12.Dxa7 Ag7 13.0–0 0–0 14.Da6 Tfe8 15.Dd3 De6! 16.f3 Cd7, la posición recuerda al Gambito Volga, el caballo va rumbo a c4, las torres irán a las columnas a y b, con buena compensación por el peón, Capablanca se impuso brillantemente. 8...Cd7 terminó mal para las negras tras 9.Cxc6 bxc6 10.Da6 Cb6 11.Db7 Rd7 12.Da6 12...Dc8 13.Dd7, se vio en Bogoljubow - Balla, Bad Pistyan 1922, y dando un gran salto en el tiempo tenemos 12...Ae7 13.a4 Af6 14.a5 Cc8 15.0–0 Te8 16.Dd3 De7 17.Ca4 Td8 18.Cc5+ Re8 19.Da6!, jugado en Grischuk - Ivanov, A, Dagomys 2010, en ambas partidas ganaron las blancas. Piazzini también se enfrentó a 8...Dd7, tras 9.f3 g6 10.Ae3 Ag7 11.0–0–0 a6 12.h4, las blancas ya están mejor preparadas para un ataque contra reyes situados en flancos opuestos, lo que indujo a las negras a cambiar de refugio para su monarca, luego de 12...h5 13.Rb1 0–0–0 14.Ag5, las blancas lograron ventaja y terminaron imponiéndose en Piazzini - Kahn, J, Buenos Aires 1959.] 9.f3 [Se controla g4 para jugar Ae3 y es un preludio del ataque con g4. Los citados Showalter, para vencer a Steinitz en Londres 1899, y Spielmann, para empatar con Maroczy en 1920, jugaron 9.Ag5.] 9...Ae7 10.Ae3 0–0 11.0–0–0 Te8 12.g4 Ac6?! ["No muy convincente, pero ya no hay problemas que resuelvan los problemas que se avecinan, Piazzini aplica un plan de lógico comienzo y vuelo imaginativo para el remate." (Najdorf)] 13.Cxc6 bxc6 14.Dc4 Cd7 15.f4 [Reviviendo la amenaza de tomar en c6, claro que no 15.Dxc6? por 15...Ce5] 15...c5 16.g5 Dc8 17.h4 Cb6 18.De2 Db7 19.h5 Af8




20.g6! [Sobre este golpe típico, muy habitual en el ataque a la bayoneta de la Defensa Siciliana, Najdorf comentó: "El golpe justo para abrir la posición. Ahora se abrirán líneas sobre el rey y podrá actuar toda la "artillería pesada."] 20...fxg6 21.hxg6 hxg6 [21...h6 cierra líneas, pero tras 22.f5, (para f6), 22...Ae7, Fritz 12 sugiere 23.e5! dxe5 24.Axh6 gxh6 25.Ce4, con ataque ganador.] 22.f5! [Abre más líneas para las piezas blancas.] 22...gxf5 23.Dh5 Te6 [A 23...Cc4 Ellerman indica la siguiente línea: 24.Dh7+ Rf7 25.Dxf5+ Rg8 26.Dh7+ Rf7 27.Tdf1+ Re7 28.Cd5+ Rd8 29.Ag5+ Rc8 30.Df5+ Rb8 31.b3 Cb6 32.Dxf8 Txf8 33.Txf8+, seguido de T1h8, ganando fácilmente.] 24.Tdf1! f4 [Tras 24...Cc4 25.Dh8+ Rf7 26.Txf5+ Tf6 27.Txf6+ las blancas llegan antes, por ejemplo 27...Rxf6 (o bien 27...gxf6 28.Th7+) 28.Cd5+ Rf7 29.Dh5+ g6 30.Tf1+, etc.] 25.Txf4 Th6 26.Df7+ Rh8 27.Txh6+ gxh6 28.Tg4 1-0.

Problema Nº 346

Juegan las blancas


Solución del problema Nº 345  

Blancas: Rb1, Df5, Te3, Tf2, Cb3, b2, c2, e4, f3, g6 (10)   

Negras: Rg7, Dc4, Ta6, Ta5, Cf6, a7, b4, d6, e5, h5 (10)  

Juegan las negras  

Vassily Ivanchuk obtuvo un impresionante triunfo en el Abierto de Gibraltar, con 9 puntos sobre 10 y una rating performance de 2.968 puntos, el segundo lugar fue para el británico Nigel Short, que también jugó muy bien, rindió como 2.883 puntos de Elo.  

El Tradewise Gibraltar Chess Festival, con más de 100 maestros titulados, se jugó en el Caleta Hotel, de Gibraltar, del 24 de enero al 3 de febrero, con un nuevo patrocinador principal, Tradewise Insurance Company Ltd, que permitió un fondo de premios de 126.000 Libras Esterlinas.  

En la posición del problema Ivanchuk se impuso con una sencilla pero muy bonita combinación.  

32...Dd4! [La dama es intocable y "toca todo", a la Te3, y amenaza mate con 33...Dd1+.] 33.Cxa5 Dd1+ 34.Ra2 Txa5+ 35.Rb3 Da1! 36.c3 Da4+ 37.Rc4 bxc3+ Y hay mate rápido tras por ejemplo 38.Rxc3 Tc5+ 39.Rd2 Tc2+ etc. 0–1  

Kotronias, V (2.599) - Ivanchuk, V (2.764), Gibraltar (5), 29.01.2011.
Enlance copiado
Content ...
Cargando ...