Uso de concentrado a grano entero para confinamiento de ganado

El engorde de animales en confinamiento es un desafío para el productor, la utilización de concentrado a grano entero mezclado con maíz de primera calidad, es una opción que Indabal presenta y sobre la cual nos habla el doctor José Vázquez, gerente de ventas.

El uso de concentrado con maíz a grano entero es una alternativa para los productores confinadores. Está demostrado que los bovinos aprovechan bien este sistema, y que deja un mayor porcentaje de carcaza en frigorífico.
El uso de concentrado con maíz a grano entero es una alternativa para los productores confinadores. Está demostrado que los bovinos aprovechan bien este sistema, y que deja un mayor porcentaje de carcaza en frigorífico.Archivo, ABC Color

Lograr mayores índices en la producción es el objetivo de los confinadores, ya que el precio no está acompañando, por tanto el doctor Vázquez explica, “como empresa dedicada al rubro de la nutrición animal, estamos muy comprometidos con los productores y buscando siempre la forma de ayudarlos a lograr su rentabilidad, y dentro de eso estamos trabajando fuertemente con la parte de confinamiento, y entre las alternativas que le ofrecemos está la utilización del concentrado con grano entero en un 15 por ciento mezclado con grano de maíz en un 85 por ciento, que está dando no solo resultados económicos, sino también una ganancia de peso de los animales muy interesante, acompañado con rendimientos de carcasas óptimos”.

Tecnología en un producto

No es un celular, pero podemos decir que dentro de este concentrado a grano entero hay mucha tecnología, pues se requirió de estudios y ajustes realizados por los técnicos de Indabal antes de lanzar el producto, favoreciendo a la mejor nutrición de los animales.

Cuando hablamos de concentrado a grano entero combinado con maíz, el productor que se dedica al confinamiento sabe que estamos hablando de cero forraje, y que está totalmente demostrado que el animal logra una mayor ganancia de peso, con un sistema más manejable y predecible que cuando se realiza con sistemas convencionales, para los cuales también tenemos productos especiales, destacó nuestro entrevistado.

Menor conversión es irreal

En cuanto a lo que muchos productores hablan, de que el ganado no convierte el grano entero, el especialista dijo, “un mito entre los productores confinadores, que gira en torno al uso de grano entero de maíz, y donde se habla de que el animal no procesa el maíz y se pierde en el bosteo. Y nosotros debemos desmitificar eso, pues tenemos demostrado que con la mezcla del concentrado con el maíz a grano entero, hay una buena digestibilidad de los animales y logra convertir los granos en carne de una manera muy eficaz, y si bien se da una pérdida de entre 2 a 3 por ciento en el bosteo, esto no representa algo significativo en relación a la ganancia de peso que obtienen los ejemplares. Es bueno recordar la importancia de una adaptación previa de los animales antes de recibir estas raciones.

Ganancia en números

En lo referente a los números, le pedimos al doctor Vázquez que nos explique, “En confinamiento, los animales para engorde entran con un peso aproximado de 270 kilos, y en 90 días debe llegar a los 430 a 450 kilos para ir a faena, entonces se estima de debe ganar 1 kilo 800 gramos por día, lo cual se logra con este sistema nutricional. Pero eso no es todo, pues está demostrado que un animal engordado a grano entero, logra un 2 a 3 por ciento más de rendimiento de carcaza a la hora de la faena, o sea, en el frigorífico se obtiene aproximadamente 20 kilos más de carne por animal, que se traduce en más ganancia para el productor”.

Finalmente el doctor José Vázquez explicó que están trabajando con los productores ayudándoles a crear sus proyectos para todo el año, haciendo números y buscando la mayor rentabilidad para los mismos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.